7 dic. 2015

El jueves 3 de diciembre acompañamos a las Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora en su 35° Marcha de la Resistencia. Escuchamos las palabras de Mirta Baravalle, Nora Cortiñas y Elia Espen pocos minutos antes de que una intensa lluvia cayera sobre la Plaza de Mayo donde las Madres continuaron igual haciendo su ronda alrededor de la Pirámide de Mayo. (Por La Retaguardia)


Foto:  Edu Nachman lee una poesía de la hija de Mirta Baravalle (Jorgelina Mendez)
Con una mayor presencia de concurrentes que otros años, la conducción del acto estuvo a cargo de Liliana Daunes y Eduardo Nachman y por el escenario previo al inicio de la Marcha se escucharon muchas voces de resistencia, las principales: Mirta, Norita, Elia.

“Grito, atenuar el grito, no quiero con estridente silencio alterar su rumbo, no quiero ni una brizna de su centro, alegar su esencia no quiero, con cantos esclavos no quiero ni puedo, no puedo ir queriendo, no me gusta parir gritos, prefiero nenes traviesos, hadas justicieras, brujas sabias, buenas, demonios valientes con la verdad por bandera, prefiero unicornios azules, viajar con ellos a las estrellas, ver sembrada de amor, de esperanza la tierra entera, pero hasta mi ventana, aquí, en este pueblo que me alberga llegan alaridos de tristeza, destrucción arbitraria como ordenan los señores de la guerra, la injusticia asesina, sueños de paz, de nobleza, se yergue blanca, fría, consumida en su miseria, estéril por el odio que la nutre, la alienta, infinitos tentáculos arroja en cada recoveco de la tierra, medusa maldita por millones de tinieblas, cómo callar el grito que me estalla, me desmiembra, sé que gritaré aún cuando solo huesos, cenizas, polvo, nada sea…”

Edu Nachman leyó esta poesía escrita por Verónica, hija de Mirta Baravalle. La Madre de Plaza de Mayo-Línea Fundadora tomó luego el micrófono: “en sus poesías, Verónica concentraba todo el dolor, la desesperación, el recuerdo y la no presencia de su hermana, y me parecía hacerla presente a Verónica como una de las hermanas que perdió a su hermana y que era parte de su vida y el centro nuestro del núcleo familiar. Como sé que estamos con personas que queremos y que de alguna manera pienso que también nos quieren, yo quería que Verónica también participara de este encuentro. Gracias y seguimos en la búsqueda de la verdad y la justicia”.

