1 dic. 2015

Daniel Solano está desparecido desde hace 4 años. Su secuestro develó la trama de trata de personas que se esconde detrás del "trabajo golondrina". El miércoles 19 tenían que declarar dos empresarios. Unas horas después se supo que no lo hicieron. En el Enredando las Mañanas dialogamos con el abogado de la causa Daniel Solano, con la prima del joven y con una militante de la causa. (Por RNMA)


Leandro Aparicio, uno de los abogados que lleva adelante junto a Sergio Heredia la investigación por la desaparición forzada de Daniel Solano, contó que esta causa que imputa a los empresarios por el delito de trata de personas fue iniciada por ellos, a partir de chocarse en su recorrido con centenares de víctimas de las empresas terciarizadoras.
El miércoles 19 se presentaron a declarar en Fiske Menuko –General Roca, Río Negro-, a pocos kilómetros de Choele Choel, los empresarios Adrian Lapenta y Pablo Mercado, dueños de lo que fue Agrocosecha, quienes contrataron al joven Solano –y a muchísimos otros jóvenes- para que trabajara en el negocio de la fruta para la multinacional Expofrut. “Los traen engañados desde Salta, Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero, prometiéndoles condiciones que no son las que después aparecen realmente”, explicó Aparicio y aseguró: “Uatre (el gremio que debiera defender sus derechos como trabajadores rurales) está con la patronal, la policía es el brazo armado de los patrones, la mujer que estaba a cargo de la Secretaría de trabajo –doctora Constanzo- era amante de Lapenta y abogada de la empresa, el fiscal Borato que ahora es juez no investigó en las primeras etapas, no procesó a nadie por nada y encubrió”, entre otras denuncias.
“Todo esto es posible por la acción del Estado, que es el brazo armado de los responsables de la trata de personas”, señaló.
El abogado lamentó que no se les permitió estar presentes durante las declaraciones, y que pese a que habían solicitado su detención los empresarios se fueron a sus casas después de la audiencia. También señaló que hay otros dos empresarios imputados que no se presentaron.
Al día siguiente, se supo que ni Lapenta ni Mercado hablaron.
Marcela Torres, una de las militantes de la causa por la aparición de Daniel Solano que acompaña a la familia desde los primeros y más duros momentos, dijo que quienes los empresarios “son los autores intelectuales de la desaparición de Daniel Solano” y “son los delincuentes más grandes que tiene esta causa”.
La joven dijo también que “la salud de Gualberto está deteriorada, está cansado pero sigue en pie, y va a seguir hasta que podamos dar con justicia y con los restos de Daniel”, en relación al padre del desaparecido, que permanece en un acampe frente al juzgado de Choele Choel desde el 2011.
La prima de Daniel Solano aseguró que “para nosotros que declaren estas personas es una luz en el camino”, antes de saber que no habían declarado, y remarcó que “no estafaron solamente a Daniel, sino a otro montón de chicos que vino del norte a trabajar”.  Para concluir, destacó que “han sido cuatro años de espera, pero seguimos esperando que no pase más tiempo y que se haga lo que se tiene que hacer, que la justicia actúe como tiene que actuar”.
Un día después de la audiencia, dejaron en el acampe de la familia y sobre una foto de Daniel, un manojo de huesos que no puede interpretarse de otra forma que como un mensaje mafioso.

ESCUCHAR O DESCARGAR EL AUDIO

0 comentarios:

Publicar un comentario