19 dic. 2015

Representantes de comunidades indígenas de todo el país se reunieron el jueves con el presidente Mauricio Macri. Dentro de la comitiva estuvieron el referente qom Félix Díaz y la mapuce Relmu Ñamku, que atravesó en los últimos dos años un procesamiento por tentativa de homicidio por un enfrentamiento que sostuvo junto a sus compañeros contra la petrolera Apache Corporation, ahora parte de la YPF estatizada, que intentaba explotar el territorio de su comunidad. Ñamku dialogó con Victoria Torres, Gustavo Campana y Fernando Tebele en el programa Uno nunca sabe, de AM 750. (Por La Retaguardia)

Foto: Relmu le habla al presidente Macri (Reinaldo Ortega)

“Nosotros sostenemos que el diálogo es la herramienta fundamental para resolver muchos de los conflictos que hoy tenemos los pueblos originarios. Lo que ocurrió el jueves fue un primer paso en este marco. Esta nueva gestión nos recibe a las más de 38 naciones originarias del país para comenzar esta comunicación que para nosotros es ansiada y esperada teniendo en cuenta las situaciones crudas, difíciles y duras que atravesamos en nuestros territorios en todo el país”, explicó Ñamku sobre el objetivo principal de reunirse con el poder ejecutivo. La militante aseguró que, en principio, el balance es positivo, pues vienen de territorios en situación de emergencia por la explotación y el avasallamiento: “Venimos arrinconados y en situaciones muy tristes a lo largo de todo el país y que lamentablemente los gobiernos anteriores no supieron resolver y no pudieron dar vuelta definitivamente esa página”.

¿Le creen a Macri?

Consultada acerca de si creen que el PRO, un gobierno más a la derecha que el del FpV, va a solucionar sus problemas, Ñamku planteó lo siguiente: “Un gobierno de derecha, de izquierda, de centro izquierda o el nombre que le quieran poner, para nosotros es totalmente lo mismo. El gobierno anterior se mostraba como un gobierno popular y nunca atendió la cuestión indígena como debía y podemos decir que después de 12 años tenemos un saldo de numerosas muertes de referentes indígenas oponiéndose al modelo extractivista”. La militante recordó que, junto a Martín Maliqueo y Mauricio Raín, salió hace días de un juicio por oponerse a la explotación de su territorio y dejó en claro que conoce las intenciones de Macri sobre el extractivismo y comprende que el presidente querrá profundizar e incrementar la práctica. “Creemos que se puede avanzar en algunas cuestiones siempre que sea en el marco de los derechos que tenemos y esa fue una de las exigencias para abrirnos a esta instancia con el gobierno. Que todo lo que avancemos sea respetando todos los derechos que nos hemos ganado”, dijo. Uno de los principales reclamos que presentaron a Macri fue, según desarrolló Ñamki, “la reglamentación del derecho a la consulta que es una herramienta fundamental para los pueblos para frenar estos proyectos que pretenden desembarcar y ampliarse en territorio indígena. Pedimos una mesa de diálogo permanente con representación de todas las comunidades para comenzar a trabajar en este proyecto. Es un desafío porque no hemos podido trabajar para construir una política que nos contenga”. Ñamku planteó que los pueblos indígenas “tenemos que ser actores principales. Ese diálogo permanente se aceptó, es un hecho. Ahora estamos a minutos de entrar a una reunión en el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) para darle continuidad a los puntos que comenzamos a conversar ayer”, reveló en relación a la reunión del jueves.

¿Felix Díaz al INAI?


Los originarios en la reunión en
Casa Rosada (Foto: Reinaldo Ortega)
Uno de los ofrecimientos del gobierno nacional y su secretaría de Derechos Humanos al momento de levantar el acampe fue que una figura que las comunidades pudieran designar estuviera al frente del INAI. Sobre ese punto, Ñamku declaró: “Es un gran desafío, pero en eso estamos trabajando. Antes de reunirnos con la gestión venimos de un año de construir consensos al interior de los pueblos originarios para estar fortalecidos a la hora de tomar definiciones. En ese sentido estamos bien encaminados y de hecho creo que el consenso que se ha logrado hasta ahora es la figura de Félix Díaz”. Relmu explicó que aún tienen que decidir si se avanzará sobre ese consenso y que serán cuidadosos de las formas y métodos “porque no queremos que, con un hermano tan valioso, ni con cualquiera que pueda estar en un espacio como ese, se genere un efecto contrario del que buscamos. Lo que sostenemos es que todo lo que vayamos avanzando y construyendo será con el consenso de todos los pueblos originarios del país”.

Las tierras son de nosotros, los recursos son ajenos

Ñamku denunció que, además de que las petroleras han explotado sus territorios de forma inconsulta y avasallando sus derechos, “jamás fuimos siquiera beneficiados de los recursos que se generan allí. Nuestra comunidad, de hecho, desde 2012 tiene parado un yacimiento que es de YPF. Ese gobierno seguramente con una mirada empresarial lo va a querer activar y eso, claro, nos va a llevar a un conflicto si no se sostiene un diálogo en el que uno de los elementos centrales sea garantizar el derecho a la consulta”. Por otra parte, dejó en claro que las comunidades no piensan retirarse de sus territorios, “allí nos vamos a quedar y el día que se pretenda avanzar como han venido haciendo todos los gobiernos anteriores sin ningún proceso de garantía de nuestros derechos, nos van a tener ahí, en la puerta de la entrada nuevamente cortando el acceso e impidiendo que pasen a nuestros territorios a seguir saqueando y contaminando como vienen haciendo todas las petroleras y mineras”.

Ante la posibilidad de que la mesa de diálogo o las instancias de comunicación con el ejecutivo fracasen, Ñamku no se mostró alarmada: “En lo que creemos es en la fuerza que podemos tener los pueblos originarios cuando nos unimos y logramos el consenso más allá de lo que haga el gobierno. Si se puede avanzar en una política que nos represente, bienvenido, y si no seguiremos como hace 200 años luchando por nuestras reivindicaciones. No es nuevo luchar por nuestros derechos, lo nuevo es que haya diálogo y en ese marco tenemos expectativas de que sea con respeto; y si no sucede, quedará la resistencia”, declaró.

1 comentarios:

  1. NO LE CREO A MACRI,NO DEBERÍAN CREERLE QUIEN HA TRABAJADO CON ESTOS TEMAS SABEMOS LO QUE PASA,VEO CON TRISTEZA ESTE HECHO,MUY BIEN DIRIGIDO EL REPORTAJE,EL PONER A FéLIX DÍAZ ES REPRODUCIR EL MODELO CAPITALISTA ,ESTÁN TODOS DE ACUERDO?un gobierno que incluye el modelo extractivista ,dando prioridad a la perpetuidad del saqueo

    ResponderEliminar