19 feb. 2016

La minería ha sido política de Estado desde los años ‘90, pero el gobierno de Mauricio Macri levantó la apuesta y les quitó las miserables retenciones que (a veces) pagaban. La resistencia también continúa, por eso dialogamos con Pía Silva, integrante de la Asamblea de Chilecito de La Rioja, sobre las próximas actividades contra la megaminería. (Por La Retaguardia)

Hoy habrá varias manifestaciones de habitantes de La Rioja en contra de esta actividad contaminante contra la que vienen luchando desde hace años.
Por un lado, la marcha “No es No” que, bajo la consigna “Si ellos eliminan retenciones, nosotros aumentamos la resistencia” y la organización de la Asamblea Riojana Capital-Regional Cuyo-NOA UAC, se realizará en la Plaza 25 de Mayo de la Ciudad de La Rioja a partir de las 19.30.
Una hora antes, a las 18.30, organizaciones ambientalistas se convocarán en la Plazoleta Santo Domingo de la localidad riojana de Chilecito, bajo la consigna “Agua, Tierra, Trabajo, Justicia, Educación y Salud”, en el marco de Chilecito Desfila, una actividad que se desarrolla todos los años para esta fecha.
En diálogo con La Retaguardia, Pía Silva, integrante de la Asamblea de Chilecito de La Rioja, adelantó los preparativos del desfile: “este año estamos convocando organizaciones, colectivos de género, asambleas ciudadanas, para participar del desfile oficial, algo que siempre lo hacemos de manera irruptiva, siempre vamos, nos ubicamos y marchamos, no pedimos permiso, porque entendemos que es el aniversario de nuestro pueblo y que si bien se cumple un año más de la llegada de los españoles a nuestro territorio es un espacio donde podemos mostrar lo que somos, lo que queremos, donde nos podemos expresar, siempre ejercemos nuestra participación ahí, ocupamos nuestro espacio”.
“Lo bueno de este año también es que hay una movilización que se está convocando en la Ciudad de La Rioja por las asambleas ciudadanas riojanas junto a Radio Voces (integrante de la Red Nacional de Medios Alternativos), que es un medio comunitario que ha estado siempre al lado de las luchas y en las luchas. Como jornada va a ser muy importante este viernes para nosotros, y de alguna forma responde a todas estas políticas de Estado que ahora se explicitan pero que siempre estuvieron y a las que vamos a hacerle frente”, agregó en referencia a la concentración que se hará casi en simultáneo en la capital provincial.
Silva aclaró que son varios los reclamos que se acercarán al desfile de Chilecito este año: “el Colectivo de Género Nosotras que viene trabajando el pedido de justicia, sobre todo para mujeres de escasos recursos que tienen causas trabadas, que no pueden ver a sus hijos, también convoca otro colectivo de género que es ‘Las Salamanqueras del Valle de Famatina’, las Asambleas ciudadanas de Chilecito, de Nonogasta, que viene padeciendo la contaminación de la curtiembre; también estará el pedido de justicia por el caso de un niño de 12 años que hace muy poquito asesinaron en Famatina, otros casos de mala praxis. Son muchísimas las causas y las reivindicaciones, también estará la asamblea La Poderosa de Chilecito que viene trabajando el tema del abuso policial, la criminalización de los jóvenes. Se han generado espacios de articulación muy interesantes, por una actividad muy concreta que es la del desfile de Chilecito, pero que nos marca algunas líneas para seguir trabajando. Eso es muy positivo y hemos acordado que la convocatoria se va a hacer con la consigna “Por agua, tierra, justicia, trabajo, salud y educación”, porque todas estos derechos están en crisis en nuestra provincia, como en todos lados, y sentimos que tienen que estar presentes, marcando un poco esta necesidad de volver a luchar por los derechos básicos, lamentablemente no podemos salir de ahí, y es muy fuerte el tema de la megaminería, otra vez el “No es No”, porque no somos una provincia minera, no tenemos provisión minera, por más de que se intente instalar desde arriba esta idea. Tenemos otras posibilidades de desarrollo a las que solamente hay que motivar para que sean políticas de Estado, y que cuentan con el apoyo del pueblo porque es lo que venimos diciendo y expresando mediante el derecho de la autodeterminación”.

Política de Estado de ayer y hoy

En relación a las diferencias –o no– entre las políticas mineras durante el kirchnerismo, las que quizás no se difundían tan públicamente, y el macrismo -que ya anunció la quita de retenciones para esta actividad- Silva reflexionó: “en el caso de La Rioja, la minería siempre estuvo ausente durante las campañas electorales. Nosotros siempre como organizaciones hemos estado tratando de instalar el tema, de ponerlo en debate y muy pocos sectores político partidarios nos han acompañado. Siempre fue un tema que durante las campañas electorales el gobierno del Frente para la Victoria intentó neutralizar, pero después que ganaban las elecciones largaban estas políticas, y nosotros siempre decíamos que nunca se votó si megaminería si o no, no era un plebiscito. Por ejemplo después del 2011 tuvimos el proyecto de La Rioja Minera, y una avanzada en los medios de comunicación en todos los espacios institucionales, en una búsqueda por institucionalizar la megaminería. Más allá de esos tiempos electorales nosotros hemos estado intentando poner el tema en agenda y siempre estuvieron los medios comunitarios apoyándonos, siempre más allá de las lógicas que manejan los grandes medios que toman el tema de manera estratégica”.
El pueblo de La Rioja tiene ya una larga lucha contra las empresas mineras. Fueron varios los emprendimientos que debieron retirarse de la provincia ante el rechazo social: “Barrick Gold, después Shandong Gold en el mismo cordón de Famatina pero con otro emprendimiento, después Osisko Mining Corporation que es una subsidiaria de Barrick Gold, y después hubo una minera chica que se llama Midais, que intentaba hacer minería en los cauces secos, en un río de Angulo. Desde un principio, los vecinos se manifestaron y dijeron que aunque no se utilizara agua de acá sino agua de Salta -porque ese era el argumento de las mineras-; para nosotros es el agua y no estamos pensando en esos límites”.
Silva destacó que esta lucha en común los sorprende en la relación con sus propios vecinos: “es el punto en que uno se encuentra hablando con el otro, en el que te mirás y te pensás desde otro modelo, desde otro lugar, donde no son recursos, son bienes comunes, entonces los vecinos tuvimos esa claridad y logramos que esa minera también se vaya el año pasado, aunque con represión. Creo que todas las mineras se fueron con muchos costos sociales, políticos, pero Famatina sigue muy fuerte aunque también ha tenido sus divisiones. En este punto, rescatamos a las Asambleas ciudadanas riojanas que han largado hace como 3 o 4 años una campaña, en la que mediante documentos públicos fueron haciendo un relevamiento de todas las tierras que se estaban entregando a las multinacionales con distintos destinos pero con la misma lógica extractiva de megaminería, fracking; así denunciamos la entrega de más de 2 millones de hectáreas a manos de empresas multinacionales. Así que la minería siempre fue política de Estado y hoy seguimos, es como una continuidad; para nosotros el extractivismo no fue siempre un tema que entre en tensión con el kichnerismo o el macrismo, porque para nosotros sigue siendo un modelo en pie, y lo están demostrando”.

El pueblo de La Rioja sigue firme, como hace años, en su pelea contra la actividad minera y sus consecuencias sociales y ambientales. La jornada de hoy es una gran muestra de ello.

1 comentarios:

  1. ¡Vaaamos todavía!! A pesar de la ley que reprime las protestas!!!

    ResponderEliminar