10 mar. 2016

Lo dijo Héctor “Pelusa” Carrica, referente de la Asociación de Trabajadores del Estado, sobre la situación en el Ministerio de Salud a partir de la llegada de Cambiemos al gobierno nacional. Fue en el contexto de diálogo con Alfredo Grande e Irene Antinori en su programa Sueños Posibles, que se emite por Radio La Retaguardia. El despido de trabajadores y el recorte de los recursos destinados a distintos programas de abordaje territorial de la cartera sanitaria fueron algunas de las problemáticas actuales planteadas por el dirigente gremial. (Por La Retaguardia)

Foto: trabajadores del ministerio de Salud al enterarse que eran despedidos


“Lo dramático es el desmantelamiento de los programas más estratégicos que tenían que ver con una política de inclusión sociosanitaria de los compañeros y compañeras más desprotegidos, en los lugares de mayor impacto de pobreza. Eran esos programas inclusivos del Ministerio sobre salud sexual y procreación responsable con talleres, temas de género, se atendía la problemática de la violencia de género, todo lo que era la atención primaria de salud, la educación sanitaria necesaria, esos los desmantelaron. Sobre 54 especialistas y trabajadores dejaron a 24 en una lista de despidos y después siguieron con la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia, que es aquella donde está la mejor gente que está investigando sobre la desnutrición infantil, la mortalidad infantil, ese programa también fue afectado por despidos”, así describió Héctor “Pelusa” Carrica la situación actual en el Ministerio de Salud de la Nación.
En diálogo con el programa Sueños Posibles, que conducen Alfredo Grande e Irene Antinori, el dirigente de ATE se refirió especialmente a la situación en la Dirección Nacional de Salud Mental: “no solo se estaba paralizando y despidiendo a los compañeros que trabajan allí, sino que además había una cuestión muy perversa generada por un funcionario que asumió con Mauricio Macri y que nosotros repudiamos, que es Andrew Blake, le dicen Andy. Realmente en la profesión médica y en el trato que le ha dado a los trabajadores es muy perverso, porque ha maltratado, humillado, despedido y ha afirmado que no quiere que continúen los programas de abordaje territorial de salud mental, por lo tanto ellos han venido al Ministerio con otra política, que es no solo achicar sino también dejar sin efecto todo lo que era el abordaje territorial de los distintos programas sanitarios”.
Según relató Carrica, dejó de funcionar a su vez el área de los camiones sanitarios que con la presencia de equipos interdisciplinarios se dirigían a las villas, a los lugares de mayor concentración de pobreza, a las provincias que estaban en emergencia porque los hospitales y el sistema público de salud también se encuentran en crisis: “toda esta política es desmontar el trabajo sanitario y la presencia del Estado nacional en aquellos lugares donde la gente no llegaba ni siquiera al centro de salud, hasta ahí era donde llegaban los camiones, las camionetas. Pero hoy tenemos a más de 300 compañeros de estos equipos interdisciplinarios que están mirándose la cara desde que asumió Macri, tenemos aproximadamente 30 a 40 camiones sanitarios paralizados, tenemos 30 minibuses que eran donde iba el equipo interdisciplinario que atendía el camión sanitario. Todo esto se da en el cuadro epidemiológico extremadamente grave que tiene Argentina, con el dengue que va a castigar y con algo peor que va a pasar que es el impacto epidemiológico que está habiendo y que tiene que ver con el calentamiento global y con las inundaciones que ha habido. Se está esperando la inundación más grande de los últimos 30 años, todo esto lo plantea el Ministerio de Seguridad y de abordaje de situaciones de riesgo sanitario, y esto va a ocurrir probablemente en abril, esta enorme crecida cuyas consecuencias van a ser tremendas con el dengue, con la gente muy desprotegida”, agregó el dirigente de ATE.
En este punto de la charla, Carrica retomó la designación de Blake: “estamos haciendo un repudio a este funcionario que en salud mental ha maltratado muchísimo a la gente, este señor va a ir a Villa Pehuenia a hacer una disertación y estamos avisándole a los compañeros de Neuquén de qué se trata y quién es este sujeto. Pero no es el único, es una política, o sea que en otras áreas donde también están despidiendo gente hay otros, como Dora (Vilar de) Saráchaga y su hija Magdalena”. Ambas funcionarias de la Subsecretaría de Atención Primaria de la Salud, de la que dependen, entre otros, la Dirección Maternidad e Infancia, Programa Salud Sexual y Procreación Responsable, SUMAR, fueron escrachadas a comienzos de febrero tras el despido de 113 trabajadores.
“Lo increíble –continuó Carrica– es que estos funcionarios no han sido designados todavía, con lo cual violan 2 artículos del Código Penal que expresamente dicen que si no fueron designados no pueden ejercer funciones públicas, con penas que van desde un mes a un año de cárcel. Nosotros sabemos que esta justicia no los va a condenar, pero todo el mecanismo y el nivel de impunidad que tienen es lo que nosotros estamos tratando de quebrar, en el marco de invisibilidad que hay con todo este tema de los despidos”.
Al ser consultado acerca de si ante este panorama la Ley de Salud Mental puede ser derogada, Carrica afirmó: “los funcionarios han expresado que quieren que el área de Salud Mental quede reducido a la mínima expresión y que no haya funciones asistenciales porque ellos expresamente están en contra de esta ley, o sea no quieren tener en cuenta una norma que fue votada por el pueblo, que ha sido debatida y discutida colectivamente con mucha participación de los ciudadanos; de hecho la están derogando a través del abuso de poder que ejercen, e inclusive plantean una cosa que es muy loca, que es que en los anuncios dicen que van a hacer un estado alegre, efectivo, y que van a computarizar todo como si computarizando se podrían resolver los problemas que tienen que ver con la contención humana, con un trato humano. Tenemos cada día más claro que estos tipos se están planteando desde las corporaciones médicas, lo han dicho y lo expresa también el ministro de Salud (Jorge Lemus), la idea es terminar con todo lo que son los psicólogos, los asistentes sociales, lo ha manifestado por ejemplo (Néstor) Pérez Baliño (secretario de Promoción, Programas Sanitarios y Salud Comunitaria de la Nación) en tono de chanza diciendo que es la vieja pelea de los psiquiatras con los psicólogos, pero la gente está en el medio y hay muchísimos médicos psiquiatras a quienes también están despidiendo, y están siendo muy maltratados”.
Hacia el cierre del diálogo con Sueños Posibles, Carrica remarcó que la pelea que están llevando adelante los trabajadores en defensa de la salud sanitaria y de los programas es de fondo. Por un lado, se busca impedir estos claros intentos de exclusión y por el otro lograr que los programas y la presencia del Estado se haga efectiva, algo que desde Cambiemos intentan evitar permanentemente.

0 comentarios:

Publicar un comentario