14 nov. 2015

Uno de los terrenos que la Legislatura pretende cederle a la Iglesia Católica es parte de una escuela pública en el barrio porteño de Caballito. Hablamos con Sonia Blanco, que integra la Cooperadora de la Escuela Nº3 “Primera Junta”, distrito escolar 7, que se encuentra en Avenida Rivadavia y Campichuelo. (Por La Retaguardia)

Foto: La escuela Primera Junta de Caballito va perdiendo terreno ante la Iglesia.
En setiembre pasado, la Legislatura porteña avanzó en la aprobación en primera lectura de un proyecto de ley a partir del que la Ciudad de Buenos Aires cede 18 de sus propiedades a la Iglesia Católica. Uno de esos terrenos es un predio que pertenece a la escuela pública “Primera Junta” de Caballito, sin embargo para la institución no se trata de un tema nuevo: “tomó como un poco más de seriedad y gravedad gracias a que en la comunidad tenemos padres allegados a la Legislatura que nos comentaron que dejó de ser un proyecto, o sea que el Gobierno de la Ciudad le cede a título gratuito y sin límite de años terrenos que actualmente ya están siendo ocupados por la iglesia. En nuestro caso es muy palpable y muy visible: si alguien pasa por Avenida Rivadavia va a ver que está la escuela pegada a la iglesia de Caacupé y que las parcelas que se van a ceder están siendo usadas por la escuela hoy en día, con una huerta y parte de un polideportivo”, explicó Sonia Blanco, miembro de la Cooperadora del “Primera Junta”.
“Queremos dejar muy en claro que no es una lucha o una pelea contra la Iglesia Católica o la curia, de hecho hay muchos chicos de la escuela que están haciendo catequesis ahí o van a talleres, el tema es que de repente nos vemos con un gobierno que a título gratuito y sin nosotros entender demasiado por qué cede espacios que la escuela usa”, agregó Blanco.
De todos modos, aclaró que no es la primera vez que tienen un problema con sus terrenos y la Iglesia de Caacupé: “uno considera como propio todo espacio de la escuela, es como que se transforma en nuestra segunda casa, y de repente ya años atrás en unas vacaciones de invierno se construyó sobre metros de la escuela un sector que se dedica ahora a talleres, que lo está usando Caacupé y ahora es avanzar todavía más, entonces nuestra preocupación es cuánto más... La escuela tiene adentro dos polideportivos con árboles muy grandes, una escuela con aire libre que para los chicos son increíbles las actividades de huerta, de recreación, de educación física que se pueden hacer ahí, entonces nos lleva a plantear el hecho de decir hoy más metros, ¿mañana seguiremos perdiendo más?”.
En el mismo sentido, Blanco señaló: “quizás en otros predios es como más fácil la división o quizás hasta se puede llegar a entender que en otros lugares hay años que la iglesia viene utilizando esos espacios y hasta quizás podría verse de una manera natural que si ya los vienen utilizando y es de manera correcta, cedérselos, pero por lo menos uno entiende que son proyectos que quizás es a medianoche, en una tanda enorme de otras leyes, que por lo menos paren y se tomen el trabajo de leer, de entender el plano y que en este proyecto, por lo menos en lo que atañe a nuestra escuela, estás cediendo parte de la escuela. La verdad que viene muy bien tener allegados a la Legislatura y padres que van viendo las publicaciones en su página web y que alertaron a la Cooperadora y a la dirección como para ponernos en movimiento, porque quizás hubiera pasado por alto y mañana nos encontramos con que nos construyen algo más dentro de la huerta”.
El próximo miércoles 18 de noviembre se hará una audiencia pública en la que se escucharán diferentes opiniones sobre este proyecto antes de que sea tratado en el recinto de la Legislatura para su aprobación definitiva (o no). Será a las 11.30, en el Salón Presidente Alfonsín del parlamento porteño, ubicado en Perú 160. Allí asistirá la comunidad educativa de la Escuela “Primera Junta”: “hay una gran movida en torno a la comunidad de ver si se puede parar en la Legislatura la semana que viene y si no después veremos qué otros pasos se pueden seguir”, finalizó Sonia Blanco en diálogo con La Retaguardia, sin perder las esperanzas de que la escuela pública no se achique más.

0 comentarios:

Publicar un comentario