19 dic. 2015

Este martes 22 de diciembre se realizará una audiencia en la Cámara de Apelaciones, en la que los abogados del joven, que continúa peleando por su vida tras recibir tres disparos del agente de la Policía Metropolitana, expondrán los fundamentos por los que Ricardo Ayala no debe permanecer en libertad. Los detalles del caso, que ya fue olvidado por los medios tradicionales, en esta entrevista con la periodista Martina Noailles. (Por La Retaguardia)

“El policía Ayala está en libertad, procesado por el juez de primera instancia (Osvaldo Rappa), pero los abogados de Lucas apelaron y la audiencia es el martes en la Cámara de Apelaciones. Ahí van a exponer los argumentos de por qué les parece que no debería estar esperando el juicio en libertad”, explicó Martina Noailles, editora periodística de Sur Capitalino, el periódico barrial de La Boca.
Noailles expresó que los argumentos del juez resultaron bastante contradictorios: “procesa a Ayala, dice que le parece que hay una tentativa de homicidio, pero a la vez argumenta que en realidad hubo un cierto exceso en legítima defensa, entonces legalmente él mismo se contradice porque si vos estás queriendo matar no te estás defendiendo. Además, en todo el fallo no dice defenderse de qué. En principio dice que no hay ninguna prueba que diga que Lucas estaba armado, solamente que pareciera haber una discusión de palabra entre los dos y que Ayala le dispara tres tiros, así que no sé de qué se estaba defendiendo si Lucas no tenía arma. Todo esto es lo que van a llevar a la apelación los abogados a ver qué decide la Cámara, es decir, es apelar la excarcelación pero también apelar ciertos puntos de cómo lo procesó”.
Cabe recordar que el lunes 9 de noviembre, Lucas Cabello fue baleado en la esquina de Martín Rodríguez y Villafañe, en La Boca, por el agente metropolitano Ricardo Ayala, tras haber ido a comprar un sándwich a un kiosco. Tras 2 semanas detenido, el policía fue liberado y espera la realización del juicio en libertad.
Desde el momento de la agresión, Cabello permanece internado en el Hospital Argerich y su estado de salud continúa siendo grave. Al respecto, Noailles detalló: “Lucas salió de terapia intensiva, está en una terapia intermedia, no lo operaron de la médula todavía porque no parecía ser el momento; está en rehabilitación para ver si logra recuperar la movilidad en los cuatro miembros, en principio sabemos que había empezado a mover algo de los brazos y las manos, muy de a poquito, y creo que no los miembros inferiores”.
La expectativa de la familia y los vecinos está depositada en la audiencia del martes 22 de diciembre, en la que se intentará conseguir que Ayala vuelva a ser detenido hasta la instancia de juicio. Mientras tanto, Lucas Cabello sigue peleando por recuperarse de las heridas provocadas por las tres balas policiales.

0 comentarios:

Publicar un comentario