14 abr. 2016


Héctor Mastrogiovanni fue sancionado en 2007 luego de agredir físicamente a alumnas que iniciaban una protesta en el colegio Pellegrini. El episodio volvió a la escena pública porque el docente fue recientemente ascendido en la institución. El otro caso es el de Fernando Jodara, un preceptor que besó forzosamente a una chica 14 años. Lo estudiantes, padres y graduados de la escuela decidieron llevar adelante una toma que ya lleva 3 días exigiendo a las autoridades que tomen cartas en el asunto y no permitan la impunidad en episodios de violencia de género. En La Retaguardia, Fernando Tebele y María Eugenia Otero dialogaron con Victoria Camino, secretaria general del Centro de Estudiantes. (Por La Retaguardia)

“Hoy en día, en el colegio hay dos personas que son violentas de diferentes maneras. Una persona que golpeó a 2 estudiantes en el 2007 pero que sigue ejerciendo actos de violencia que no acuerdan con una institución educativa como sacarle fotos a docentes para que no puedan expresarse o no dejar que los estudiantes pasemos por las divisiones a hablar. Eso no se hace. Por otro lado, violencia de género propiamente dicha: darle un beso en la boca a una estudiante de 14 años”, denunció la joven estudiante, que señaló como raíz del problema a la pasividad de las autoridades, incluso de la UBA, de la que depende el colegio. “La institución prefiere esperar a ver qué dicen los demás en lugar de escuchar a las víctimas, los estudiantes, los padres, los docentes y los graduados, que nos posicionamos de una manera muy clara. Nosotros no queremos que haya violencia en una escuela. Si es complicado, que al menos se posicionen, cosas que no hicieron. El problema principal es la indiferencia”, analizó.
“Hoy es el tercer día de toma del colegio, hoy pensábamos movilizarnos al Consejo Superior de la Universidad pero el día no nos acompañó", dijo en referencia a la lluvia que ayer asoló Buenos Aires. Nos presentamos, entonces, para hablar con las autoridades, que ni siquiera quisieron escucharnos. Tampoco tiene una respuesta el secretario de escuelas medias, que además nos dijo que a esta lucha la va a ganar quien toque el bombo más fuerte. O sea, es una pelea y tenemos que presionar”, detalló sobre las instancias de reclamo que atravesaron. Camino, además, explicó cómo se organiza la medida de fuerza: “Nosotros estamos en instancias de debate todo el tiempo. Algo que caracteriza a nuestro centro de estudiantes es que todos los días se ratifica la medida, todos los días discutimos si es necesario continuar así o hay que modificar el accionar”.
Los padres del Pellegrini también se suman al conflicto junto a docentes y graduados, la secretaria general del centro de estudiantes explicó por qué recurren al método de la toma: “Nosotros ya tenemos experiencia y quizás la gente siente que es algo clásico, pero deriva de que en la escuela nos escucharon sistemáticamente siempre que llegamos a estas medidas. Acá se echaron rectores dos veces, en 2007 y 2011, porque tomamos la escuela durante dos meses porque eran gente que venía a destruir el colegio”. Camino señaló una fuerte diferencia con el grado de difusión que podían alcanzar durante la gestión anterior: “Ayer hicimos una conferencia de prensa, y nosotros antes sabíamos que por lo menos en Duro De Domar iban a explicar lo que estaba pasando y que de una manera u otro iba a llegar. Ahora está tan convulsionado el país que suena extraño decir que alguien se va a solidarizar con el Pellegrini cuando nos están arrasando en todo sentido”. Señaló, además, que el colegio está ubicado en un barrio de corte reaccionario y que eso produce que, cuando salen a marchar, reciban malos tratos e insultos. Sobre su relación con los estudiantes del Nacional Buenos Aires, Camino contó: “Los chicos del Nacional Buenos Aires realizaron una pernoctada en función de que compartimos autoridades, ellos están en un conflicto aparte pero la raíz es la misma”.

0 comentarios:

Publicar un comentario