5 feb. 2016

Lo dijo Gloria Pagés del Ceprodh durante la marcha del Encuentro Memoria Verdad y Justicia por la detención de Milagro Sala. También dialogamos con Nora Cortiñas durante la ronda habitual de las Madres de Plaza de Mayo-LF. La lucha contra la criminalización social, la incertidumbre por la continuidad de los juicios de lesa humanidad, los pasos hacia atrás del Poder Judicial, las declaraciones de Darío Lopérfido, son algunos de los temas que ocupan y preocupan la agenda de los organismos de derechos humanos en los últimos días. (Por La Retaguardia)

Criminalizaciones

El miércoles 27 de enero, organismos de derechos humanos autónomos que integran el Encuentro Memoria Verdad y Justicia se movilizaron desde el Congreso hasta Plaza de Mayo, junto organizaciones sociales y partidos de izquierda para repudiar la detención de Milagro Sala en Jujuy y pedir por la derogación de medidas antirrepresivas como la Ley Antiterrorista, sancionada durante el gobierno de Néstor Kirchner.
En este marco, Paulo Giacobbe acercó el testimonio de Gloria Pagés, integrante del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (Ceprodh) y hermana de desaparecidos.
Además de la detención de Sala, Pagés recordó el episodio del día anterior con el secretario general de ATE-CTA de Río Negro, Rodolfo Aguiar, que fue detenido junto a los dirigentes Jorge Rivamar y Jorge Alarcón durante una manifestación en la que se reclamaba la reincorporación de trabajadores tercerizados de la empresa de limpieza Litoral Cleaning en la Universidad Nacional del Comahue: “esta es una realidad que se está viendo en escalada, no es nueva, estos últimos 12 años hubo también una cantidad enorme de compañeros procesados, perseguidos, de hecho tenemos una cifra estimada de 4000. Pero el hecho hoy de que Milagro Sala siga detenida, que le ratifiquen día por medio su detención sin ninguna causa coherente desde el punto de vista legal más que el hecho de haber manifestado y de ser parte de una movilización enfrente de la Casa de Gobierno de Jujuy, nosotros lo vemos realmente grave, porque como decimos primero te meten preso y después te buscan la causa. La compañera sigue detenida, la han trasladado a otra cárcel y le siguen buscando causas para imputarle, pero ella sigue presa. Obviamente es una cuestión de principios, independientemente de muchas diferencias que podemos tener en su manera de moverse, en cómo regentea muchos planes y dinero del Estado, pero acá el punto común es la libertad de Milagro porque si ella queda presa es un precedente enorme para el resto de las luchas que ya vemos que va a haber”.
Sobre la situación de Milagro Sala también habló Nora Cortiñas durante la ronda que todos los jueves las Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora realizan alrededor de la Pirámide de Mayo: “hoy en esta Plaza también hay un movimiento que está hablando de una gran injusticia es el hecho de que una militante esté presa con otros dos compañeros más, por esa desgracia de criminalizar la protesta social de la que venimos insistiendo permanentemente; en Argentina sabemos y estuvimos luchando año tras año porque hay 4000 procesados injustamente por la defensa de sus fuentes de trabajo, de sus salarios”, expresó Nora.
“Esto es un retroceso y además es un peligro –continuó– porque qué va a pasar con la cantidad de despedidos, en algún momento vamos a estar todos juntos en la calle en una protesta que nos una a todos, y vamos a tener que dejar muchos de los viejos rencores que vivimos y dejarlos para unirnos y enfrentar esta actitud de este gobierno. Yo siempre repito, y cada jueves lo digo, juntos pero no revueltos pero en algún momento hasta nos vamos a tener que revolver un poco porque esto cada vez se va a poner peor. Además han metido presos y ya los liberaron por suerte a unos trabajadores de ATE de Río Negro, y también hay una caza de brujas, directamente, hay una persecución política redondamente; esto no es una limpieza de ñoquis como dicen ellos, esto es una persecución política para todos aquellos que les molestan, inclusive sacan a los que ellos dirían que fueron los que no trabajaban con gente que cumple con su tarea, que trabaja, que tiene responsabilidad. Creo que esta es una arbitrariedad, igual la va a pagar el gobierno porque se le va a ir dando vuelta todo, hasta los que lo votaron, porque no es que uno diga que los que lo votaron se jodan, nos jodimos el pueblo, entonces ahora tenemos que tomar conciencia de que esto lo tenemos que pelear todos, cada uno desde donde pueda”.
De todos modos, Cortiñas se preocupó en aclarar que no considera que el actual gobierno sea lo mismo que la dictadura cívico militar religiosa que comenzó en 1976: “no es lo mismo, pero se quieren asemejar en las arbitrariedades y en la violación de derechos humanos como es el derecho al trabajo, a la vida digna, derechos por los que peleamos permanentemente. Esto es grave y tenemos que cada día reforzarnos, porque además cada día nos dan un palo más, cada día cuando amanecemos tenemos una noticia más de estos despidos terribles que están haciendo. Tenemos que tomar el toro por las astas y salir a la calle cada vez que haya una oportunidad, cada vez que nos llamen de algún lado y nos digan que por favor vayamos a la puerta de tal lado, además saliendo a la calle liberaron a los compañeros de ATE, ahora tienen que liberar a Milagro Sala porque es una muestra de que esto nos puede pasar a cualquiera de nosotros, porque no está acusada de un delito, están violando la Constitución y las cartas de derechos humanos, entonces cualquiera de nosotros correría el riesgo el día que se les ocurra”.

