15 mar. 2016

En el marco del programa Tengo una idea, que se emite por Radio La Retaguardia los martes a las 19, Marcelo Guagliardo, vocal del Consejo de Educación de Neuquén, se refirió a las últimas novedades en la causa en la que se juzgan las responsabilidades políticas de la muerte del docente, ocurrida en abril de 2007. La jueza Carina Álvarez resolvió sobreseer a sus 15 imputados al considerar que el crimen del maestro fue un hecho aislado luego de que se vencieran los plazos procesales. (Por La Retaguardia)


“Es una confirmación de la impunidad que rige en nuestra provincia en la connivencia tan directa que hay entre el Poder Judicial y el poder político que protege y cubre el accionar del ex gobernador, Jorge Sobisch, de la responsabilidad penal ya no política que le cabe en la planificación, supervisión y control que tuvo durante todo el operativo que terminó con el asesinato de nuestro compañero Carlos Fuentealba. Esto se confirma con un fallo de la jueza que determina el sobreseimiento total y definitivo de los 15 imputados en la causa Fuentealba II, en la que se deben investigar las responsabilidad de quienes colaboraron, fueron partícipes directos o necesarios de esa cruel represión que termina con el asesinato de Carlos. Obviamente que esto no es definitorio para nosotros, simplemente es un dato que confirma esta connivencia que venimos denunciando y vamos a seguir insistiendo hasta lograr justicia completa y que finalmente se abra un camino a pesar de tanta adversidad”, afirmó Marcelo Guagliardo.
Hace pocas semanas, la jueza Carina Álvarez sobreseyó “total y definitivamente” a Raúl Pascuarelli, Carlos David Salazar, Moisés Soto, Adolfo Soto, Mario Rinzafri, Jorge Bernabé Garrido, Julio Cesar Lincoleo, Aquiles González, Rubén Hernández, Pablo Oddone, Félix Torres, Cristian Vázquez Salinas, Luis Alberto Rodríguez y Oscar Antonio Lezama, acusados de abuso de autoridad y encubrimiento y falso testimonio. A su vez, y a pesar del reiterado pedido efectuado desde la querella, el ex gobernador Jorge Sobisch ni siquiera llegó a ser incorporado como imputado en esta causa.
En diálogo con “Tengo una idea”, el vocal del Consejo de Educación de Neuquén dio detalles de la explicación dada desde la justicia ante esta decisión: “la justificación es que se cumplieron los plazos que establece un nuevo código procesal penal que rige en nuestra provincia, que fijaba el 14 de enero de este año para se caigan aquellas causas que no estuvieran cerradas. Y en esta causa transcurrió el tiempo, a partir de los obstáculos que puso la defensa, una serie de estrategias y artilugios legales que hicieron que casi se cumplieran 9 años del asesinato de Carlos y entonces finalmente se decide esto, una decisión que nosotros ya apelamos ante el tribunal y que esperamos que sea revisada, de no ser así seguiremos insistiendo porque nos parece que en algún lado tiene que abrirse una puerta para la justicia”.
Para el Poder Judicial, el 4 de abril de 2007 se produjeron 2 hechos: “uno es el que genera el asesinato de Carlos, una situación aislada de un policía que no tenía nada que ver con el armado ni con la planificación del operativo de represión, entonces les surge que la responsabilidad de quiénes estaban a cargo del operativo, de quien era el gobernador, de quiénes eran los jefes policiales no tuvo nada que ver con el resultado muerte. De esta manera, queda como único responsable el cabo Darío Poblete (condenado a prisión perpetua) que pasaba por ahí, pero fue un operativo de represión que estuvo conducido por las 2 máximas autoridades de la policía de la provincia, pero además por un representante del Poder Ejecutivo, el secretario de Seguridad de la provincia, con 5 grupos especiales de la policía neuquina y en un operativo que tuvo 3 oleadas, siendo la última absolutamente injustificada, nadie la puede justificar porque ya estábamos retirándonos, y que genera un cuello de botella en el que se arma la emboscada para que cuando pasara el auto de Carlos se produjera este disparo de Poblete. Por lo tanto, quieren mostrar esto como hecho aislado, pero quien puede mirarlo y observar el escenario de los hechos y escuchar no solamente el testimonio de los compañeros nuestros sino incluso de los mismos policías que estuvieron y de gente que circunstancialmente pasaba por el lugar se da cuenta de que no se trató de un hecho aislado”, aseveró Guagliardo.
El docente explicó además que la querella ya presentó una apelación a la decisión de la magistrada Álvarez: “nosotros procuramos encuadrar esto en un crimen de Estado; en la vigencia de los derechos humanos y de protección de esos mismos derechos hay tratados internacionales que dan cuenta que las investigaciones han excedido los plazos de un delito común y eso es lo que estamos procurando, si en Neuquén esto se agota nos quedará la instancia de federalizar esta causa y seguir insistiendo en la Corte Interamericana de Derechos Humanos donde ya hemos presentado la denuncia por inacción de la justicia argentina”.
“El próximo 4 de abril se estarán cumpliendo 9 años del asesinato de Carlos y está bueno poder mantener esto en la agenda pública”, finalizó el integrante del Consejo de Educación de Neuquén el diálogo con Tengo una idea.

0 comentarios:

Publicar un comentario