10 feb. 2016

Durante la larga jornada realizada el sábado 30 de enero, la Red Nacional de Medios Alternativos, FM En Tránsito, Radio Presente, Radio Sur, Frecuencia Zero y FM Fribuay, realizaron una cobertura conjunta de la que participó La Retaguardia como integrante de la RNMA. Aquí la primera entrega. (Por RNMA y otros medios alternativos)

“El 17 de octubre también tenemos que hacer algo”. “Hay que pensar en que la próxima jornada no sea de un día, sino de dos”. Estas ideas escuchadas durante la previa a la jornada del sábado 30, tal vez ayuden a entender cuánta fuerza le han puesto los Familiares y Amigos de Luciano Arruga a un nuevo aniversario de la desaparición del joven; todavía no había sucedido la que estaban organizando y ya estaban planificando las siguientes. Meses pensando en un solo día del año.
El 31 de enero, fecha de la desaparición de Luciano, quedó marcado a fuego en sus cuerpos. Es evidente que no solo en los suyos. Si bien es difícil precisar cuánta gente pasó por una jornada tan extensa como la que se llevó a cabo en la Plaza Luciano Arruga del barrio 12 de Octubre –el de Luciano, el de su familia-, algunos se animaron a ponerle cifras: más de 5000 personas. La elección del lugar, por supuesto, no fue casual. Es obvio suponer que de haberse realizado en Congreso o en Plaza de Mayo, la concurrencia hubiera sido mayor. En el asedio al que fue sometido Luciano los meses previos a su desaparición, la policía le hizo casi imposible la salida del barrio. Miles de personas yendo a “La 12” ahora para recordar su caso, para escuchar otros testimonios más o menos parecidos, no es menor como símbolo.
Cerca de 50 familiares de 30 causas diferentes –pero tan similares- viajaron especialmente desde todo el país. Desde Neuquén hasta Jujuy, pasando por Catamarca, Rosario o Córdoba, la ruta de la violencia institucional parece una autopista doble mano: mientras las fuerzas de seguridad avanzan a toda velocidad acorralando a los pibes pobres de cualquier barrio, sus familiares, al paso que pueden, van por el carril contrario sintiendo la necesidad de decir, gritar, llorar y organizarse.
Ni siquiera alcanzaron las dos mesas pautadas para escuchar cada una de las historias de gatillo fácil y desaparición forzada. Durante toda la jornada hubo una constante: otros tantos familiares que no estaban invitados se acercaron a la radio organizada por los medios comunitarios, alternativos y populares, para dar a conocer sus historias.
En paralelo, las organizaciones sociales y políticas desplegaron una feria, y los más pequeños tuvieron actividades específicas para disfrutar de un día que amagó con empaparnos pero solo nos dejó el susto de una lluvia que por suerte no fue.

Desaparición Forzada

La mesa de desaparición forzada abrió
la jornada.
La primera mesa de la Jornada buscó dar un pantallazo a las decenas de casos de desaparición forzada de jóvenes que año tras año se multiplican en nuestro país y en la lucha que familiares y amigos de las víctimas encaran en busca de justicia.
Ahí estaban Mónica, Liliana, Ramón, Mercedes, Claudia, Marcela, Mirta y Luciana. Cada una dispuesta a desarmar los pactos de protección e impunidad tejidos entre fuerzas de seguridad, funcionarios judiciales y políticos. A denunciar las causas armadas, los testigos falsos y los fiscales premiados por encubrir en cada provincia. A compartir su historia de dolor y lucha. “En dos días encuentro a tu hermano”, le dijo el comisario a Claudia, hermana de Carlos Painevil, taxista y bombero desaparecido mientras trabajaba en Río Negro. “Tres años después la causa tiene 1200 fojas, está parada y figura como ´búsqueda de paradero´, como si Carlos fuera a aparecer solo, por voluntad propia” comentó Claudia.
“Mi hermano se fue a bailar y apareció flotando en el río”, denunció Luciana, hermana de Gerardo Escobar y parte de los familiares que vinieron desde Rosario a compartir su experiencia. La acompañan Ramón, padre de Franco Casco, y Mirta, mamá de Alejandro Ponce. En la delegación rosarina, el Paraná se vuelve tétrico: todos los jóvenes desaparecidos terminan ahí, flotando sin vida. Así se escucha a Mirta describir cómo la policía santafesina torturó y ahogó a su hijo, y se quiebra. Recuerda que en ese instante se cumplen tres meses de su muerte y estalla el dolor. Al instante, Mónica, mamá de Luciano Arruga, pidió un aplauso enorme para ella y para todos los familiares que tienen la fuerza de contar sus historias. De a poco, las palmas se transforman en abrazos.

