10 abr. 2016


La última semana finalizaron los alegatos de las querellas en el tercer tramo de la megacausa ESMA con el que realizó el colectivo Justicia Ya!, y comenzó el turno de las defensas. Dialogamos con Lucía Tejera, una de las abogadas del grupo Kaos, que alegó en febrero representando, entre otros a Víctor Basterra, Graciela Daleo y Miriam Lewin, sobre cómo se construye un alegato en una causa tan compleja y extensa. Fue durante una emisión de Oral Y Público(Por La Retaguardia)

“Estas causas, más allá de la magnitud que tienen, se abordan desde diferentes ámbitos. Uno no solo las enfoca desde lo jurídico sino también, y particularmente lo que es el colectivo Kaos, lo enfocamos desde lo político. Consideramos entonces que el abordaje de esta causa es de manera colectiva, trabajamos esta causa no solo abogados sino también compañeros que no son abogados, compañeros sobrevivientes como el caso de Graciela Daleo, que es parte del equipo y que es nuestra memoria RAM de la causa ESMA, que aporta y sabe muchísimo más de lo que nosotros podemos aportar. El abogado tiene una función más que nada en lo jurídico y en la audiencia, pero después en la investigación y en el armado de la causa vamos aportando todos desde diferentes lados”, afirmó Lucía Tejera, que integra Kaos junto a los abogados Rodolfo Yanzón y Flavia Fernández Brozzi, entre otros.
Este colectivo representa la querella de Víctor Basterra, su hija Eva, Juan Cabandie, Graciela Daleo, Miriam Lewin, Lila Pastoriza, entre muchos otros sobrevivientes, en este tercer tramo del juicio por la Megacausa ESMA, que comenzó en noviembre de 2012.
El propio Víctor Basterra aseguró que sus abogados son en muchos aspectos el sostén de los sobrevivientes. “Yo tengo 35 años –agregó al respecto Tejera– y como digo siempre para mí es un honor que los compañeros nos otorguen esa confianza para representarlos en los juicios porque uno no solamente es abogado sino también militante político y popular, y aprende muchísimo en estas causas. Al no enfocarlo solamente desde lo jurídico, sino entender todo un proceso y un proyecto también político de lo que perseguían las víctimas del Terrorismo de Estado y de lo que también persiguió el proceso de reorganización nacional en su aniquilamiento, para nosotros como militantes esta tarea es muy rica también”.

La reivindicación de la militancia

Oral y Público le consultó a Tejera cómo fue la elaboración del alegato del colectivo Kaos: “un proceso bastante complejo porque además estoy viviendo en Entre Ríos hace más de 1 año, entonces medio que fue gracias a la tecnología que nos pusimos en contacto y laburamos mucho a través de internet y de los mails, nos distribuimos un poco las tareas y los puntos, más allá de reuniones de trabajo que tuvimos en Buenos Aires. Como este es el tercer juicio de la ESMA planteamos un poco la necesidad de dejar planteadas algunas cosas que consideramos que por el contexto nacional que estábamos viviendo había que hacer; más allá de que lo venimos sosteniendo durante todo este tiempo que participamos de causas de lesa humanidad, consideramos hacer un capítulo especial que fue la parte de la militancia política de las víctimas y de la significancia de las desapariciones, no solamente de los cuerpos de las víctimas sino también la desaparición del proyecto político en cuanto efecto de la desaparición de las personas que encarnaban el proyecto”.
Tejera explicó que como Kaos está integrado por militantes políticos, consideran que se debía reivindicar justamente la militancia de las víctimas: “una militancia que se daba sobre todo a partir de una organización política, de la fuerza que tiene la organización, no eran víctimas sueltas, que de su casa iban a la villa de onda o porque tenían ganas, sino que estaban enmarcados en una organización que se daba distintas líneas de acción territorial a través de organizaciones sociales, políticas, sindicales, católicas, o lo que fuera, pero siempre enmarcado en la lógica de la organización. Consideramos que fue el objetivo primario del Proceso de reorganización nacional, porque al desaparecer a las personas también hacés desaparecer la cuestión de ese proyecto que encarnaban. Mostrar esto costó, lo veníamos viendo porque estamos en las causas hace muchos años, yo particularmente desde 2005, Flavia (Fernández Brozzi) viene militándola y estuvo en los Juicios por la verdad; también los testigos fueron reivindicando esa militancia, a medida que el proceso de verdad y justicia se fue consolidando, no solo en la sociedad sino también en los estrados judiciales. Por ahí pensábamos en voz alta esta cuestión de por ejemplo el juicio a (Héctor) Febres, que fue el primero que tuvimos en el ámbito de la ESMA, los compañeros sobrevivientes a duras penas decían que eran militantes de la juventud peronista o de base, había muy pocos compañeros que daban cuenta de una militancia dentro de una organización, más como Montoneros o ERP, y en la consolidación de este proceso y de los diferentes tramos del juicio vimos cómo los propios compañeros se tomaban el tiempo o le pedían el tiempo a los jueces para dar cuenta del contexto social y político en el que ellos fueron secuestrados. Y nos pareció que eso había que decirlo, resaltarlo, más allá de que uno lo dice constantemente, nosotros pusimos mucho eje en ese tema y también hicimos un capítulo aparte del tema de los niños que fueron secuestrados junto a sus padres o que presenciaron los secuestros”.

Los hijos

En este sentido, una de las particularidades del juicio, según manifestó la abogada, es que en este tramo declararon muchos hijos de desaparecidos y muchos sobrevivientes: “ellos dieron cuenta de esa situación violenta en la que estuvieron presentes, cómo los marcó después para el resto de sus días, la verdad que fue cruel, no solo el nacimiento en cautiverio sino también esa percepción del abandono y desolación al ver que a tus padres se los lleva una patota en un auto y a vos te dejan en un cordón cuneta de una calle. Una cuestión muy perversa por parte de la dictadura”.
Respecto a la elaboración de su alegato, Tejera explicó que Kaos, al igual que otras querellas, partió de la exposición efectuada en primer término por el Ministerio Público Fiscal: “fue excelente y con un grado de documentación impecable, sumado también a una cuestión de tiempo todas las querellas adherimos a ese alegato en partes generales, a lo que ellos describieron. Lo que nosotros sí hicimos fue hacer un relato porque también considerábamos esta cuestión del compromiso que uno tiene con las víctimas y los familiares a los que representamos, hacer un relato de los hechos que damnificaron a nuestros querellantes particulares. Lo hicimos a través de una cuestión cronológica, pero enfocados no desde las etapas de la ESMA sino desde las víctimas en sí, su militancia, el contexto sociopolítico en el que estaba metido, su familia, todo lo que rodeó el secuestro, la desaparición, su cautiverio y la posterior liberación en algunos casos. Nosotros desarrollamos el caso de Víctor (Basterra) bastante exhaustivamente, aunque en sí no le dimos ni menor, ni mayor importancia que al resto de los casos. El de Víctor es un testimonio que permitió reconstruir casi todo lo que sucedió en la ESMA, con su valentía en poder extraer y registrar todo mental y documentalmente, la perversión y la dinámica interna del grupo de tareas de la Marina, además de su militancia, el secuestro de su mujer y su hija pequeña, el testimonio de Eva (que era una bebé al momento de estar secuestrada), al que rescatamos mucho en la cuestión esta de militancia, de todo lo que significaba el hecho de tener no solo a tu papá secuestrado, desaparecido, haber sido ella también detenida y desaparecida en la ESMA, además de esta cuestión perversa de las visitas y los regímenes controlados y todo esto que generó la Armada con algunos sobrevivientes de la ESMA”.

Últimos largos casilleros

Tras la finalización de los alegatos de las querellas, comenzó el turno de las defensas: “están siendo bastante agresivos con el papel de la fiscal (Mercedes Soiza Reilly) sobre todo, que es una fiscal que nosotros reivindicamos y celebramos que haya gente tan comprometida en estas causas, que se tome con tanto compromiso este proceso de memoria, verdad y justicia, pero es largo, son un montón de imputados, algunos se nuclean en pocos abogados, sobre todo oficiales y también privados, creo que estos alegatos van a durar muchísimo. No hay un tiempo estimativo y menos en un tribunal que desde que hemos empezado con esta causa ya en 2007 nunca hemos podido dilucidar o tener un proceso ordenado si se quiere, porque hay audiencias que llevan 2 horas y cortan a un cuarto intermedio para el día después, otras veces te dicen cuarto intermedio de 10' y termina siendo de 1 hora, como que todo se vuelve engorroso en ese aspecto como para poder decir que llegamos a sentencia tal fecha. Faltan los alegatos de los defensores, después viene toda la parte de la réplica que es cuando las querellas contestan esos alegatos de las defensas, luego las defensas nos vuelven a contestar a nosotros, los puntos a contestar se van reduciendo y generalmente se da en cuestiones muy jurídicas y técnicas, no es como en el alegato que uno puede volcar cuestiones más políticas”, expresó Tejera.
Para la abogada, los acusados ya dejaron en evidencia sus propias maniobras dilatorias: “ya están, como este planteo de que Mercedes no es la fiscal original, toda una cuestión muy de burocracia administrativa interna del Poder Judicial, pero también lo cierto es que muchísimos de los planteos que ellos hacen ya están resueltos por varias instancias judiciales, todo lo que es prescripción, cosa juzgada, juez natural, cuestiones que ellos vuelven a plantear constantemente y que son cosas que ya están planteadas y ahí tenemos que ver cuál es la postura del tribunal, si quiere o no hacer lugar o distinguir cuáles son los planteos dilatorios y cuáles son los que realmente tienen un sustento o fundamento jurídico”.
Aunque aún no hay una fecha concreta para conocer la sentencia, el tercer tramo del juicio por los delitos de lesa humanidad cometidos en la ESMA comienza a recorrer sus últimos (y largos) casilleros.

0 comentarios:

Publicar un comentario