3 nov. 2015

A la espera del veredicto del tribunal popular que se dará a conocer esta tarde, les dejamos este diálogo que sostuvimos ayer con el periodista especializado en pueblos originarios y lucha indígena Darío Aranda, que está realizando el seguimiento del proceso para el diario del juicio de Amnistía Internacional en Argentina y dialogó con La Retaguardia que sostiene la cobertura junto a La Caterva y Radio Zona Libre hasta el día de hoy, a horas del veredicto que se dará a conocer dentro de unos minutos. (Por La Retaguardia)

“Relmu contó el contexto de lo que sucedió aquel 28 de diciembre, contó su historia, dijo que se vio obligada a contar su historia personal. Aclaró que le pareció injusto, porque es parte de su intimidad, que su madre no tuvo la posibilidad de cuidarla y la dio en adopción y por eso ella tiene otro nombre y otro apellido pero cuando recupera su identidad se define como Relmu Ñamku” informó Aranda, que definió al testimonio como rico y conmovedor y destacó que pudo ver a los propios policías que hacían la seguridad conmovidos.
Aranda relató como fue increpado por Sandra González Taboada, la fiscal a cargo del caso: “Escribí una nota sobre el juicio para Página/12 la semana pasada. La fiscal que pide 15 años de cárcel para Relmu Ñamku por un piedrazo que además no está comprobado me encaró al final de la audiencia, me hizo venir a buscar por la policía porque quería hablar conmigo”. La funcionaria interpeló a Aranda, asegurando que su artículo era equivocado, y ante la explicación de él sobre su conocimiento y acompañamiento a la lucha indígena, la mujer aseguró que el escrito, entonces, era mentiroso: “Mi respuesta, por ende, fue que me estaba llamando mentiroso a mí, y se dio una suerte de discusión donde ella me quería llevar a su oficina y yo quería mantenerla en un lugar público, aunque estaba rodeado de policías. Si ese es un manejo con un periodista de Buenos Aires de un medio nacional, imaginen con el pueblo mapuche”.

A la espera del veredicto

Especulando sobre los resultados del juicio, Aranda reflexionó: “El fallo puede ser un fortalecimiento para muchas luchas, puede ser tomado por otras comunidades para tener menos miedo cuando se exige el respeto por los derechos. Somos concientes de que puede ser una peor noticia y provocar una criminalización mayor y de intentos de cárcel para los luchadores”. El periodista mencionó, además, que una sentencia condenatoria iría en sintonía con el contexto político nacional de giro represivo. Informó, por último, dónde pueden leerse sus crónicas sobre las audiencias del proceso: “Están a disposición en Amnistía Internacional, para ellos estoy haciendo la cobertura. La página es , ahí está el día a día de las audiencias. Los compañeros que trabajan en Argentina y empezaron a tomar muy fuerte algunos temas, como el aborto y pueblos indígenas. Siempre con un perfil muy bajo”. Para finalizar, Aranda destacó que el organismo tenía la intención de realizar una cobertura de conjunto con otros medios locales pero no fue posible por cuestiones de logística.
Escuchá la sentencia aquí.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario