22 dic. 2015

Dialogamos con Martina Noailles, editora del periódico Sur Capitalino, sobre el futuro inmediato de los terrenos de Casa Amarilla, un espacio hasta ahora público donde el club de fútbol quiere hacer un nuevo megaestadio gracias a la ayudita del PRO en el gobierno de la Ciudad y en la Legislatura porteña. (Por La Retaguardia)

Fotos: los vecinos del barrio se movilizaron (La Boca resiste y propone-Sur Capitalino)

Antiguamente el predio de Casa Amarilla, en tanto espacio público, ocupaba muchas hectáreas en el barrio porteño de La Boca, pero algo cambió: “hace más o menos 15 años la Ciudad le cedió un sector de ese terreno al Club Boca Juniors -a dirigencias anteriores al macrismo- donde Boca hizo la Bombonerita, donde actualmente entrena la primera, cortó una calle para hacer unos estacionamientos privados y nunca le devolvió nada a la Ciudad a pesar de un juicio. Todo un sector de lo que es Casa Amarilla ya lo tiene Boca, quedaban unas 6 manzanas que siempre fueron públicas, de la Ciudad de Buenos Aires, que en un momento pasaron al Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC). En una parte se hizo un complejo habitacional adjudicado de forma muy oscura, del que ya se inauguró un primer edificio que está sobre la Avenida Almirante Brown que es la principal de La Boca. Detrás quedaron todavía varias hectáreas que son más o menos unas 3 manzanas, que hasta ahora seguían siendo el campito para los vecinos, donde juegan al fútbol los chicos porque no hay muchas plazas ni espacios públicos para los pibes, tampoco hay clubes que los dejen pelotear, ahí ensayan chicas que hacen candombe, hay como diferentes actividades culturales, deportivas, recreativas, asaditos los fines de semana, claramente es un espacio público”, detalló Martina Noailles a La Retaguardia. 

¿Cancha nueva?

La vecina del barrio y editora del periódico de la zona, Sur Capitalino, contó que en 2010 la Legislatura aprobó en una de sus típicas madrugadas de última sesión del año el traspaso de varios terrenos del IVC a la Corporación del Sur, que es una empresa del Estado que administra tierras que son de la Ciudad: “en ese momento Mauricio Macri hizo un decreto en el que decía que esas tierras debían ser de utilidad pública, pero la Corporación del Sur, que es como que administra esos terrenos y los pueden ceder o vender, recibió una propuesta de compra. Se trata de una propuesta privada firmada por Daniel Angelici, el presidente reelecto de Boca Juniors, en la que ofrece comprar esos terrenos a bastante bajo precio y en muchas y cómodas cuotas, con tasas muy bajas. Dice que ahí van a hacer muchas cosas: espacios deportivos, el museo de Boca, un paseo xeneize. En sus promesas de campaña mencionó desde traer un tren de Retiro hasta la cancha, hasta hacer una nueva cancha para el club ya que no iba a agrandar la que estaba. El proyecto no dice que la cancha la vayan a hacer en el campito, pero todos sabemos que la van a hacer ahí; no lo dice por escrito en ese papel, pero sí dice que la otra cancha les queda chica, y todos los que escuchamos hablar a Angelici sabemos que promete todo el tiempo hacer una cancha en ese lugar, que es un terreno público usado por los vecinos a quienes obviamente no se les consultó”.
Noailles relató que hace algunos meses los vecinos realizaron una marcha al ministerio al que la Corporación del Sur le había consultado qué le parecía este proyecto: “una funcionaria de alto rango, llamada Silvia Alves, prometió a los representantes de los vecinos que no iba a hacer nada con esos terrenos sin consulta pública previa, pero hace algunos días nos enteramos que la Corporación del Sur ya envío a licitación y que el 19 de enero se abren los sobres para que estos terrenos pasen a manos privadas y que Boca tiene privilegio por haber sido quien presentó el proyecto, O sea que la apertura de los sobres es una cuestión formal, porque ya saben que se lo van a dar a Boca”.
La periodista explicó que en paralelo se presentó un proyecto de ley en la Legislatura de la Ciudad, cuyo autor es quien estaba en la vicepresidencia de Boca, ex legislador del PRO, Oscar Moscariello, en el que se propone rezonificar esos terrenos: “lo que sucede es que así como están no podrían hacer una cancha. Este proyecto todavía no salió pero es probable que apenas Boca compre, la rezonificación sea un hecho y esté todo listo para la construcción de una nueva cancha sin estudio de impacto ambiental, sin consultar a los vecinos, quitándoles un espacio que es de todos. Esto no quiere decir que vuelvan la actual Bombonera un espacio público ni tampoco van a devolver nada al barrio, como en aquel momento cuando se les cedieron tierras habían quedado en que se las iban a devolver al barrio social y deportivamente como un gesto, esto nunca ocurrió. Sabemos que Boca es un club súper elitista, para ser socio tenés que tener tarjeta de crédito, donde los pibes jamás tienen una beca para hacer nada, así que ahora que compran los terrenos mucho menos van a hacer algo para los vecinos. Muy complicado todo y más en este contexto donde tienen prácticamente todo lo político, es muy difícil poder oponerse”, advirtió Noailles.
Sin dudas el barrio de La Boca es muy popular, sin embargo solo cuenta con dos plazas: “hay una tercera un poco más alejada, y está el Parque Lezama que en realidad se ubica en el borde, ya no es La Boca, por el que también se peleó mucho para que no se enrejara. Esa por ahora se ganó, y muestra también que el Parque está bien, que no hacía falta enrejarlo pero tardaron más de un año en arreglarlo cuando decían que lo iban a hacer en 3 meses. Así que para los vecinos perder el campito es una gran pérdida, da mucha lástima porque es un espacio donde se hacen muchas actividades del barrio”, afirmó Noailles.
De todos modos, la periodista adelantó que la semana que viene los vecinos y un grupo de abogados presentarán un amparo a ver si se puede frenar la licitación: “lo veo complicado –aclaró– porque también tienen la justicia. El panorama es oscuro pero muestra un poco este atropello, la manera de hacer y ser que tiene el macrismo y que también lo están mostrando ahora en el país, lo que pasa es que nosotros estamos acostumbrados a verlo en la Ciudad”.

0 comentarios:

Publicar un comentario