Medios propaladoras

Por lo general, los medios tradicionales repiten argumentos de funcionarios que señalan que la realización de una protesta va en contra de otro derecho que es el de transitar libremente por la vía pública. Al respecto, Pagés consideró que se trata de un sentido común reaccionario en el que se intenta imponer la idea de que son dos derechos que supuestamente colisionan entre sí: “es para darle pasto a las fuerzas represivas para que después puedan reprimir. Se demostró el año pasado en la Panamericana, en las sucesivas movilizaciones por Lear, donde incluso después de 17 represiones la jueza (Sandra) Arroyo Salgado tuvo que sacar un fallo diciendo que la Gendarmería se tenía que ir porque el derecho de protesta primaba por sobre el derecho a circular porque había otras vías alternativas, por ejemplo. Buscan además poner trabajadores contra trabajadores, porque muchas veces los que vienen en auto son laburantes, lo mismo los compañeros del subte cuando no tienen otra salida que cortar las vías. La verdad es un argumento muy reaccionario que lamentablemente cala en algunos sectores, pero lo rechazamos abiertamente”.
De todos modos, no es el único argumento de los funcionarios que reproducen abiertamente los medios tradicionales de comunicación. También está el caso del decreto de declaración de emergencia en seguridad y su permanente relación con el narcotráfico: “la excusa del narcotráfico está sirviendo últimamente, y está siendo profundizada en el gobierno de Macri –expresó Pagés– para reforzar el aparato represivo del Estado, para militarizar, para volver a poner las fuerzas armadas, que tienen vetado por ley, en temas de seguridad interior. Además en la AFI (Agencia Federal de Inteligencia) han vuelto a tomar milicos que estaban exonerados, bonaerenses, federales. La excusa del narcotráfico va a tono con la línea del Departamento de Estado yanqui, viene siendo el caballito de batalla del gobierno para mayor militarización y lo más preocupante es que están utilizando por ejemplo la ley antiterrorista, algunos de sus artículos para meterlos con esta excusa del narcotráfico, creo que todavía no se dimensiona lo grave que puede ser a futuro porque por ahora se está debatiendo el tema del derribo de aviones, que es completamente anticonstitucional, nosotros decimos que es una pena de muerte sin previo aviso, ni juicio, pero atrás de eso hay además muchísimo en juego, el tema de las luchas, de salir a la calle a luchar lo vamos a ver cada vez más duro porque vamos a tener fuerzas armadas con poderes que no han tenido hasta ahora”.

