17 abr. 2016


Lo afirmó Marcelo Parrilli, abogado, militante de izquierda y legislador porteño mandato cumplido, luego del acto de Cristina Fernández de Kirchner frente a los Tribunales de Comodoro Py, tras ser citada a declarar en la causa por la venta de dólar a futuro. Fue durante una charla con el programa radial La Retaguardia, que conducen Fernando Tebele y Eugenia Otero  (Por La Retaguardia)

El 13 de abril pasado la ex presidenta Cristina Fernández fue citada a indagatoria por el juez Claudio Bonadío. Tras presentarse en los tribunales de Comodoro Py donde dejó un escrito a modo de declaración, la ex mandataria realizó un discurso de una hora ante miles de militantes y organizaciones que se habían convocado a esa zona del barrio porteño de Retiro, en la curiosa figura que conforman no solo el edificio judicial, sino la capilla Stella Maris y el Edificio Libertad, dos lugares con una pesada historia durante la última dictadura cívico-militar-eclesiástica. Sobre las repercusiones de este acto, La Retaguardia dialogó con el abogado Marcelo Parrilli.
“(El juez Claudio) Bonadío es un marginal dentro del aparato tradicional del Poder Judicial, y seguramente respondiendo a algún sector del gobierno, no creo que a todo el gobierno pero sí a un sector o a un sector de poder dentro del gobierno, termina enfrascado en esta maniobra que culmina colocando otra vez a Cristina Kirchner en el centro de la escena política y básicamente en el centro de la oposición”, reflexionó Parrilli al inicio de la charla.
“Hasta ahora –continuó–, en estos 4 meses de gobierno de (Mauricio) Macri, la oposición no existió y apareció Cristina colocándose como líder de la oposición. Le dijo a Macri un montón de cosas que son todas ciertas y que hasta ahora ningún dirigente político ni sindical le decía, de manera que lograron relanzarla. A lo mejor dentro del macrismo algunos piensan que esto es bueno, que mientras la rival sea Cristina la base social de los sectores medios o sectores populares que han votado al macrismo los van a seguir acompañando, pero yo creo que no, que la polarización en ese sentido favorece en este momento a Cristina porque hasta ahora estaba directamente desaparecida de la política y hoy apareció como la única opositora frente al macrismo”.
En este sentido, remarcó el contexto en que se llevó adelante la multitudinaria movilización frente a Comodoro Py: “pensemos que no es una marcha o una concentración destinada a festejar un triunfo electoral o político, sino que era para acompañarla a prestar una declaración indagatoria. Esto revela que tiene un sector importante de apoyo en la sociedad que ningún otro político tiene; hoy nadie más lo tiene”.

¿Seguirán votando juntos?

Entre las distintas definiciones que la ex presidente dio en una hora de discurso, Parrilli retomó la convocatoria a la conformación de un gran frente ciudadano: “vamos a ver qué pasa a partir de hoy -dijo, apenas horas después del discurso- cuando Cristina llama a formar este gran frente ciudadano, básicamente para enfrentar el ajuste del macrismo. Hasta ahora el kirchnerismo se ha limitado solamente a hacer movilizaciones acotadas, pero además le ha aprobado al macrismo los principales planes de ajuste. Lo hizo en la provincia de Buenos Aires a (la gobernadora María Eugenia) Vidal, y a nivel nacional le votaron el acuerdo con los fondos buitre. Vamos a ver ahora si la cosa se reordena en otro sentido, parecería ser por el discurso de Cristina que esta no es la orientación que ella tiene en la cabeza. Por otro lado, llamó a que en un amplio frente ciudadano kirchnerista, no kirchnerista, hasta anti kirchnerista dijo, nos juntemos para enfrentar a este gobierno, partidos políticos, corrientes sindicales, agrupaciones sociales, ONGs, etcétera; me parece que una convocatoria de este tipo excluye cualquier posibilidad de apoyo político al macrismo”.

¿La izquierda adentro o afuera?

Respecto al rol que podría tener la izquierda ante la conformación de este frente ciudadano, Parrilli manifestó: “creo que los aparatos tradicionales de la izquierda no tienen ninguna incidencia en la realidad, son absolutamente marginales, cooptados por el sistema, son partidos que viven de cargos públicos selectivos, no veo que tengan ningún tipo de incidencia en la realidad. Me parece a mí que por ahí no va nada que pueda frenar al macrismo, son aparatos de propaganda que funcionan básicamente en la televisión. En otro orden, hay una izquierda social que es muchísimo más extendida y hay que ver hacia dónde van esos sectores. A mí me parece que lo que hay que mirar son las políticas y no las personas, y si se conforma un frente de oposición al macrismo me parece que es el lugar donde en principio hoy hay que estar”.

La justicia, entre Ed Wood y muñecos de torta

El disparador original de la charla con Marcelo Parrilli fue la relación entre la justicia y la política a partir de esta citación a Cristina Fernández y su posterior acto. Sin embargo, para el abogado (entre otras cosas fue uno de los iniciadores del Cels), militante de izquierda y legislador porteño mandato cumplido, lo sucedido el miércoles en Comodoro Py nada tiene que ver con la justicia: “básicamente lo que tenemos en Argentina cuando se tratan temas en donde están en juego cuestiones de poder, de grupos económicos, partidos políticos, grupos políticos, es una escenografía de justicia, y es una escenografía bastante precaria, tipo Ed Wood. La causa de dólar a futuro desde el punto de vista jurídico es un disparate absoluto y la citación a Cristina Kirchner en el marco de esa causa es otro disparate más. Es un doble disparate. Esto fue una jugada política que a mí juicio al gobierno le salió muy mal”.
En cuanto a otras causas judiciales que rodean a la ex presidente, Parrilli señaló: “la otra que la ronda es la de (Leonardo) Fariña (por lavado de dinero, causa conocida mediáticamente como ‘la ruta del dinero K’), pero las imputaciones sostenidas por un muñeco de torta como (el fiscal Guillermo) Marijuan la verdad que tampoco me parece que tengan un poder de fuego muy importante. Además acá hay una cuestión: cuando vos lanzás el primer round de la andanada jurídico-política contra una persona y esa persona va y te pega de tal manera como le pegó hoy el kirchnerismo al macrismo me parece muy difícil seguirla después con posibilidad de éxito. A esto hay que sumarle que como gobierno tenés cada día más problemas, porque Macri podrá entretener un poquito a su sector más fiel con que estamos así por todo lo que robó el kirchnerismo, pero llega un momento en que incluso los más acólitos dicen ‘bueno, bárbaro pero vos ¿cómo vas a resolver esto?, porque si los K nos dejaron con 39º de fiebre, con vos ya tenemos 43º’; eso dura poco. La verdad que no parece ser que haya ninguna posibilidad seria de mejoría en lo económico, el plan se va acentuando en su recesión, el mundo es un mundo a la venta y al mercado interno lo están masacrando de manera que no sé por dónde va a venir el supuesto despegue económico”.
Respecto a la conducta de algunos fiscales y jueces que tienen a su cargo este tipo de causas, Parrilli fue categórico: “Marijuan es una especie de payaso muy superficial, la verdad que ni siquiera refleja el nivel medio de los fiscales de Comodoro Py, es bastante marginal igual que Bonadío; es, además, uno de los que encabezó la cruzada por (Alberto) Nisman y demás, es una figura con poco prestigio intelectual, incluso él mismo ahora está diciendo que en realidad Cristina Kirchner todavía no está imputada, no lo veo la verdad como algo complejo. Él que sí es un fiscal muy sólido y con mucha espalda es (Federico) Delgado, quien está detrás de Macri por el asunto de las (empresas) offshore. Delgado, personalmente, creo que es el único fiscal confiable que hay en Comodoro Py, por eso no goza mucho de la simpatía de sus colegas tampoco. Además se atrevió a hacer una cosa que no se atreve a hacer nadie en este momento que es imputarlo a Mauricio Macri. La verdad que yo no veo a Marijuan, (Eduardo) Taiano, (Jorge) Di Lello o algunos de estos otros fiscales imputando al presidente”.

Marcelo Parrilli y una charla sobre el escenario político actual y la relación entre políticos y algunos funcionarios judiciales que parecen ir de la mano, aunque no siempre pueda decirse que los últimos se encuentren ejerciendo justicia sino simplemente respondiendo a los intereses del poder de turno

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada