29 abr. 2016


La lista Pluricolor ganó ayer el nuevo Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) luego de una experiencia de lucha de más de 3 años desde el surgimiento más sólido de la organización en los trabajadores de los medios, por ahora solo de los comerciales. El nuevo gremio viene a reemplazar a la burocratizada UTPBA, que se ha mantenido al margen de los conflictos en el último período. Los trabajadores de prensa atraviesan, en la actualidad, una fuerte afrenta de las patronales en materia de libertad de expresión, recomposición salarial, condiciones de trabajo dignas y despidos masivos. Por Radio La Retaguardia, Luis Angió y Rosaura Barletta dialogaron el martes en su programa Otras Voces, Otras Propuestas, con Agustín Lecchi, delegado de canal 7 e integrante de la Pluricolor, quien adelantó los desafíos de la nueva gestión y las propuestas para un sindicato para todos. (Por La Retaguardia)

"Sobre un total de 1081 votantes, la lista de Unidad de Prensa Escrita, Radial y Televisiva que encabezó el compañero de Página 12, Fernando "Tato" Dondero, se impuso por 891 votos a 180 frente a la Lista Azul y Verde de La Gremial de Prensa, que llevaba al frente al periodista Martín Piqué, de Tiempo Argentino", dice la información oficial publicada en el portal del sindicato.
Antes de la elección, Agustín Lecchi había anticipado: “Nosotros venimos de una experiencia bastante desalentadora en lo que es la construcción gremial, porque venimos de un vacío gremial total que heredamos de la UTPBA (Unión de Trabajadores de Prensa de la Ciudad de Buenos Aires), nuestro sindicato anterior. El sindicato había desaparecido y en las empresas periodísticas de la Ciudad de Buenos Aires habían quedado las comisiones internas absolutamente a la deriva, sin una organización gremial que las nuclee, organice y que analice la organización de los trabajadores de prensa de la Ciudad de Buenos Aires”, contextualizó Lecchi sobre la situación previa al surgimiento del SiPreBA. “Yo soy de la comisión interna de Canal 7. En el 2014 un grupo de compañeros empezamos a discutir la necesidad de conformar un nuevo sindicato frente a la imposibilidad de disputar elecciones limpias en la UTPBA porque los padrones estaban totalmente falseados. No estaba la UTPBA presente en las empresas periodísticas y el padrón estaba compuesto por trabajadores de otras actividades”, denunció. El delegado explicó que se fundó al SiPreBA en noviembre de 2014, en un plebiscito histórico: “Votaron más de 2 mil compañeros y compañeras de nuestro gremio, decidimos fundar un nuevo sindicato, y con ese mandato, el 7 de junio —Día del Periodista— del año pasado, en un plenario de delegados, lo fundamos. De ahí hasta el 18 de noviembre, fecha en la que conquistamos la inscripción gremial, tuvimos una lucha muy importante para que el sindicato sea oficializado por el Ministerio de Trabajo”. Las elecciones de ayer culminarían con la burocracia del registro gremial definitivo. Para Lecchi, estaba en disputa la conducción de un sindicato de prensa, que por primera vez en décadas se dio en “elecciones democráticas, limpias, en donde la oposición puede pedir los padrones, que puede consultar a la Junta Electoral todos los días, que tiene un lugar físico donde encontrarlo. Dos listas nos presentamos”. Lecchi fue integrante de la primera conducción provisoria del SiPreBA y actualmente es secretario de organización electo por la lista Pluricolor Unidad de Prensa Escrita, Radial y Televisiva.
Sobre la situación de los trabajadores de prensa, Lecchi explicó: “No sé si es correcto decir que somos uno de los sectores más castigados, pero somos muy castigados, junto a otros. La clase trabajadora en nuestro país está viviendo un momento muy particular. Hay una avanzada del empresariado y de los sectores más concentrados muy fuerte contra los trabajadores. En el caso de nuestro gremio, no estamos exentos”, consideró, en referencia, principalmente, al vaciamiento del Grupo 23: “No hubo despidos de manera formal, pero tuvimos que salir a dar una batalla muy fuerte por los puestos de trabajo. Hoy estamos celebrando el éxito que tuvo el primer número de la cooperativa de Tiempo Argentino Por más tiempo. Los trabajadores de Radio América están autegestionando la radio. Pero estamos con situaciones permanentes: los compañeros de Radio del Plata la semana pasada consiguieron que les terminen de pagar, pero están con sueldos atrasados; en Canal 9 y en Canal 26 hubo despidos; en Crónica TV quisieron avanzar sobre el convenio. Estamos con situaciones así en un montón de medios, y frente a eso a lo único que podemos apelar es a la organización y a la lucha de los trabajadores y a la unidad por sobre todas las cosas”.
Lecchi traspoló la denuncia a la acción, cómo se construye un gremio: “Cuando hablamos de democratizar nuestra herramienta gremial, no pensamos en la democracia en abstracto, sino porque creemos que con los métodos democráticos estamos en mejores condiciones para frenar esta ofensiva patronal y para poder defender las condiciones laborales, los salarios, las condiciones profesiones, pelear por la libertad de expresión en los medios de comunicación”.
Sobre las listas que se presentaron a la elección, la Pluricolor y la Azul y Verde, el delegado del 7 declaró: “Nuestra lista es la que expresa el conjunto de los trabajadores. Es la lista de las bases. Somos todos delegados; en primer lugar nos eligieron los compañeros de trabajo. Somos delegados de Canal 7, de Radio Nacional, de Clarín, de Perfil, de Página/12, de Telefé; hay delegados de La Nación o de Canal 13 que apoyan nuestra lista. Es la lista de los que trabajamos en sindicatos. La otra lista tuvo un primer momento de boicot al sindicato, luego tuvo un proceso de acercamiento, que nosotros celebramos. Decidieron conformar una lista opositora, tendrán sus motivos”. Según Lecchi, los integrantes de la Azul y Verde “planean un sindicato para todos, y cuando dicen "para todos", plantean que nosotros —y vale aclararlo en este medio— excluimos a los medios alternativos. Nosotros en la actualidad tenemos un estatuto restrictivo que nos impuso el ex ministro de Trabajo Carlos Tomada; ellos lo reivindican. Digo que es un estatuto que nos impusieron porque es el estatuto con el cual nos permitían dar la inscripción. Nosotros sin inscripción no podríamos funcionar como sindicato; seríamos una agrupación, un grupo de gente con buenas intenciones. Nos tenemos que regir bajo la ley laboral argentina”, explicó. Por otra parte, Lecchi planteó que el sindicato reformará el estatuto para que haya minoría, “para que los mal llamados trabajadores informales de medios de comunicación puedan participar y ser parte de nuestro sindicato, entre otras cosas que tenemos postergadas por estar en formación —nació en junio y para ley, en noviembre— y estamos orgullosos, porque es bastante lo que hicimos. Esto no es una cuestión de vanidad porque no es algo personal, sino que fueron todos los trabajadores de prensa los que se pusieron de pie, esta herramienta gremial. No fue ningún dirigente iluminado, sino que somos los mismos compañeros que venimos a laburar todos los días”.
Sobre las afiliaciones al SiPreBA, Lecchi consideró que el número es muy grande y “supera con creces a los que tenía la UTPBA como afiliados en empresas periodísticas. Nosotros a trabajadores de empresas periodísticas pudimos afiliar, no afiliamos —en principio, por una cuestión estatutaria— trabajadores que no sean de empresas periodísticas o que no colaboren con ellas. Utilizo el término ‘colaboración’ en los términos que usaban las patronales”, aclaró y amplió: “Es un término que, en realidad, significa, como bien decías, precarización. Este es un debate que tiene que dar el gremio, no la comisión directiva o una lista. La discusión de los medios alternativos, de la minoría, cómo expresar a las minorías y demás la queremos dar en todas las empresas con todos los compañeros, en asambleas. No creemos que tenga que ser una discusión a puerta cerrada de una conducción por fuera del resto de los trabajadores”.
Volviendo sobre el punto de las listas que compitieron, Lecchi fue concreto para explicar qué los diferencia: “Pasa por una cuestión ideológica o política. Nuestra lista es heterogénea. Hay compañeros que son kirchneristas, compañeros que militan en partidos de izquierda, compañeros que vienen del radicalismo, que defienden los intereses de los trabajadores. No los quiero estigmatizar, ellos pretenden ser la agrupación del kirchnerismo. El eje central es que nosotros no ponemos nuestra militancia particular por encima de los intereses de los trabajadores”, aseguró. “Yo compartí redacción con compañeros que eran kirchneristas en Canal 7, pero si le tenían que hacen un paro al kirchnerismo se lo hacían. Compañeros de la otra lista consideraban que esos paros eran paros políticos, que no había que defenderlos, y estuvieron en contra de un pronunciamiento de un plenario de delegados sosteniendo ese paro en Canal 7. Una consigna que tenemos como sindicato es ‘sindicato de los trabajadores, ni de los Gobiernos ni de los patrones’, porque sintetiza el concepto que tenemos de lo que debe ser el sindicalismo: tiene que ser independiente de cualquier Gobierno”, sentenció.

El nuevo sindicato dio ayer un gran paso: ya tiene nuevas autoridades elegidas por los propios trabajadores. Ahora viene otro desafío: un sindicato de prensa que no contemple la realidad de los precarizados en medios comerciales o que no esté abierto a la participación de quienes integramos medios comunitarios, alternativos y populares, no representará la actualidad de la comunicación. Tamaño esfuerzo para llegar hasta aquí no merece quedar a mitad de camino.


0 comentarios:

Publicar un comentario