Lo-pérfido, asco y la incertidumbre sobre el futuro

“Estamos otra vez, otro jueves, y pensar que a la Plaza veníamos buscando a nuestros hijos, la verdad, la justicia, la memoria, pero el venir y de entrada tener que repudiar con asco realmente lo que está pasando nos duele como Madres, porque acá en esta plaza cada jueves están nuestros 30.000 detenidos desaparecidos, mujeres y varones, y nosotros hemos venido a la Plaza en la época del Terrorismo de Estado, hemos también repudiado a los asesinos genocidas, pero ahora tener que venir a repudiar cuando hay un gobierno civil, después de 32 años que estamos viviendo con gobiernos constitucionales. Durante muchos años vinimos a criticar cosas que el gobierno que se terminó hacía que no nos gustaban, pero después se compensaba con otros logros que tuvimos, pero ahora tenemos que decir que nos está dando vergüenza todo. Para mencionar lo último que nos dio vergüenza y asco, fueron las declaraciones de (Darío) Lopérfido, un tipo que ya fue funcionario en otros gobiernos constitucionales y ¡las cosas que dijo este hombre!. Yo creo que es una mala persona aparte de que es un facho, desconoce lo que pasó en Argentina y valoriza la cantidad de víctimas por 1, por 1000 o por 10.000; no tiene noción”, así comenzó Nora Cortiñas su intervención durante la ronda del jueves 28 de enero en Plaza de Mayo.
“Cuando recalcamos día por día que la desaparición forzada de personas es un crimen de lesa humanidad, donde se le priva a una persona de todos sus derechos absolutamente, donde se asemeja al ser o no ser de los nazis, donde la persona pasa a ser nada, nadie, es un crimen que no prescribe, que no es amnistiable, que no termina en el tiempo, entonces es ya desconocer todo, es un pobre infeliz diría yo, después de todo. Y que sea un funcionario del gobierno preocupa, porque ¿qué futuro podemos tener con un ministro así?. Lo mismo que este presidente, que tratamos desde que pasaron las elecciones de mentalizarnos porque somos educadas, porque somos seres humanos que pasamos sufrimiento, decimos que hay que aceptar, que hay que desear lo mejor para este gobierno porque será lo mejor para este pueblo; si al gobierno le va bien nos va bien a todos, pero si le va bien respetando todos los derechos humanos”, agregó.
Sin duda las declaraciones del ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Darío Lopérfido, otrora funcionario del gobierno de la Alianza, respecto a que los desaparecidos en Argentina durante el Terrorismo de Estado no fueron 30.000 y que esa cifra se arregló en una mesa cerrada para conseguir el cobro de subsidios, despertaron la reacción y repudio de diversos sectores. De todos modos, no es la única manifestación que preocupa a los organismos. Para Gloria Pagés el panorama de las políticas de derechos humanos y de la continuidad de los juicios por delitos de lesa humanidad es bastante complicado: “ya desde el año pasado hubo algunas señales desde el punto de vista del Poder Judicial, que le dictó la falta de mérito a (Carlos Pedro) Blaquier, a Ernestina de Noble, centralmente a personajes que tienen que ver con los civiles que armaron y bancaron el golpe. Lo último, las declaraciones de Lóperfido cuestionando la cifra de 30.000 desaparecidos, y (Claudio) Avruj, el secretario de Derechos Humanos que se reúne con los familiares de los supuestos muertos a mano de la llamada subversión son gestos graves que van en el sentido de tratar de aumentar esta idea de que hay que reconciliarse con los milicos, con esta idea de volver a la teoría de los 2 demonios, y de eso inevitablemente el Poder Judicial toma nota, ya hay una cantidad bastante grande de militares que han pasado a arresto domiciliario (como es el caso de uno de los genocidas acusados por el secuestro de la nieta de Chicha Mariani), esto ya no es solo discursos o gestos, sino que el Poder Judicial toma nota y el macrismo tiene un enorme sector del Poder Judicial que lo banca, entonces la verdad que lo vemos con bastante preocupación, porque los juicios tenían bastante límites y ahora el intento va a ser retroceder con todo, dejar de lado a los civiles y generar medio como un nuevo punto final, dejar todo hasta acá y chau”.
En este sentido, la integrante del Ceprodh consideró que es necesario que todos los organismos se pongan a la cabeza de la lucha: “este 24 de marzo tiene que ser una demostración de fuerza en ese sentido, que no vamos a permitir que paren un solo juicio, que no vamos a permitir que haya un milico libre y que tienen que ir todos los civiles en cana, esa es nuestra perspectiva de acá al 24 y de acá en adelante”.
Tras el avance en los últimos años del juzgamiento de militares, los organismos estaban poniendo sus fuerzas, y aún lo hacen, en que llegara el turno de los empresarios y las personas relacionadas con la iglesia, es decir las responsabilidades civiles del Terrorismo de Estado: “nosotros tenemos a nuestra compañera Alejandrina Barry, que su juicio contra la Editorial Atlántida está completamente parado, por ejemplo la causa no tiene juez. La causa de mis hermanos tampoco tiene fecha de inicio de juicio. Si no hay fuertemente en las calles una presión para que eso avance, lamentablemente estas causas van a quedar dormidas en los laureles. Y creo que el juzgamiento de la iglesia también que va a ser una fuerte lucha”.