Organizarse a partir del dolor

Mónica en plena intervención.
En cada intervención se remarcó la importancia de juntarse con otros familiares. “Es un camino que nadie conoce” aclaró Mercedes, quien con sus doce años de pelea por condenar a los responsables de la desaparición de su hermano Sergio, otro pibe de 18 años que fue a bailar y nunca volvió, ya es una referencia en Neuquén. “De Mercedes aprendimos a luchar” reconoció Claudia. “Luego llegamos a la carpa de Daniel Solano. Ahí también encontramos gente, a Vane, a Moni. Gente que tiene el dolor a cuestas y sale a luchar”. La palabra lucha resuenó en cada frase y, acá, no fue ningún cliché. “Se hace justicia luchando” sintetizó Ramón.
En ese recorrido, apareció también la transformación personal. “En estos cinco meses surgió una Luciana que no conocía, que es muy fuerte, que se enfrentó a la policía y al fiscal y pelea por un futuro donde sus hijos puedan ir a bailar”.
Todos agradecieron la concreción de la Jornada y resaltaron la importancia que cada caso se difunda. “Esta organización nos da fuerza para saber que vamos a conseguir justicia” aseguró Marcela, parte del grupo de amigos de Daniel Solano. También, destacaron lo enriquecedor de cada encuentro.  “¿Qué me dejan estos siete años sin Luciano?” se preguntó Mónica a modo de síntesis. “La certeza de que para que haya justicia hay que perseverar y salir a la calle, pero también lugares, paisajes, gente. Satisfacciones que da la lucha. En la vida a veces tenés que dar para poder recibir. Yo di mi hijo, pero recibí esto y es impagable”.

AUDIOS DE LA MESA

Intervenciones de Viviana Alegre, mamá de Facundo Rivera Alegre

Presentaciön de Viviana Alegre   / Parte 2 Viviana Alegre

Intervenciones de Mercedes Avalos, hermana de Segio Avalos

Presentación de Mercedes Avalos / Parte 2 Mercedes Avalos

Intervenciones de Claudia Painevil, hermana Carlos Painevil

Presentación de Claudia Painevil / Parte 2 Claudia Painevil

Intervenciones de Marcela Torres, integrante de vecinos, familiares y amigos de Daniel Solano

Presentación Marcela Torres / Parte 2 Marcela Torres

Intervenciones de Mirta Ponce, madre de Alejandro Ponce

Presentación de Mirta Ponce / Parte 2 Mirta Ponce

Intervenciones de Luciana Escobar, hermana de Gerardo Escobar

Presentación de Luciana Escobar / Parte 2 Luciana Escobar

Intervenciones de Ramón Casco, papá Franco Casco

Presentación de Ramón Casco / Parte 2 Ramón Casco

Presentación de Mónica Alegre, mamá de Luciano Arruga

Presentación de Mónica Alegre / Parte 2 Mónica Alegre


Armas para combatir con alegría

En el intervalo entre las mesas, entrevistamos a integrantes de las murgas que iniciaron la jornada con una pasada alrededor del barrio. Además conocimos otras casos de violencia institucional de la voz de sus víctimas, familiares y amigos.

Aldana y Bebu de la Murga Resacados del Trueno, Zule y Juan de la Murga Matamufas de la que era integrante Rubén Carballo, Juli de la Murga Cachengue y Sudor y Pablo de la Murga Malayunta contaron de su búsqueda de retomar los espacios públicos junto a los vecinos y organizaciones para llenarlos de alegría, rebeldía. Afirmaron también que la murga es un lugar de inclusión en su máximo esplendor, comprometida con las luchas populares, sus derechos y libertades.


Causas armadas, estigmatización y la connivencia de la justicia

Toda la jornada fue transmitida por la
RNMA junto a otras radio comunitarias,
alternativas y populares.
Luego hablamos con Alejandra, que trajo a la mesa el caso de Walter Ibañez, un joven de Florencio Varela que está preso por una causa armada por narcotráfico. Denunciaron a la comisaría 4ª de esa localidad del sur bonaerense por estar implicada en el caso y señalaron que sus familiares y amigos están realizando movilizaciones para pedir por su liberación y sobreseimiento.
Ezequiel “Tete” Obregón fue asesinado por Sergio Soria, un custodio del ex laboratorio de Pfizer, el 7 de diciembre de 2015 en el barrio Las Catonas de la localidad bonaerense de Moreno. Para contar su historia entrevistamos a Rocío y Sebastián, amigos y vecinos de Ezequiel e integranets de la murga del barrio Ay Caramba que Baranda.
Tras relatar pormenorizadamente cómo se dieron los hechos afirmaron: “estas balas se amasan desde el Estado para asesinar a nuestros chicos”. Dando cuenta de la estigmatización de la que son víctimas los jóvenes y adolescentes, Rocío y Sebastián señalaron que, si bien el asesino no es un funcionario del Estado, la connivencia con la policía local es evidente ya que dejaron que el joven de 17 años agonizara más de una hora mientras investigaba lo sucedido, manteniendo la sospecha sobre los jóvenes que acompañaban a Ezequiel.

Finalmente se presentaron los casos de Horacio Cerenes de Río Negro, acusado en una causa armada por homicidio en 2010 y absuelto en 2012 y de Claudio Castro de la localidad de Avellaneda. Castro y su hermano acusados, en una causa también armada, por el homicidio de un policía, estuvieron detenidos durante 28 días y sistemáticamente torturados. Sus vecinos, amigos y familia salieron a la calle para presionar a la justicia para que los liberaran. Esto sucedió 29 días después por falta de mérito y pruebas. Sin embargo, la fiscal que lleva la causa la elevó a juicio en el mes de diciembre pasado.

Escuchar/descargar: Audio


Gatillo Fácil

La mesa de casos de gatillo fácil.
Sobre las 16:00 arrancó la segunda mesa prevista para esta jornada. Después de un extenso taller, familiares de víctimas de gatillo fácil se reunieron para exponer sus situaciones o explicar algunos hechos.
Los casos presentes o tomados a modo de referencia abarcaron buena parte del territorio nacional, desde Río Negro a Salta y evidenciaron su persistencia a través del tiempo al referirse a hechos que se pueden considerar históricos como es el de Teresa Rodríguez, una joven de 25 años asesinada por la represión policial desatada contra la pueblada de Cutral Co y Plaza Huincul en 1997 y llegar hasta alguno más reciente como es el de intento de asesinato por parte de un policía de la Metropolitana de Lucas Cabello en el barrio porteño de La Boca.
Se realizó una breve referencia a veinte casos y luego se dio paso a los testimonios de familiares presentes.

