24 oct. 2015

La perita psicóloga fue condenada, acusada de modificar el dibujo de una nena e incidir en su relato para que incrimine a su progenitor por abuso sexual. Nuevamente aparece el Síndrome de Alienación Parental (SAP) como excusa para desestimar casos de abuso intrafamiliares. En el programa Sueños Posibles, que se emite por Radio La Retaguardia, Alfredo Grande e Irene Antinori entrevistaron a Daniela Lezcano, quien advirtió que este fallo puede crear un precedente peligroso. (Por La Retaguardia)

Foto: Daniela Lezcano junto al juez Carlos Rozansky.

“Síndrome de Alienación Judicial”, así calificó Alfredo Grande a la condena en primera instancia recibida por la perita psicóloga Daniela Lezcano hace pocos días de parte del Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Tandil.
“El fallo fue condenatorio, dieron lo que pedía el fiscal (Marcos Eguzquiza), creo que no llega a 2 años de condena de prisión en suspenso y 6 años de inhabilitación para ejercer cargos públicos. Obviamente a los 2 días se presentó el aviso del recurso de apelar en Casación, con lo cual si todo esto queda en suspenso puedo seguir trabajando en mi consultorio y trabajando en mi defensa también para revertir este fallo que ha sido realmente escandaloso”, afirmó Lezcano en diálogo con Sueños Posibles.
“Hemos compartido con algunos juristas el fallo –continuó– y realmente es lamentable porque se habla con total claridad del Síndrome de Alienación Parental. En su declaración, la doctora (Patricia) Perelló (abogada defensora del presunto abusador) lo dice abiertamente, dice que puede dar fe en su vasta carrera de defensa, como sabemos de pedófilos y femicidas, del gran porcentaje de falsas denuncias basadas en SAP donde apoyadas en este síndrome las madres tienen el único motivo de alejar a los padres hasta llegar a encarcelarlos y para ello – y lo dice textual – se apoyan en los favores profesionales de psicólogos y abogados. Este es el fundamento en el que se basó mi condena y la verdad que basarlo en esto no hace más que demostrar la inocencia, ya que está basado en algo que como sabemos no existe, que es escandaloso y que hay personas como esta abogada que impunemente pueden decirlo y hablar sin mostrar nada, porque ella ni siquiera podía definir el Síndrome, no sabía quién era el creador, ni nada, pero sí podía decir abiertamente ante un tribunal todos estos datos que sabemos que son todas mentiras, que sabemos que no hay nada que los avale pero que sí hacen mucho daño, porque esto puede sentar un precedente entonces no hay que quedarse quieto, hay que apelar con todos los fundamentos científicos, desde lo jurídico, desde lo profesional, y hasta los pronunciamientos políticos que tenemos en este sentido”.