Resistiendo en la calle

Luego fue el turno de Nora Cortiñas quien aclaró que la consigna principal de esta 35º Marcha era el apoyo a los juicios: “no salió en los diarios, pero estamos apoyando a full los juicios que no es venganza, de paso le contestamos al diario La Nación, que nunca las madres, los organismos de derechos humanos empleamos venganza, seguimos reclamando y lo hacemos desde hace 35 años de marchas de resistencia y que no tiene nada de raro que lo hagamos este fin de año. Siempre cuando se acerca el día de la declaración de los derechos humanos hacemos esta marcha de la resistencia, antes las hacíamos de 24 horas pero podremos estar un poco disculpadas ya que 24 horas no aguantan los que nos siguen, pero es una marcha programada y si ahora caen chaparrones y San Pedro no quiere que estemos, bueno, seguiremos cantando bajo la lluvia”, afirmó Nora adelantándose a lo que ocurría pocos minutos más tarde cuando finalmente la tormenta se desencadenara sobre la Ciudad de Buenos Aires.
En relación a los juicios por delitos de lesa humanidad, Cortiñas continuó: “queremos que sigan hasta que no quede ni un militar y civil impune en nuestro país, porque estamos ya en la era de los civiles también, no queremos que quede nadie impune porque ellos también provocaron muerte, tristeza, pobreza, entonces también son responsables, no queremos más Terrorismo de Estado, no queremos más que haya un país donde se desaparezca a la gente, donde se la tortura, se la arroje al río o al mar en esos vuelos terribles imitación de los nazis, no queremos más que los campos de concentración, que nunca más se apropien de los bebés de las mujeres embarazadas que están en ese cautiverio, y esos bebés que pedimos desde acá como lo hacemos siempre a los jueces y ojalá que nos escuchen y que abran las gavetas y digan a quién le entregaron los bebés nacidos en el cautiverio de esas madres con esas falsas adopciones. Es hora ya que en la Argentina que transitamos más de 30 años de gobierno constitucional respetando todos los que estamos acá, todo el pueblo, la democracia y un estado constitucional, entonces porque no queremos seguir en esta discusión sobre si pedir es venganza, que no es verdad, queremos decir que se abran los archivos, que nos digan qué pasó con todos los detenidos desaparecidos, queremos toda la verdad y toda la justicia, tenemos toda la memoria para poder seguir encontrándonos, y como hicimos con todos los gobiernos constitucionales valorar, como valoramos los juicios porque en los juicios tenemos unos testigos de lujo, solidarios, que no se olvidaron de sus compañeros y compañeras que quedaron en ese infierno soterrados, tenemos jueces y juezas, abogados, fiscales, hombres y mujeres que están caminando el paso de la justicia dejando una huella de que se puede, se puede, quiere decir que vamos bien, no vamos a permitir que nos avasallen este logro que tuvimos hasta ahora, no vamos a permitir que se tire abajo todo lo que se avanzó, vamos a seguir luchando y vamos a seguir, día por día, todos juntos”.
En este punto, Cortiñas pidió: “no nos peleemos más por diferencias políticas, no nos peleemos más porque el país necesita que estemos juntos para que esa vida digna que se pide todos los días para los 40 millones de habitantes se dé, para que haya vida digna para todos, hombres y mujeres, para que los niños no tengan que ir a trabajar desde chiquitos al lado de sus padres, que puedan ir a la escuela, tener educación. Todos los que fuimos iguales estos años, caminando y logrando lo vamos a defender y lo que falta, que es mucho, tenemos que seguir y tenemos que seguir apoyando a las comunidades indígenas que hasta el día de hoy estuvieron esperando un oído de la presidenta para que los escuchara y decirle que estaban reclamando ni más ni menos que su tierra, su territorio, ni más ni menos, entonces que sean escuchados. Yo tengo esperanza de que antes del 9 de diciembre, por qué no, la presidente los reciba, por qué esperar que por ahí sea la política de otro lado la que tenga que mover esta situación tan grave, entonces tengamos esperanza, pero también pensemos que el gobierno que viene, que nosotras no tenemos por qué en este momento opinar qué va a hacer o no va a hacer, sino esperar porque ya está de parte nuestra salir a la calle cada vez que tengamos que criticar o reclamar, y no quedarnos adentro de nuestra casa, todo siempre lo hicimos con fuerza, sin venganza pero convencidas, así que yo creo que esta marcha que es de la resistencia pero que no es contra nadie sino a favor de la democracia, de la libertad, la justicia y la verdad y de este camino de memoria que estamos haciendo… entonces mirémonos a los ojos y digamos que hay que forjar este país que nuestros hijos e hijas, y antes que ellos, esas luchas juveniles que querían esa vida digna para todos y todas se realice, que podamos vivir sin tropezarnos con gente durmiendo en la calle, o niños en el tren dando papelitos, queremos para todos la felicidad y la felicidad es que haya trabajo digno para todos, sueldo digno, vivienda, el alimento, la educación, todo para todos y todas”.

Respuestas

Antes del inicio de la marcha, Elia Espen pidió decir unas pocas palabras: “un Estado nos llevó a nuestros hijos e hijas y nosotras queremos que el Estado que sea nos dé respuesta de qué pasó con cada uno de ellos, quiénes fueron los que fueron causantes de esas desapariciones y por qué se los llevaron, eso queremos, respuestas y seguiremos en esa lucha y en esa convicción de querer respuestas”.
El cierre del acto fue colectivo, todos los presentes gritaron junto a Nora, Mirta y Elia: “30.000 detenidos desaparecidos, presentes, ahora y siempre. Hasta la victoria siempre, venceremos”.


0 comentarios:

Publicar un comentario