16 nov. 2015

En la emisión de Enredando las mañanas del jueves 12 de noviembre nos comunicamos con Chapadmalal, donde integrantes de Familiares y Amigos de Luciano Arruga participaban del Programa Jóvenes y Memoria, que organiza la Comisión por la Memoria de la Provincia de Buenos Aires (CPM). Hablamos con Mauro, hermano menor de Luciano Arruga, que nos contó qué prepararon para este año y nos regalaron parte del audio con Oscar Castelnovo, de la Agencia Para la Libertad (integrante de la RNMA), que formó parte de su presentación en el Programa. (Por RNMA)

Un día antes de la exposición de su trabajo y mientras se organizaban para poder asistir a las actividades que el Programa ofrecía para ese jueves, como presentaciones de obras de teatro y también proyecciones de videos sobre violencia institucional, hablamos con Mauro, del Barrio 12 de octubre. Mauro es el hermano menor de Luciano Arruga y se refirió a lo que significa para él que muchos de los videos elaborados por jóvenes de distintas partes del país hablen de Luciano: “hay chicos de otros colegios y de otros barrios que tomaron el caso de Luciano como para representarlo en violencia institucional o gatillo fácil. A mí eso me enorgullece y me sorprende mucho que sea conocido el caso de mi hermano, me pone muy contento que los pibes puedan hablar de lo que le pasó a mi hermano”.
En relación al material que presentarían al día siguiente, Mauro detalló: “hicimos sobre contexto de encierro para menores y lo vamos a desarrollar en una radio abierta en un auditorio, donde vamos a presentar una entrevista que le hicimos a Oscar Castelnovo y a la mamá de Brian Núñez (joven que fue brutalmente torturado en julio de 2011 en el Complejo Penitenciario de Marcos Paz; su caso llegó a juicio y 4 agentes fueron condenados a 8 y 9 años de cárcel, mientras que otros 3 resultaron absueltos)”.
Desde hace tiempo, los Familiares y Amigos han tomado la radio alternativa como un medio fundamental para visibilizar la historia de Luciano; sin embargo se trata de una nueva experiencia para los jóvenes del Barrio 12 de octubre, ya que por ejemplo el año pasado habían presentado su trabajo en Chapadmalal en formato de video: “es el primer año que vamos a hacer radio y nos parece muy buena la idea, cada uno se formó en su parte”, explicó Mauro, que asiste al Programa Jóvenes y Memoria por cuarta vez. En cambio, otros compañeros del Barrio participaban por primera vez: “estamos contentos, felices y nerviosos por esta primera vez que hacemos radio”, agregó Mauro, que destacó la posibilidad de aprender compartiendo experiencias con chicos de otras zonas del país.
Hacia el final de la charla con Mauro le pedimos autorización para difundir una parte del trabajo elaborado por el Barrio 12 de octubre, que sería presentado al día siguiente en Chapadmalal.
“Nosotros somos los pibes del Barrio 12 de octubre de Lomas del Mirador de La Matanza. Siempre participamos del Programa Jóvenes y Memoria con diferentes proyectos, este año es sobre chicos en contexto de encierro. Se llama ‘Un pibe igual que vos’.

-Damián: Me gustaría saber en qué consiste tu trabajo.

-Oscar Castelnovo (Agencia Para la Libertad): Es un trabajo periodístico, básicamente de denuncia de todos los crímenes que cometen las fuerzas de seguridad, especialmente el servicio penitenciario o los servicios penitenciarios del país, tanto el Federal a nivel nacional como el provincial en Buenos Aires o en el resto de los distritos, porque son crímenes silenciados. Yo creo que no existe un ámbito donde se violen tanto los derechos humanos como en las prisiones. La cifra es espeluznante, tenemos un muerto cada 37 horas. Y en la cárcel nadie debería morir, porque estás privado de tu libertad ambulatoria supuestamente, no privado de la vida, de tu integridad, no tenés por qué estar sometido a torturas o al abandono de persona, o a enfermarte y que no te curen, y a toda la vulneración de tus derechos y de tu familia, por lo tanto es difícil porque la conocemos bien, es la Bonaerense y encima crean más policía, la local, la municipal, la de acá y la de allá, y todos sabemos que las policías son las principales organizaciones criminales, ellos regentean el delito. En la cárcel pasan cosas muy similares, el servicio recluta a presos para que actúen haciendo sus negocios e incluso tercerizan la violencia, se llaman coches bombas que explotan contra otros presos, y si vos querés hablar de seguridad, la cárcel en 200 años de existencia o un poco más que tienen en el mundo nunca han generado más seguridad, lo que han hecho es encerrar a los pobres. Estados Unidos es el país con mayor tasa de prisioneros, pero también el país con mayor tasa de delitos. En las cárceles también damos talleres de periodismo y expresión, hicimos un libro con las chicas de Ezeiza, y con presos de otros lugares del país.

-Nicolás: Te quiero preguntar algo más personal, ¿qué te motivó y qué te motiva a abordar esta temática?

-O.C.: Me lo han preguntado muchas veces y no sabía bien qué contestar, el tema es que yo ingresé a las cárceles por primera vez en 1983, todavía estaba la dictadura militar pero estaba en retirada, y entré a visitar a los presos políticos, a compañeros que habían participado de la lucha armada, compañeros del PRT que habían quedado presos en Devoto. Ingresamos como organismo de derechos humanos, logramos la visita que se mantuvo hasta que salió el último y después visité a cada compañero preso político porque lo tomé como periodista, me encargué de la temática, pero tanto ir a las cárceles a ver compañeros que eran militantes de organizaciones políticas, que estaban allí por combatir el sistema, me contacto con una realidad que sinceramente no fue lo que me motivó primero a ir a la cárcel, si vos rascás en el fondo de cada prisión hay una razón política, todo emana, todo deviene de la dinámica de la lucha de clases. Es decir que si alguien se va de vacaciones a Suecia y alguien va a estar preso en Devoto puede ser que eso también sea explicado por el sistema de desigualdad, entonces nos fuimos metiendo de a poco y así surgieron los talleres, las relaciones, los vínculos y hoy ya es nuestro tema porque pensamos que hay que tomarlo, pero lo grave es pensar que si nosotros somos simples periodistas, militantes, compañeros, por qué nosotros estamos tomando el tema cuando los que deberían tomarlo no lo están haciendo, no les importa, es hasta piantavotos tomar la defensa de los derechos humanos de los privados de libertad y aparte porque es un dolor que nos interpela, es el sector del pueblo más vulnerado, encima que estás excluido, encima de la pobreza, de la miseria, después tenés la represión y el encierro, estas son las razones que nos lleva a tomar el tema. Los políticos no solo que no lo hablan sino que proponen medidas más duras, más cárceles, actualmente hay más de 250 cárceles en el país, hay un número record de 70.000 presos en la Argentina. El ser humano que está preso en la cárcel no mejora, al contrario, salís excluido, resentido.

-Nahir: ¿Qué podés contarnos de lo que ocurre dentro de los institutos de menores teniendo en cuenta que últimamente los pibes y pibas privados de su libertad son noticia lamentablemente solo cuando pierden su vida en esas condiciones? 

-O.C.: Es un tema clave porque nosotros estamos vinculados a través de la información que brinda con la Procuración Penitenciaria de la Nación que es un organismo encargado de auditar a los servicios penitenciarios, a los sitios de encierro, sería como el Comité contra la Tortura en la provincia de Buenos Aires, el mismo organismo para las cárceles federales y los institutos de menores corresponden a esa esfera. Resulta que hasta ahora no permiten que nadie ingrese, entonces hace pocos meses murió Diego Borja y otro chico en contexto de incendio en una celda de castigo. Por la Convención de los Derechos del Niño, que se considera hasta los 18 años, ningún chico en el encierro puede ser aislado, sancionado con el aislamiento, y este chico lo había sido, fue aislado y recién lo fueron a atender cuando ya era inevitable su muerte. Es decir que los chicos van sufriendo la misma dinámica de represión que los adultos, por lo tanto ahí no hay reinserción. Por ejemplo, en Rosario el chico que supuestamente robo una cartera y los vecinos lo lincharon y le aplastaron la cabeza. Robar una cartera tiene como condena de 1 a 6 años pero matar alevosamente entre 50 a 1 es condena perpetua, pero ese chico probablemente necesitaba contención, estudio, deporte, teatro, necesitaba una mano y no un linchamiento.

La juventud de la 12 de Octubre va por donde pueda, con Luciano Arruga como bandera, intentando cambiar la realidad en esos barrios; al fin, queriendo cambiar su propia realidad.

ESCUCHAR O DESCARGAR EL AUDIO

0 comentarios:

Publicar un comentario