Julieta Vinaya una vez más en la jornada
pero a la vez más entera y reflexiva.
Julieta Vinaya, la madre de Atahualpa, joven aymara-mapuche asesinado en Viedma hace 7 años,
denunció al Poder Judicial, “que quiere desgastar a los familiares para que no sigamos”. Destacó igualmente la importancia de generar Comisiones investigadoras independientes, como instancias que puedan “investigar lo investigado” y combatir la impunidad de la policía “que tiene el mismo proceder en todas partes del país”. También afirmó que muchas veces los familiares sienten que su reclamo es “un grito en el desierto” y que es importante la unión y la organización.
Otra de las voces escuchadas fue la de Celeste Lepratti, hermana de Pocho Lepratti, asesinado en Rosario durante las históricas jornadas de diciembre de 2001. Señaló las responsabilidades políticas impunes en la represión que dejó 40 muertos en todo el país, y específicamente apuntó a la figura de Carlos Reutemann, entonces gobernador de Santa Fe, y por lo tanto responsable político directo de los 4 asesinatos durante el 19 y 20. Este político, que subió a dicha provincia de la mano del presidente Carlos Menem y cobijó en su gobierno a varios represores, actualmente, recuperó su banca en el senado de la mano del PRO, por lo que en breve volverá a gozar de fueros que impiden que sea juzgado por el asesinato de Pocho y el resto de los caídos.
triptico desap forzadaTambién estuvo presente el caso de Franco Zárate un joven migrante de Bolivia que fue asesinado hace un año en mataderos a manos de un “transa” del barrio, con respaldo de la Comisaría N°42, en un caso claro de racismo, que continuó con el encubrimiento de lo ocurrido. Sus familiares afirmaron que “Quienes migramos estamos acostumbrados a los maltratos, migrar es un derecho, no un delito, tener raíces indígenas tampoco es un delito, sin embargo, somos perseguidos, violentados y la policía es cómplice de esta situación”.
María de Madres por la vida y contra el Paco se refirió a las redes de complicidad entre el negocio del narcotráfico que daña a cientos de miles de jóvenes y la policía. Igualmente, rescató la importancia de la unidad entre las madres y familiares para exigir justicia.
Angélica Urquiza2Decenas de testimonios dieron cuenta de la sistematicidad de la violencia policial y de su relación con el poder político y las burocracias. También se resaltó el papel de los medios de comunicación y en muchos casos del poder judicial para garantizar la impunidad. El cierre del panel estuvo a cargo de Angélica, la mamá de Kiki Lezcano, joven asesinado y desaparecido durante meses en La Villa 20 de Lugano hace 6 años. Afirmó entre otras cosas que “las madres nos acostumbramos a acomodar el dolor y salir a la calle”, hizo hincapié en el papel de estas mujeres que al salir por sus hijos se fortalecen, “nos volvemos diferentes”. También llamó a todos los familiares a no tener miedo y organizarse, a no sentirse solxs, a luchar para demostrar que nuestro hijo no es un pibito más que no le importaba a nadie, y a hacerlo por ellos, pero también por nosotras y por los que vienen”.

AUDIOS DE LA MESA

1- Celeste Leprati, hermana de Pocho Leprati. Rosario
2- Martin Bernard, hermano de Matías Bernard. Buenos Aires
3- Martin por caso Pablo Vera. Fiske Menuco, Rio Negro
4- Nicanor Bogado, padre de Cristian Bogado. Buenos Aires
5- María Herrera, madre de Jonathan Herrera.
6- Juana Achaval, madre de Claudio Luis Corvalan. Santiago del Estero
7- Cristina Farías, madre de Cristian Farías. Santiago del Estero
8- Lorena Valdes, madre de Agustín Vallejo. Rio Negro
9- Mónica Moya, Hermana de Marcos Moya. Rio Negro
10- Julieta Vinaya, madre de Atahualpa Martínez Vinaya. Rio Negro
11- Carla Barriga de amigos y familiares de Franco Zarate. Buenos Aires
12- Cesar Casas, padre de Matías Casas. Neuquen
13- Érica Avalos, sobrina de Darío Avalos.
14- Presentación de los casos que no pudieron estar representados por compañeros de Familiares y Amigos de Luciano Arruga.

Audio

1- Madre de Diego Pachao. Catamarca
2- Julieta Vinaya
3- Celeste Leprati

Audio

4- Lorena Valdés
5- Matías Bernard
6- Érica Avalos
7- Juana Achaval
8- Monica Moya
9- Martin por caso Pablo Vera

Audio

10- Cesar Casas
11- María Herrera
12- Cristina Farías
13- Carla Barriga

Audio

14- Antonella amiga Nehuen (caso Metropolitana). Buenos Aires.
15- Recordatorio caso Javier Omar Rojas Perez (1995)
16- Maria Rosa Gonzalez, Red de Madres en lucha contra el Paco
17- Nicanor Bogado
18- Intervención compañero Familiares Luciano
19- Angelica Urquiza mama de Kiki Lezcano. Ciudad de Buenos Aires
20- Cierre Familiares

Audio


La violencia institucional desde diversos ángulos

Tras la segunda mesa se dio espacio varios casos de violencia institucional que sin tener similitudes entre sí dan cuenta de la vulneración de derechos ejercida desde Estado. El primero que se presentó fue el de Iara Carmona quien denunció a Carlos Marcelo Cuello, ex policía de la bonaerense y pareja de su mamá, por abuso.

Relató que, en un principio, en la Comisaría de la Mujer de San Martín, localidad de la zona norte del conurbano, no quisieron tomarle la denuncia porque la causa está en el mismo Departamento en el que él trabajaba. Realizaron la denuncia en la UFI 14 en la que también lo conocían. La causa prosperó sólo por su persistencia ya que fue continuamente trabada por la Justicia y sin contar con asistencia social. Finalmente, en noviembre de 2015 fueron a un juicio con muchas irregularidades. La condena absolutoria fue por fallo dividido por el Tribunal Oral N° 3 de San Martín. Uno de los jueces pidió 18 años de prisión. Ahora luchan por una condena efectiva.

Relmu Ñamku participó de la jornada.
Relmu Ñanku es una mujer mapuche de la comunidad Winkul Newen de Neuquén. Señaló en principio que los pueblos originarios son víctimas de la represión del Estado como todos los casos que se presentaron durante la jornada.
Contó que en Neuquén las comunidades sufren el accionar delas compañías petroleras. En 2012 durante un intento de desalojo de la empresa Apache, una piedra lastima el rostro de una….. y acusaron a Relmu y otros dos miembros de la comunidad de tentativa de homicidio.
En 2015 la causa llegó a juicio y finalmente se los consideró no culpables: “Quisieron mostrar como disciplinaban a los indios. El que hayamos salido absueltos tuvo que ver con el acompañamiento de las organizaciones. Esa es la forma. Hay que torcerle el brazo a las decisiones impunes de estos Estados” manifestó.
A su vez Relmu contó que la fiscal de esta causa es la misma que la del caso Ávalos y Matías Casas y también cajoneó el caso de un joven mapuche a quien le pegaron un tiro.

Todo pudo ser seguido a través de la
radio.
Pamela, es una artesana que en Catamarca fue torturada en una comisaría junto a su compañera Fabiana.
“Estábamos trabajando en la peatonal con nuestros hijos. Nosotros tenemos permiso municipal. La policía vino a sacarnos a palos el 29 de mayo de 2015” contó. Su compañera comenzó a filmar y eso fue suficiente como para que se las llevaran detenidas. Pamela fue torturada durante 4 horas seguidas por hombres y mujeres que incluyeron el uso de picana. Permaneció 30 horas detenida y su compañera 48 horas.
Les iniciaron una causa falsa por atentado a la autoridad agravado en grado de coautoras. Las acusan de haberle pegado a una mujer policía. El Juicio comenzará próximamente.
En la sociedad el caso se hizo carne y comenzaron a denunciar el accionar de la policía, la que se mueve por las calles incluso con la cara tapada y con armas largas.
“Nos están persiguiendo. Nos siguen amenazando y ninguneando”, dijo.
Agradeció a Vanesa Orieta por la guía que les prestó para poder avanzar en su lucha. “Conocer gente así es una de las cosas maravillosas que tiene la lucha” terminó.
Sonia integra Mujeres sin Miedo organización que trabaja en San Justo, partido de La Matanza, en el oeste del conurbano bonaerense. Hace 3 años que brindan apoyo a los casos dramáticos, de gravedad muy profunda. Denunció que el Estado no da soluciones ni políticas públicas. No hay asistencia legal, hay una Ley 26485 del 2009 pero no hay presupuesto ni dispositivos para atender a las mujeres. Si se acercan a las comisarías son maltratadas. Cuando una mujer se anima a denunciar, primero tratan de mentiroso/a al niño/a, luego a la madre, que exagera y la acusan de despechada.
fotos2En La Matanza pelean por una ordenanza para la creación de casas refugio. No hay lugares preparados para contener a las mujeres.
Por eso invitaron a todas las mujeres que quieran participar a acercarse a San Justo, a la calle Arieta 2809. Allí se da asesoramiento gratuito y además se realizan talleres y actividades.

También estuvo presente en la jornada, Karina Abregu que fue rociada con alcohol y prendida fuego por su marido en 2014. Este hombre estuvo solo 30 días preso, está libre y amenaza a la familia. En nombre de ella habló su hermana Carolina quien denunció que el Estado en su caso está ausente. No tienen asistencia de ningún tipo y Karina no puede trabajar.
“Tenemos que salir a luchar todos juntos”, dijo Carolina al finalizar. “Karina somos todas. Karina son todos”.

Romina del Pla docente de La Matanza trajo a la mesa el caso por el cual 33 docentes y camioneros de Tierra del Fuego fueron llevados a juicio en 2015 por una represión de la que fueron víctimas en 2003. En este caso, si bien se presentaron pruebas de la manipulación de pruebas y testimonios, en diciembre fueron condenados 33 trabajadores con penas que van desde los 2 a 8 años de prisión. Luchan ahora por la absolución y denuncian el intento de descabezar la organización sindical porque entre los condenados están prácticamente todos los integrantes de la Comisión Directiva del sindicato docente de Tierra del Fuego. A su vez, la gobernadora saliente, Fabiana Ríos, firmó la exoneración de los 17 docentes
En febrero se presentará la apelación a la condena porque forma parte de la política de criminalización de la protesta.

 Escuchar/descargar: Audio


Nora Cortiñas "Tenemos que tener los brazos en alto"

Nora Cortiñas cuando llegaba la noche.
Ya había caído el sol cuando, para cerrar las mesas expositivas, se le dio la palabra a Nora Cortiñas presidenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. Y así, como una luz en la oscuridad, comenzó a hacer un repaso de su lucha junto a las madres, y junto a todas las organizaciones que a lo largo de los últimos 40 años ellas acompañaron y que hoy las acompañan a ellas.

“Todo lo que escuchamos hoy, son madres y padres a los que escuchamos en estos relatos tan terribles de las cosas que fueron pasando en años de Estado democrático, Estado constitucional, que nos dejan una marca por el dolor de estas familias, por estos delitos terribles que siguen estando en la impunidad” comenzó Norita.
Luego, haciendo referencia a las declaraciones realizadas esa semana por el ministro de Cultura Darío Lopérfido, destacó: “Tenemos que seguir luchando, tenemos que estar juntos. Juntos, digo siempre, pero no revueltos. Juntos porque nos están demostrando que de apoco quieren tratar de desvalorizar la lucha de tantos años. Las Madres, los organismos de Derechos Humanos que estamos luchando por los crímenes de lesa humanidad del Terrorismo de Estado, estamos llegando a los 40 años. Y estos últimos días hemos escuchado voces que quieren desvalorizar no solamente la lucha sino las situaciones de gravedad que vivimos. Negarlo, como si la cantidad de víctimas del Terrorismo de Estado tuvieran que tener una cifra para mostrar la gravedad de lo que vivimos. Es humillante que después de tantos años tengamos que escuchar esa desvalorización, esa minimización de todo lo que hemos vivido. Esto nos impulsa a seguir trabajando, luchando, porque este gobierno ya está demostrando que quiere que volvamos atrás en todo el sufrimiento de nuestro pueblo”.
Luego, se refirió a quienes ante el accionar del gobierno actual convocan a salir a las calles:

“Nosotros tenemos 4.000 procesados por salir a defender su fuente de trabajo y la dignidad; ahora reconocemos que con Milagro Sala hay una injusticia, pero serían 4001. Porque nosotros estuvimos permanentemente luchando para desprocesarlos, porque tenemos a los (trabajadores) procesados de Las Heras, a todos los perseguidos, y no fuimos acompañados. Entonces bienvenidos a los que decidieron salir a luchar pero que se acuerden que hay que seguir pidiendo para sacar para siempre la Ley Antiterrorista, para que no exista más el Proyecto X, para que no haya nunca más un Milani que dirija al Ejército”.
También dio lugar en su alocución a la lucha de los pueblos originarios. Mencionó la precariedad en la que viven y en la necesidad de seguir apoyándolos en su lucha para que sean respetados.
Finalmente, convocando a su compañera Mirta Baravalle que también estaba presente, señaló la necesidad de no bajar los brazos y seguir día a día con la lucha para mantener lo conseguido y mantener las reivindicaciones, para terminar con la impunidad en nuestro país.
“Y va a ser difícil, este camino va a ser cada día un poco más difícil. No importa, tenemos que tener los brazos en alto, tenemos que reconfortarnos cada día pensando en que los que cayeron, los que fueron llevados, torturados, arrojados al mar, al rio, están esperando de nosotros todas las fuerzas para que no haya más impunidad, ni por esos crímenes del pasado ni por éstos del presente.