Presentes

“Están acá con nosotros los 30.000 detenidos desaparecidos, que estarían con nosotras también en contra de esto que está pasando”, afirmó Nora Cortiñas en Plaza de Mayo. “Por eso repudiamos la criminalización de la protesta social –continuó–, repudiamos que todos los días haya despidos, repudiamos esta persecución ideológica y política y tenemos claro que ahora tenemos que tomar cada día más fuerza, cuando nosotros creíamos que cada vez íbamos a ser menos en la Plaza, estamos llegando a los 40 años. Pero si tocan a uno, nos tocan a todos, esa es la ley de la humanidad nuestra. Fuerza y tenemos que pensar que la memoria, la verdad y la justicia siguen, que nosotros seguimos reclamando que se abran todos los archivos, que nos digan qué pasó con nuestros hijos y nuestras hijas, que les puedan restituir la identidad a la cantidad de muchachitos que hoy tienen 35, 40 años y todavía no lograron recuperar su verdadera identidad, seguimos con lo mismo, vamos a seguir este año, al menos yo, haciendo habeas corpus para que nos digan qué pasó con nuestros hijos y nuestras hijas”.

La búsqueda de Dante

Durante la ronda de las Madres en Plaza de Mayo se escuchó la denuncia de la desaparición de Dante Garbini, un chico de 21 años que es de Mar del Plata pero trabaja como guía de rafting en la localidad mendocina de Potrerillos.
Garbini es nieto de una testigo de un juicio contra la Concentración Nacional Universitaria (CNU) en Mar del Plata que había estado recibiendo amenazas, y fue visto por última vez en la madrugada del sábado 19 de enero en Mendoza. Mide 1.80, y tiene el pelo corto castaño oscuro.
Los familiares del joven emitieron un comunicado en el que señalan que una de las hipótesis que se manejan apunta al personal de seguridad de la “Moon Fest”, donde el joven fue visto por última vez, y efectivos de la policía de Mendoza. De todos modos, aclararon que este dato como el referido a las amenazas recibidas por la abuela de Dante son cuestiones que dirimirá el Poder Judicial oportunamente ya que se ha realizado la denuncia por desaparición forzada de personas en el fuero federal. De todos modos, solicitaron que se difunda su imagen para que todas las personas que tengan algún dato sobre su paradero puedan acercarlos.

0 comentarios:

Publicar un comentario