31 dic. 2015

A las 12 del mediodía de hoy se cumplieron las 24 horas que dio el fiscal Víctor Chapero para “desbloquear” el ingreso al predio de la multinacional Monsanto, ocupado hace más de 2 años por un acampe de la Asamblea Malvinas por la Vida.  El grupo activista ya comunicó su decisión de resistir a un posible desalojo luego de realizar una asamblea en el lugar ayer a las 19. Fernando Tebele y Eugenia Otero, por La Retaguardia, dialogaron anoche con Darío Ávila, abogado del grupo Madres de Barrio Ituzaingó que denuncian la contaminación de los agrotóxicos y colaborador de la Asamblea Malvinas por la Vida. (Por La Retaguardia)

“En el día de la fecha les llegó una cédula de notificación a los chicos que están en el acampe. Es una orden judicial emitida por el fiscal de instrucción, doctor Víctor Hugo Chapero. Allí les ordena que en el término de 24 horas permitan la libre circulación de personas y de cosas, sin mayores precisiones sobre cuál es el tipo de cosas”, explicó Ávila. El abogado detalló que en el escrito se ordena también la libre circulación de personas y cosas: “Si la asamblea no lo permite, se reservan la potestad de recurrir a las fuerzas públicas para proceder al desalojo y la remoción de los elementos. A partir de la notificación nosotros trabamos para hacer una presentación judicial mañana temprano (por esta mañana). No es aleatorio que un fiscal dicte una orden de estas características en este momento, a punto de ingresar a una feria judicial”. Según Ávila, el panorama es mucho más adverso en estas circunstancias, pues hay que solicitar la apertura de la feria para darle curso a sus presentaciones.
“Es una medida absolutamente arbitraria e ilegal porque se da de bruces y completamente contra una resolución judicial. Aquí hay un fallo y una cámara que hicieron lugar a un recurso de amparo a favor de los vecinos de la Asamblea y que ordenó a la municipalidad no emitir autorizaciones a favor de Monsanto hasta tanto Monsanto no presente un nuevo estudio del impacto ambiental que sea público”, contó, y agregó que por esa orden precedente debe mantenerse suspendida cualquier tipo de actividad de la empresa: “Con notificación de remoción y de ingreso de personas y de cosas se permite a Monsanto que avance con su obra, algo que está expresamente prohibido por la justicia. Es una resolución claramente contradictoria y por lo tanto vulnera el fallo emitido a favor de los vecinos y la asamblea. Vamos a pedir concretamente la nulidad y que no se ejecute esa orden de desalojo”.
El acampe ya lleva 2 años y ya hubo episodios de represión anteriormente. La denuncia actual es formulada por Ignacio Soria, uno de los abogados apoderados de la empresa Monsanto. Ávila detalló que “son más de treinta las presentaciones realizadas contra el acampe, pero ningún fiscal tomó la decisión que acaba de tomar Chapero porque, hasta lo que podíamos advertir, había un consenso de muy buen criterio entre los fiscales de entender que el reclamo de los vecinos del acampe que realizan una medida absolutamente pacífica”. El abogado definió al conflicto como político y aseveró que, por lo tanto, la resolución está fuera del alcance judicial: “Por eso que no hubo de parte de otros funcionarios una predisposición a hacer prosperar las denuncias realizadas contra nosotros. Esta medida es tomada de forma absolutamente deliberada por la época propia del año, sabemos que las peores decisiones en estos ámbitos se toman en los meses de enero y febrero”.
Asentado en sus fundamentos, Ávila aseguró que confía en que no se producirá el desalojo. “Hay toda una serie de circunstancias anteriores que deberían y podrían evitar llegar a esta decisión penal. Hay una intencionalidad de tomar una decisión penal sobre un problema que ya está resuelto por otra instancia de la justicia. El fiscal se arroga potestades que le corresponden a otro organismo netamente administrativo como por ejemplo la secretaría de Ambiente”, aseguró. El abogado concluyó definiendo al accionar del fiscal como “a contrapelo de cuestiones generales del derecho que nos dan argumentos jurídicos y técnicos para revertir esta situación. Ojalá que no sea necesario sufrir a la fuerza pública desalojándonos, esto sería un verdadero despropósito”, finalizó.
Esta mañana ser realizó una conferencia de prensa en el bloqueo y acampe, en el que los asambleístas dijeron que mientras "la legalidad no existe para quienes defendemos la vida, sí existe para las multinacionales como Monsanto". A la vez hicieron responsable al gobernador Schiaretti y al presidente Macri "por lo que pudiera pasarnos", si el juez atiende el pedido del fiscal e intenta desalojar. "Que quede claro que vamos a resistir. Si viene la policía, no vamos a dejar pasar a nadie, por lo que nos van a golpear, porque no estamos armados", aseguró Sofía Gatica, referente del espacio.


0 comentarios:

Publicar un comentario