30 abr. 2016


El viernes 29 de abril al mediodía el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, concurrió de manera informal al Concejo Deliberante. Debía dar respuesta ante una serie de denuncias y acusaciones en su contra que se conocen a tan solo 4 meses del inicio de su gestión. Manifestantes y vecinos que se habían convocado de manera pacífica en las puertas del Concejo para exigir explicaciones fueron atacados a golpes y tiros por un grupo “parapolicial” que responde al mandatario comunal de Cambiemos. Repasamos el testimonio desde adentro del edificio de un concejal del Frente para la Victoria y desde afuera de un integrante del Frente Popular Darío Santillán, quien aportó la frase del título. (Por La Retaguardia)

Afuera

“El intendente asumió en diciembre y en marzo tuvo el escándalo con los Panamá Papers; además de tener una cuenta (offshore) aparece como responsable, como CEO, de una de las empresas por lo que es el responsable del manejo del dinero. A la semana aparece un pedido de captura de Interpol, y en los últimos días tenemos nuevas noticias y es que el intendente asignó como responsable de la escuela de formación de la policía local a un personaje que tiene investigaciones por vinculación y asociación a diferentes prostíbulos, y también conocimos que Néstor Grindetti está inhabilitado desde 2010 para conformar asociaciones comerciales por una causa que tiene pendiente en la Ciudad de Buenos Aires (donde fue ministro de Hacienda antes de asumir la intendente). Todas estas cosas llevaron a que desde diferentes sectores del pueblo de Lanús nos convocáramos a concentrarnos frente al Concejo para hacer una manifestación de manera pacífica y reclamarle al intendente que dé la cara y nos explique a los vecinos de Lanús por qué estaba metido en todo eso, qué era lo que estaba pasando o por qué, por ejemplo, cuando fue candidato a intendente en las últimas elecciones del año pasado tenía un pedido de captura de Interpol, qué fue lo que pasó, por qué lo tenía, cómo no lo hizo público y todas las demás cosas que se desprenden de eso”, explicó Esteban Marcioni, del Frente Popular Darío Santillán-Lanús, en diálogo con el programa Hora Libre, que se emite por Radio La Retaguardia.
Los vecinos y organizaciones se enteraron el jueves a la noche que el intendente se presentaría al día siguiente en el Concejo Deliberante, en el marco de una reunión de labor parlamentaria a la que asistiría de manera extraoficial: “o sea que no iba a ser una interpelación formal que es lo que venimos pidiendo algunos concejales y fuerzas políticas del distrito. Los concejales del PRO transmitieron que el intendente se iba a presentar de manera informal en el Concejo. Ante eso, desde diferentes organizaciones nos movilizamos para pedirle al intendente que dé explicaciones de cara a todo el pueblo de Lanús”, reafirmó Marcioni.
“El intendente llegó al Concejo, seríamos unos 100 vecinos concentrados–continuó el relato el integrante del FPDS–, ingresó sin ningún tipo de problema, había incluso un cordón de la guardia de Infantería que ni siquiera hizo falta que se despliegue porque era una manifestación totalmente pacífica. Para los que no conocen el Concejo Deliberante de Lanús queda a mitad de cuadra, y a los 20 minutos del ingreso de Grindetti en una de las esquinas se empezó a convocar un grupo de barras o patotas; unos chicos que estaban participando de la movilización se fueron y pasaron al lado de este grupo que los empezó a amedrentar y pegar, a uno le abrieron la cabeza con una llave cruz, además realizaron 4 disparos de fuego al aire y no tan al aire porque uno de los chicos al parecer tiene alojado un tiro en el muslo. Esto lo hizo un grupo, podría decirse parapolicial vinculado al intendente, que estaba en permanente comunicación con diferentes secretarios u operadores que tiene el gobierno en la zona”.

Adentro

Mariano García es concejal de Lanús por el Frente para la Victoria y había sido citado este viernes 29 de abril a las 12 del mediodía momento en que el intendente concurriría a dar explicaciones. En diálogo con Paulo Giacobbe, integrante de Radio La Retaguardia, expresó que esta convocatoria no respetó el protocolo institucional que debe seguirse en estos casos: “nosotros habíamos hecho un petitorio con 17 concejales y esto debería haber sido tratado el 6 de mayo, aprobar el expediente para que luego el intendente ponga un día y venga a explicar. Sin embargo, estábamos todos reunidos en el segundo piso, donde quedan las oficinas del bloque del Frente para la Victoria, y empezamos a escuchar griteríos y unos disparos. Como sabíamos que se estaba juntando gente en la puerta del Concejo, vecinos, algunos militantes, bajamos y preguntamos qué era lo que había pasado y nos informan que estaban esperando para ingresar a esta charla explicativa del intendente cuando de golpe entró un grupo que ellos individualizan como gente de Cambiemos y que empezaron a los tiros, ante la mirada del secretario de Seguridad del Municipio y ante toda la policía que es como que dio rienda libre para que nadie diga nada. Nos comunicamos con los vecinos que estaban en la puerta y nos contaron que habían empezado a los tiros diciéndoles que se tenían que ir, que no podía haber nadie en la puerta del Concejo, y tengo entendido por lo que me comentan algunas personas que estuvieron en el hecho que hubo un herido al que creo que le rozó una bala en la pierna y otro al que golpearon con una llave cruz en la cabeza”.
Respecto a lo que sucedió dentro del Concejo con las explicaciones de Grindetti, García detalló: “el intendente se presentó, a nosotros nos acotaron, nos dijeron que solamente podíamos hacer 8 preguntas o re-preguntas, y en la mayoría de los temas respondió ‘yo a esto ya lo expliqué, la realidad es que no tengo nada que ver’. Le dijimos entonces cómo podía ser que si no tenía nada que ver quién es el que se está ensañando con él porque en realidad estas causas existen y es él el que tiene que dar explicaciones y traer documentación para todos los vecinos de Lanús. A los 35 minutos, cuando consideraron que no querían hablar más se levantaron, se fueron, pero antes pasó algo que también me parece grave que fue cuando una concejal le preguntó sobre una orden que ella tenía generada por un pago desde el Municipio a un supuesto retiro espiritual que dicen que hacía el gabinete, que era cuando se juntaba con los secretarios; él dijo que lo había pagado de su bolsillo, ‘usted créame a mí’, respondió. Supuestamente dicen que esa factura no salió pero la fotocopia estaba, o sea que en algún momento hubo una manera de querer sacar el pago por el municipio, a mí ahora ya no me consta si lo pagó el municipio o no, pero si en algo tan pequeño hay una contradicción tan grande del intendente, a partir de ahí ya no se le puede creer nada”.
En este sentido, García adelantó que los concejales de su bloque se encuentran evaluando pedir por decreto la semana que viene la interpelación del intendente en el Concejo Deliberante. “Considero que es un hecho que no puede estar sucediendo, algo que tendría que haber sido más que tranquilo, que el vecino de Lanús pueda estar en la interpelación del intendente pero termina con un hecho grave más de inseguridad como ya estamos acostumbrados este último tiempo en Lanús”, agregó el concejal.

Rebalsados

En una postura similar, Esteban Marioni, del FPDS aseveró: “más allá de que este hecho es gravísimo, lo que entendemos es que esto lo que hace es agregar una gotita más a un vaso que ya está rebalsando; en menos de 4 meses el intendente está investigado por los Panamá Papers, tiene un pedido de captura de Interpol, su principal formador de policía local tiene vinculaciones a prostíbulos, está inhabilitado para formar sociedades comerciales y ahora además no aceptaría ningún tipo de movilización que vaya a cuestionarlo porque te saca a los tiros. Para nosotros son cosas que más allá de lo de hoy (viernes) que es grave, se van sumando a una serie de eventos que hace que en Lanús estemos viviendo una situación bastante complicada con un intendente totalmente deslegitimado y desprestigiado”. Sin duda, y al igual que en otros puntos del país, en Lanús se vive un momento político particularmente difícil y ahora además violento.

0 comentarios:

Publicar un comentario