1 abr. 2016


La jornada de alegatos por el asesinato de Gabriel Blanco tuvo hoy un después inesperado: se dictó sentencia. "Nos madrugaron", en palabras de Paula Pimentel, de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza (APDH). Los imputados eran Claudio Hundayn y Daniel Omar Dos Santos en carácter de encubridores y Rubén Suárez, Ariel Gómez y Pablo Balbuena por tortura seguida de muerte. Todos absueltos por unanimidad. Los patricinó Miguel Racanelli, viejo conocido en La Matanza por defender policías y, ahora, como concejal del PRO. Fueron imputados, además, un médico que aportó su testimonio y la sobrina de Gabriel -que al momento del asesinato tenía 13 años- por falso testimonio. (Por Rosaura Barletta para La Retaguardia)



Digerir el fallo

"Vamos a reunirnos el lunes con la familia, los abogados y los compañeros, los fundamentos en la mano y evaluar esta absolución con la que no estamos de acuerdo. Ahí daremos a conocer un comunicado APDH La Matanza", anticipó Pablo Pimentel, presidente de APDH La Matanza. Entre las organizaciones que acompañaron el desarrollo del juicio y pensaban acompañar la sentencia si ésta tenía aviso previo están Correpi, Autoconvocados contra la Ceamse, Nuevo Encuentro, SUTEBA La Matanza, Familiares y amigos de Luciano Arruga, CTA, PO, HIJOS Matanza, HIJOS Oeste, Miguel Funes -diputado FpV-, PTS, La Garganta Poderosa, SERPAJ, etc. Entre las personalidades que acompañaron están Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo - Línea Fundadora, el premio nobel de la paz Adolfo Pérez Esquivel y José Schulman de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre.

"Nos madrugaron"

"Nosotros apuntábamos a hacer una gran convocatoria para la sentencia desde la primera marcha que organizamos por Gabriel. No nos dio tiempo este tribunal. Nos madrugaron, nos hicieron un engaña pichanga. No es lo mismo una sentencia con la calle llena que con la calle vacía", declaró Paula Pimentel. El tribunal a cargo es el TOC Nº5, integrado por los jueces Gabriela Risutto, Matías Mariano Deane y Pablo Lucero, que absolvieron por unanimidad a todos los acusados. "Entre los alegatos y la sentencia hicieron un cuarto intermedio en el que nos tuvieron alrededor de dos horas y media en esa salita mínima donde desarrollaban la audiencia. Fue en condiciones inhumanas. Eran 5 persona de parte de la querella y convivimos con los abogados, los imputados y otros policías. Ni siquiera dispusieron que custodiara Gendarmería", denunció Paula. En la jornada de hoy también hubo veedores del CELS y la Comisión Provincial por la Memoria (CPM). Acompañando a la defensa estuvo uno de los policías absueltos por el caso Duffau, asesinado en 2008 por 5 policías de la comisaría 1° de Ramos Mejía.

La historia

Gabriel Blanco fue detenido en el barrio Borgward en Isidro Casanova, La Matanza, después de haber sido sostenidamente hostigado para robar para la policía. El 1 de marzo de 2007, al día siguiente, un patrullero se dirigió a la casa de sus padres a informar que se había suicidado en su calabozo. Durante el velatorio, observando las marcas en su cuerpo y que le faltaban algunos dientes, los familiares comenzaron a sospechar de la versión policial. La realización de una nueva autopsia y la reconstrucción de los hechos confirmaron que un ahorcamiento no hubiera sido posible por el largo y el grosor de la soga utilizada y la altura del nudo con respecto a las medidas y el peso de Gabriel. Antes del comienzo del juicio, el Tribunal a cargo anticipó su posición anulando la prisión preventiva para los acusados del crimen y la pericia de reconstrucción de los hechos.

0 comentarios:

Publicar un comentario