11 abr. 2016

Cinemargentino recaba un stock de alrededor de 200 películas nacionales entre documentales, ficciones y cortos de forma legal y gratuita. El grupo de emprendedores solicita a cada producción los derechos de autor para la difusión sin costo. Dos de ellos, Rita Falcón y Martín Ramos Mejía, visitaron Radio La Retaguardia para el programa Mis Hijos Están con el Padre(Por La Retaguardia)


Falcón destacó del sitio: "Una de las mejores virtudes de nuestra web es que no te pide los datos y, por el momento, no tiene publicidad. cinemargentino.com.ar surgió de nuestras ganas de poder ver algunas películas argentinas que tienen una vida de exhibición muy corta en el circuito de festivales y quizás en sus estrenos comerciales. Dada la existencia de un circuito muy limitado para el cine independiente, son películas vistas por un número muy pequeño de expectadores. Así tuvimos la idea de crear una plataforma para poner el contenido disponible online y que más gente pudiera acceder a él", informó. La prueba piloto fue en 2012 y lo lanzaron oficialmente en marzo de 2013: "Era un grupo muy chiquito de películas con la idea de ver si a los productores les interesaba tener las suyas en el sitio y también si existía realmente ese público que nosotros pensábamos. La respuesta fue positiva, había interesados de las dos partes y hoy son alrededor de 200 producciones para ver", señaló Falcón.
"En los últimos años acompañamos varios festivales: el BAFICI, el Quetzal, el Festi Freak. Para muchos de ellos, por ejemplo, dimos un contenido específico por una cantidad de tiempo, pero siempre buscamos conformar una biblioteca de contenido en crecimiento y disponible. Siempre aprovechamos distintas oportunidades para sumar contenido y que se pueda seguir viendo", contó Ramos Mejía sobre el desarrollo del emprendimiento más allá de la web. Falcón explicó cómo desarrollan ese trabajo: "Si sucede un festival el próximo mes, hacemos una selección de las películas que tenemos en el sitio y que ya estuvieron programadas y las promocionamos para contarle a la gente que este festival va a estar. Eso ayuda a que las películas tengan un protagonismo temporal y, al mismo tiempo, que el festival tenga una promoción a través del sitio y las redes sociales".
"Algo divertido que pasa es que a veces eso genera que la gente pueda reencontrarse con algunas películas de un festival al que haya ido. Siempre contamos una anécdota: a todos nosotros nos gusta mucho el cine documental y poder volver a ver algunos documentales fue medio iniciador de cinemargentino. Pensamos que nos encantaría que tal película se pueda ver. Eso fue muy reconfortante, y también el hecho de que hubiera mucha gente a la que le pasara lo mismo. En mi caso, yo tenía ganas de volver a ver Los Álamos, que me había gustado mucho", rememoró Ramos Mejía.  Para Falcón, uno de los orgullos personales "es el de las películas de Mariano Donoso, sobretodo Opus, que es un documental sobre la educación en San Juan, que se vio muy poco y es uno de los mejores de los últimos 20 años. Así de recomendable es. Me costó mucho rastrearlo porque el director no vive en Buenos Aires y tuve que hacer que coincida un viaje de él con ese encuentro. A veces pasa que los directores o productores que tienen películas con 5 o 6 años de estrenadas no tienen el material a mano o nunca pudieron llegar a una versión que los satisface al 100%". Falcón explicó que, a veces, la invitación a participar del sitio es lo que hace que quienes producen las películas realicen ese trabajo. "También está el documental Mundo Tributo, es muy divertido y bizarro, porque sigue a las bandas que hacen tributos. Por ejemplo, está el Freddie Mercury argentino que se hace llamar Doctor Queen y que llena Gran Rex a más no poder. Están los tributo a Kiss que tiene una producción infernal encima, la madre de uno es peluquera, entonces se ocupa de toda la peluquería y el maquillaje. Hay una banda Beatle. Es uno de los documentales que más funciona para la gente que no necesariamente es fanática del documental o tiene algún interés específico en el cine argentino. Resaltamos esos casos antiprejuicio: no te gusta el cine argentino ni los documentales pero sé que esas bandas son un punto de entrada", consideró. Falcón recordó su trabajo en la facultad y mencionó que el sitio puede ser de utilidad para personas que investigan, pues es sumamente difícil acceder a algunas producciones audiovisuales.
"Quisimos hacerlo 100% legal, entonces no es que conseguimos las películas y las subimos, sino que tenemos una cesión de derechos por parte de los dueños de los mismos. Está el contenido que vamos a buscar porque son películas que vimos, que queremos ver o lo que recibimos voluntariamente de parte de los mismos usuarios que tienen su propia producción. Son muchas horas de ver todo lo que llega", contó Falcón y amplió: "Está el primer corto del primer año de estudio de alguien que, por ahí, no tiene mucho interés, pero también hay cosas que aparecen y son interesantes. Tenemos, además de nosotros, a nuestra compañera Sabrina que hace la selección de contenidos y a Manuel y Cecilia como diseñadores".
El grupo que lleva adelante el sitio web no se dedica específicamente a hacer cine. En el caso de Rita, sí, trabaja en la producción de una película: "Es un documental que se llama El Monumento, dirigida por Ignacio Masllorens que es un director de Bariloche. La película trata sobre el monumento a Roca ubicado en el Centro Cívico de la ciudad y la relación entre el arte y la política".
Con respecto al desarrollo de las opciones de Cinemargentino, Ramos Mejía especificó: "Ahora pensamos, más que estrellitas, la posibilidad de acompañar cada publicación de una producción periodística como un ensayo o algo parecido. Pronto va a salir un nuevo diseño que va a dar lugar a una mayor interacción con los usuarios con un cambio de interfaz". Falcón agregó que la gente les pide recomendaciones porque entre ficción, documental y cortos -las únicas grandes agrupaciones que realizan- se les dificulta elegir por temáticas. "Cuando probamos un poco la idea el sitio era una página con cuatro o cinco opciones. Hemos hecho algunos ciclos por fuera del sitio, era una manera de promocionarnos en la vida real. Lo hicimos con películas que no estaban disponibles en el sitio porque eso ayudaba con la convocatoria y nos ayudó a dar a conocer el proyecto y al mismo tiempo poder salir y darle a la proyección condiciones más cinematográficas", concluyó Falcón.


0 comentarios:

Publicar un comentario