Modus operandi

Apenas el tribunal dio a conocer la sentencia contra Lezcano, su abogado Carlos Zimerman adelantó en declaraciones a medios locales que tanto el fiscal como los jueces estaban en condiciones de ser llevados a juicio político: “realmente es muy grave lo que han hecho, no solo conmigo sino que están encubriendo el delito de abuso sexual de una niña, no hay que olvidar que acá hay dos causas. El fallo está plagado de irregularidades, usan el mismo modus operandi que por ahí han utilizado con el caso de Feliciana Bilat. El paralelismo con la condena es increíble, cómo dos tribunales diferentes utilizan el mismo modo para invisibilizar el abuso, es decir preguntaron tanto en mi causa como en la de esta mamá todos los informes de pericias de equipos docentes que podían hablar del abuso y lo confirmaban no fueron tenidos en cuenta y fueron invisibilizados de plano, y se apoyaron solamente en los testigos de parte del abusador en ambas causas, y desestimaron en el caso de la madre a la madre, y en mi caso desde mi conducta profesional, siempre el ataque a lo femenino. En las 2 causas se ve el mismo modo y es increíble cómo ellos van tejiendo una red de encubrimiento, y a mí ya me han condenado y a Feliciana ahora le inician una causa por falso testimonio, luego de haber absuelto al abusador de sus hijas, entonces están utilizando el mismo modo y nos están persiguiendo con esta figura del falso testimonio, a mi me suman este dibujo que alguien ha tocado”, aseveró Lezcano.
De todos modos, la licenciada destacó que tras la condena recibida la mayoría de los Colegios de Psicólogos se han mostrado muy solidarios: “por ejemplo el de Córdoba está redactando un comunicado, alguna forma de poder presentarse y acompañar en esta instancia, lo mismo el Colegio de provincia de Buenos Aires. Después conocemos que hay repudio al falso SAP de la mayoría de los colegios del país; digo la mayoría porque justamente al que yo pertenezco no se pronunció en repudio y a mí me sancionó administrativamente por esto mismo, basados en el SAP. O sea, el Colegio de Psicólogos de Azul al que yo pertenezco, tanto Tandil, Olavarría, Azul y distintas localidades más pequeñas pertenecemos a esa jurisdicción, es el que nunca se ha pronunciado. Antes de que este tema se debata en el ámbito del proceso judicial, ellos administrativamente me bloquearon la matrícula por 2 años, basados en SAP, en que induje a la niña. La sanción administrativa se fue apelando, tuve que hacer un recurso para litigar sin gastos porque todo es muy caro y pude seguir trabajando, ahora está en la Cámara Contencioso Administrativa de la provincia. Y ahora tenemos este fallo condenatorio pero no era para esperar otra cosa, estamos hablando del mismo departamento judicial, la misma zona, y las peritas en la asesoría pericial que hoy en día pueden ver SAP o decir que los niños no están abusados aquí en Tandil, y es justamente la presidenta de la comisión de ética que a mí me sanciona. Está todo muy junto”.
Lezcano, en tanto, destacó el trabajo de organizaciones de víctimas, de familiares autoconvocados, de los colegios profesionales de psicólogos que se han ido pronunciando, y de algunos jueces: “se llegaron a hacer dos jornadas en la Sindicatura General de Presidencia de la Nación (SIGEN), en abril de 2014 y la primera fue en noviembre de 2013; yo fui invitada, participé y pude exponer el caso, ya que estaba con todo este proceso, como también se expusieron los casos de Andrea Vázquez, los casos que hoy estamos acusadas de SAP”.

Próximos pasos

A los pocos días de la entrevista con Sueños Posibles, el abogado de Lezcano presentó la apelación ante la Cámara de Casación, por lo que la pelea de la psicóloga continúa, pero su lucha no es solo para clamar su inocencia: “hay que poner un freno a esto porque soy la primera psicóloga en el mundo a la;que se condena por SAP, no es poco, entonces si los profesionales no nos damos cuenta y no nos hermanamos… el letrado dice que estamos en condiciones, de hecho él es asesor en la Cámara de Senadores de la provincia y dice que está a nuestra disposición la comisión de investigación para jury, para que estas personas tengan que rendir cuentas porque no pueden estar en la justicia, es peligroso en serio, ¿qué otro psicólogo va a poner después un gancho en un informe, va a firmar o acompañar un testimonio?, es muy grave. No quiero que sea en vano esta lucha, hay que animarse y creo que como colegas tendrían que estar a la altura de decir que acompañan, a mí esto me parece que es por mí y por los que vienen. Eso es lo que yo pido como colaboración, cada uno sabrá hasta dónde se compromete, cuánto puede, pero están a su disposición las dos causas, la mía y la del abuso de la niña, para que puedan ser presentadas a la comisión de investigación y de juicio político de la Cámara de Senadores de la provincia. Y para eso no hay plazo tampoco. Cada uno sabrá qué es lo que quiere hacer, pero creo que el pronunciamiento debe ser en todos los sentidos. Y por otro lado, también pensar en unir fuerzas para poder pedir en este momento tan importante la imprescriptibilidad de los delitos a la integridad sexual, que demos un paso para la ley de protección profesional anti SAP, esto debe darse y luego de las jornadas en la SIGEN hemos tenido la respuesta de Cámara de Diputados y Senadores de un repudio y un pronunciamiento en contra del falso SAP, necesitamos una vuelta más de tuerca y que esto se transforme en ley para que no suceda más porque este no es un caso puntual”, finalizó la perito psicóloga Daniela Lezcano.
Su caso preocupa. Hasta aquí eran varias las denuncias de profesionales de la psicología que eran presionados con la invocación del SAP, pero la situación de Lezcano es la primera en llegar tan lejos. Es un caso testigo. Queda ver de qué. Si de una tendencia de la justicia a proteger a los abusadores; o si se convierte en un llamado de atención que permita ponerle un freno a estos fallos que tienen como objetivo defender a los culpables y desalentar a las víctimas y a quienes se comprometen con ellas.

1 comentarios:

  1. EXCELENTE YO LO SUFRIMOS ,COMO ABUELOS . QUE LE PEGABAMOS ,LE HICIERON DECIR A MI NIETITA ERA MUY CHIQUITA .

    ResponderEliminar