28 feb. 2016


Mientras continúa el alegato de la querella representada por el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH), volvimos a dialogar en Oral y Público, por Radio La Retaguardia, con el abogado Pablo Salinas sobre el accionar de jueces y fiscales, ahora sentados en el banquillo de los acusados, durante el Terrorismo de Estado. Salinas también reflexionó sobre el próximo pedido de penas y la prácticamente nula repercusión mediática de las audiencias. (Por La Retaguardia)


Foto: el representante de la querella de MEDH (a la izq.) durante el comienzo de su alegato (Foto: www.juiciomendoza.wordpress.com)


El juicio por la Megacausa de Mendoza comenzó hace ya 2 años y allí se juzga a 31 imputados, entre los que se encuentran ex magistrados federales y fiscales como Otilio Roque Romano, Luis Francisco Miret, Rolando Evaristo Carrizo, Guillermo Max Petra Recabarren y Gabriel Guzzo. El proceso está en etapa de alegatos, que ya desarrolló la secretaría de Derechos Humanos de la Nación y actualmente lo hace la querella representada por el MEDH.
“El martes 8 de marzo, Día de la Mujer, la abogada Viviana Beigel hablará de los ataques sexuales a las compañeras como método sistemático de represión que fue encubierto y no investigado por los jueces cómplices”, afirmó Pablo Salinas en diálogo con Oral y Público.
Cabe señalar que los funcionarios judiciales juzgados no solo no actuaron durante el Terrorismo de Estado, sino que hasta hace poco se encargaron de frenar todas las causas por delitos de lesa humanidad en la provincia.
“Desarrollamos la primera parte del alegato con el doctor (Carlos) Varela que también concluyó su parte dando cuenta de la imagen de un gancho de carnicero. Allí era donde colgaban los rechazos a los habeas corpus que presentaban los familiares de los desaparecidos, con la foto de cada uno de los compañeros que habían sido secuestrados y que los jueces no investigaron. No sólo no dieron curso a los habeas corpus: tampoco las denuncias penales que hacían las familias por secuestros y por robo de los bienes de las casas. A veces venían con un camión y cargaban todos los bienes y denunciaban también los abusos sexuales que ocurrían durante el secuestro cuando ataban o vendaban a la persona. Estos jueces y fiscales federales se declaraban competentes y le ponían un sello que es lo que simbólicamente usé para decir que los representaba, que es el sello del archivo de la causa, representaba cómo ellos le cerraban la puerta al habeas, garantizando la impunidad y archivando la denuncia penal. Hemos ido desarrollando todas las causas que suman 100 expedientes, dictámenes, por supuesto todo frente a la mirada de ellos (los imputados), que están enfrente nuestro”, expresó Salinas, sobre el contenido del alegato del MEDH.
Durante la entrevista con Salinas se volvió varias veces a la imagen del gancho de carnicero: “colgaban la resolución donde rechazaban y cobraban costas a los familiares en ganchos de carnicero, en la puerta del juzgado, es una imagen que demuestra cómo la justicia federal se degradó al punto de ser cómplice absoluta del plan criminal del Terrorismo de Estado y generando una impunidad que como ya ha dicho la Corte Interamericana en una causa en Ciudad Juárez (México), cada hecho llama a cometer uno nuevo y esta es la garantía que tenían los militares y las fuerzas de seguridad para secuestrar, robar, atacar sexualmente y cometer todo tipo de delitos, apropiarse de niños. En el alegato hablé de la apropiación de Claudia Domínguez Castro, que es la nieta recuperada 117, cuya abuela María que es la presidenta de Madres de Mendoza, nos ha enseñado a luchar. María Domínguez presentó en aquel entonces un habeas corpus por su nieto o nieta desaparecida, cuando estábamos muy lejos de todos los avances jurídicos que hay hoy con la Convención de los Derechos del Niño y demás”.
La imagen del gancho es peor aún que la idea del cajoneo de una causa, ya que los jueces ni siquiera escondían o disimilaban la impunidad, sino que la dejaban en un lugar en el que todos podían ver ese rechazo: “colgaban la resolución donde rechazaban el habeas y sumaban las costas; por ejemplo en el habeas de la nieta no sólo no investigaron sino que, como en muchos otros habeas también, persiguieron a los abogados que ayudaron a las víctimas, entonces varios de los que ayudaron a las víctimas terminaron presos por indicación de la justicia federal. Podemos mencionar los casos de Haydeé Fernández, Ángel Bustelo que hoy ya está fallecido pero que declaró en el juicio a las juntas, el de Alfredo Guevara que también falleció pero que fue uno de los primeros abogados que luchó contra la impunidad en Mendoza”.
Aún no se conocen los pedidos de condena, ya que se informan al final del alegato, pero Salinas adelantó que serán de perpetua: “estamos hablando de homicidios agravados y participación primaria, y la pena prevista es prisión perpetua. En el caso de los magistrados, Petra está acusado de 2 homicidios, y otros de 7, 25, 20, y ya con un solo caso el pedido es perpetua. La secretaría de Derechos Humanos de la Nación también pidió prisión perpetua y después nos seguirá en los alegatos el Ministerio Público que es el que amplió la acusación, a la que nosotros adherimos, y entendemos que también va a acompañar este pedido”.
Hacia el cierre de la charla con Oral y Público, el abogado agradeció especialmente el espacio al aire para difundir los avances en el juicio: “el problema que estamos teniendo es que hay un cerco informativo, y en eso hago mi llamado y pedido de ayuda a todo el que escucha y a todos los compañeros. No logramos que los medios de Mendoza tomen las audiencias de debate ni lo que está pasando. Hemos logrado sacar una nota en Página 12, gracias a Alejandra Dandan, pero no logramos que en Mendoza se sepa lo que está pasando”.

0 comentarios:

Publicar un comentario