Cortiñas junto a Mirta Baravalle.
Hay mucho que trabajar. Yo les pido que sigamos juntos, juntos vuelvo a decir, pero no revueltos, agarrados de las manos y recordando que solo la unión de este pueblo puede lograr que paremos al menos lo que está pasando ahora y sigamos trabajando por todo lo que no hemos aun logrado.
Hay mucho para hacer, sería largo para seguir. Pero estoy segura que el mensaje que va a llegar a nosotros va a ser tan fuerte como lo que necesitamos para salir de acá con todas las pilas cargaditas y decir que no nos van a vencer.
Quiero terminar como siempre con Mirta. Las dos seguimos yendo a la Plaza de Mayo y hasta que nos digan qué pasó con nuestros hijos y hasta que no haya ni una pisca de impunidad vamos a seguir yendo e iremos viejitas algún día, no todavía.
Y entonces decimos:
30000 detenidos desaparecidos ¡PRESENTES!
30000 detenidos desaparecidos ¡PRESENTES!
30000 detenidos desaparecidos ¡PRESENTES!
Aparición con vida de todos los desaparecidos durante los gobiernos constitucionales ¡YA!
¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!
¡VENCEREMOS!
¡VENCEREMOS!
¡VENCEREMOS!

Escuchar/descargar Audio


Laura y Rosaura, de Familiares y Amigos
de Luciano, con
Lentamente se hizo de noche, y tras la intervención de Nora Cortinas, fue el momento de la lectura del documento unificado. Para ello se acercaron vario/as integrantes de Familiares y Amigos de Luciano Arruga que repasaron primero las distintas instancias atravesadas en estos 7 años de lucha.
Luego avanzaron sobre la situación actual: “El nuevo gobierno asume con una intencionalidad más que clara, la emergencia en seguridad a nivel nacional sólo puede explicarse comprendiendo la impronta represiva que se gesta para los próximos cuatro años, junto al intento de imponer un protocolo antipiquetes que no es más que la vía libre para deslegitimar y reprimir las protestas de los trabajadores. El crecimiento del aparato represivo y todas las fuerzas provinciales junto a la creación por decreto de las policías locales en “la década ganada”, es la herencia que necesitaba el macrismo para incrementar los operativos de saturación que para la juventud pobre no son más que control, verdugueo, golpizas, detenciones ilegales y torturas”.
Y concluyeron: “Nosotros seguiremos luchando por alcanzar nuestras reivindicaciones cualquiera sea el gobierno de turno, porque estamos convencidos de que la represión es una característica inherente a cualquier gestión, y como elemento intrínseco para la gobernabilidad es que la repudiamos de plano y la combatimos en unidad con organizaciones y partidos de izquierda y organismos de derechos humanos que conserven la misma independencia. Nosotros luchamos por una sociedad en la que Luciano Arruga jamás hubiese desaparecido y nuestra denuncia jamás podría ser silenciada”.

Escuchar/Descargar: Audio

Leer documento completo

Tras las palabras –siempre justas, autorizadas y necesarias- de Nora Cortiñas y la lectura del documento consensuado entre los organizadores, hubo lugar para los músicos. Ya era de noche. La luz la pusieron los artistas jugando con fuego. No se vio un solo policía cerca; tampoco se registró ni medio incidente. Podría decirse que la única presencia policial fue la de un patrullero de cartón que quedó en el centro de la plaza durante el día entero. El fuego hizo con él lo que debía hacerse. A algunos les podrá asustar que una jornada tan intensa termine así. Pero también es un símbolo: mientras ellos queman vidas de jóvenes inocentes cada día, nosotros nos organizamos con el arte como eje. Eso también es ir a contramano.
Cuando el dolor y la lágrima se convierten en bronca, cuando se tejen lazos humanos más allá de las distancias geográficas, entonces la impunidad del poder se pone en jaque.
Así se demostró durante esta jornada que llenó la Plaza Luciano Arruga de testimonios.
La alegría y la música acompañaron a tantas palabras escapadas que salieron del corazón y treparon alto en la arboleda para, desde allí, ser recogidas por el viento y llevadas a todo los rincones del país a través del sonido de la radio.
Medios comunitarios, alternativos y populares fuimos un eslabón más de tanta lucha, entereza y unidad.
Cobertura conjunta: FM En Tránsito, Radio Presente, Radio Sur, Frecuencia Zero FM, FM Fribuay y Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA)

0 comentarios:

Publicar un comentario