14 ago. 2015

Grande, Antinori y Soares (de izq. a
der.) en otra visita a La Retaguardia.
(Por La Retaguardia) Durante la última emisión del programa Sueños posibles, que conduce Alfredo Grande junto a Irene Antinori, Eduardo “El Negro” Soares aportó ideas para reflexionar sobre las nuevas tareas y desafíos del campo popular de cara al panorama electoral y a la gestión del próximo gobierno. Soáres es abogado, militante de los derechos humanos y patrocinador jurídico de presos políticos y víctimas de causas armadas; además, fue militante peronista en los años '70.


Juventud militante

“Hay un sector ideológicamente nacional y popular que coincide con nosotros en la lectura de lo que no queremos para la Argentina o el tipo de sociedad que buscamos y que quedará huérfano con el sciolismo”, planteó Soares en relación a los resultados de las internas abiertas. El abogado mencionó su militancia en el peronismo para diferenciarla del kirchnerismo: “No vemos el nivel de masa crítica que tenía la izquierda peronista en la década de setenta, vemos un nivel de sumisión absoluto. La última expresión de algún grado de independencia pudo haber sido Randazzo que le dijo que no a la presidenta. No así los jóvenes que la aplauden y que ahora lo aplauden a Scioli”.
Soares planteó estrategias para acercarse a los sectores desencantados con Scioli presidente:  “hay que sembrar ideas. Hay un sector con mucha composición juvenil que va a quedar bastante huérfano en el kirchnerismo al que hay que llegarle”. Para el abogado, la integración de los sectores que se van “desencantando” a las filas de la izquierda es un paso fundamental para acumular fuerza para enfrentar la intensificación de la represión y los ajustes que, a su criterio, se están gestando. “Los sectores populares tenemos que desplegar mayor poder de organización de la base social en cuanto este proyecto se consolide, que va a ser pronto”.

América Latina

“Dilma sube al gobierno con una faca en el cogote, por eso tiene los problemas que tiene. Y Scioli también. Estos problemas nos demuestran los límites del supuesto progresismo”, Soares encuentra las limitaciones de los modelos al alcance de la mano en los próximos períodos de gobierno. “Hay una guerra evidente en Paraguay entre los campesinos pobres y las grandes oligarquías latifundistas que no quiso resolver Lugo”. La Gremial de Abogados acompaña hace años a los presos políticos paraguayos. También se refirió a otros países de la región: “El retroceso en Uruguay y en Chile es tremendo. No solo la corrupción, intentar hacer un capitalismo bueno o progresista genera en la Argentina o en cualquier lado esto: 12 millones de tipos bajo la línea de pobreza.”
Sobre el final, "el Negro" dejó una opinión sobre la lucha anticapitalista, casi una consigna: “la liberación nacional nunca está separada de la liberación social. Es decir, la lucha antiimperialista no puede estar separada de la lucha anticapitalista”, explicó Soares para demostrar que, por ejemplo, la pelea contra los fondos buitre es netamente “verbal” si no se ataca al sistema financiero y político que estructura las reglas del juego.


0 comentarios:

Publicar un comentario