23 may. 2016


Luego de la retirada forzada de Dilma Rousseff del gobierno de Brasil y la suspensión que se extenderá por, al menos, 180 días, el actual presidente, Michel Temer, avanza con sus propias políticas. Jorge Soler, conductor del programa Patria Soñada en Radio La Retaguardia, dialogó con dos militantes que aportaron una mirada enriquecedora a la situación política. Paulo Tavares Mariante, que integra el PT, por un lado; y Ñasaindy Barret, hija de Soledad Barret, una militante revolucionaria del Paraguay que fue asesinada en Brasil por la dictadura fascista. (Por La Retaguardia)

Foto: Dilma y Temer cuando eran binomio presidencial

"Hay un Brasil con naturaleza parlamentaria con un muy fuerte apoyo al golpe. Por los medios que son extremamente monopolizados. Seis o siete familias, grupos, son los que tienen el control de los medios con el apoyo de la justicia. La marcha del golpe se dio inicialmente con el proceso del llamado 'impeachment' en la asamblea legislativa y ahora el proceso sigue su gestación. Hay una excepción de los movimientos sociales, el Frente Brasil Popular, un frente político que unifica algunos grupos de izquierda como el PT, el PC de Brasil, el Partido de la Clase Obrera, centrales sindicales, el Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra. También hay otro agrupamiento que se llama Frente del Pueblo Sin Miedo que integran otros movimientos. Ahí también hay participación del PC de Brasil y del Partido Socialismo en Libertad", explicó Tavares Mariante. El militante explicó que los dos agrupamientos están trabajando en unidad y que la población al principio no comprendía las dimensiones del golpe porque en Brasil hay una memoria muy poco trabajada en relación a la dictadura.
"Cada día crece la conciencia de la población acerca del golpe. Cuando la cámara de diputados aprobó el inicio del proceso de impeachment había poco rechazo. Esta conciencia crece también por lo que se conoce del gobierno golpista que es comandado por el ex vicepresidente, Michel Temer. Esta no es una evaluación personal sino de muchos movimientos que están en los frentes; hay una ampliación de la resistencia popular al golpe. Hay una necesidad de ampliar los espacios de organización popular para sostener la resistencia", planteó Tavares Mariante.
Se sumó, entonces, Ñasaindy Barret, hija de Soledad Barret: "Imagino que muchos están ansiosos y buscando información más legítima que no partan solamente de los medios tradicionales brasileños. Es muy importante promover este espacio donde compañeros brasileños cuenten cómo vivencian día a día este temor y esta situación inesperada al mismo tiempo. También se crea resistencia y lucha, necesitamos pensar juntos cómo superar este momento y retomar la democracia para un camino de justicia y de igualdad", reflexionó y se dirigió directamente a Tavares Mariante: "Paulo, estoy feliz de estar aquí contigo también. Me gustaría que pudieras hablar un poco de ahora, que Michel Temer asumió y todo su equipo de ministros ¿Cómo fue eso? ¿Qué personas se trajo para trabajar con él? ¿De qué manera eso puede impactar en las cuestiones sociales brasileñas que ya vemos que está decretando algunos retrocesos? Me preocupa mucho la cuestión del sistema único de salud, de la cultura", preguntó Barret.

El gabinete en el golpe

"Creo que la composición de los ministerios del golpista Michel Temer ya anda cerca de sus propósitos. En Brasil, los derechos humanos no tenían ministerio hasta el gobierno de Dilma. Con todas las limitaciones de los gobiernos del PT, el ministerio de los Derechos Humanos tenía una importante actuación a pesar de que hay algunos estados con cierta autonomía y no todos tienen el compromiso. Temer ha destruido el ministerio de Derechos Humanos incorporando en él al de Justicia y pasó a llamarlo ministerio de la Justicia y la Ciudadanía", denunció Tavares Mariante. El integrante del PT contó que el ministro es Alexandre de Moraes "que, antes de ser nombrado, ejercía el cargo de secretario de la Seguridad Pública. Es decir que tiene atribuciones con las policías, y la policía de Sao Paulo es conocida como de las más violentas y no tiene respeto a los derechos humanos. Los peores males para los derechos humanos en Brasil. En el caso de la salud, el ministro nombrado por el gobierno golpista declaró que el Sistema Único de Salud (SUS), una conquista del pueblo, tiene muchos servicios y que hay que hacer una revisión cuando todos los que forman parte de la salud pública en Brasil tienen una opinión contraria. Es necesario ampliar esos servicios. El Sistema Único de Salud, que es muy importante, es una conquista que aún no llega a toda la población con la calidad y amplitud necesarias", explicó. "Hay otro aspecto muy importante, también estaba el ministerio de la Cultura, que tenía una cercanía importante a los movimientos culturales con la creación de los Puntos de Cultura que son instrumentos de acción del pueblo. El golpista Michel Temer creó una reacción de los militantes y activistas de la cultura que ocuparon muchos predios públicos por todo Brasil", aseguró Tavares Mariante.
Para Barret, "mucha cosa fue cortada, pasó de ministerio a secretaría y ya empezaron a cortar moradías -casas- populares que estaría ya planeadas para ser construidas, incluso decretos que Dilma emitió uno o tres días antes de salir, de ser afectada, fueron revocados. Empiezan radicalmente a reducir todo lo que sea derecho de la población. Tendremos, entonces, derechos constitucionales negados en nuestra cara. Están diciendo que el pueblo no necesita tanta salud, que no necesita de cultura, que necesita trabajar", consideró. La militante aseguró que "el pueblo no tiene que moverse porque la fuerza militar está siendo demostrada. Artistas están de cierta forma perseguidos con posibles juicios que se les vayan a hacer. Dilma recibió un principio de juicio del STF (Supremo Tribunal Federal). Ella va a tener que explicar por qué usaba la palabra golpe durante sus discursos. Estamos sintiendo que ya empieza a apretar la cosa para nosotros. Eso que Mariante señala es interesante porque hay una reacción popular en relación a la cultura pero, le pregunto, así como se ocupan diez ciudades, espacios que eran de la cultura, ¿cómo haremos para luchar en favor de los espacios de la salud?".

La fuerza de la reacción

Para Barret, el golpe parece no conmover tanto al pueblo en términos de las grandes pérdidas que representa.
Para Tavares Mariante, "con las dificultades que se tienen con 200 millones de habitantes, el Sistema Único de Salud empezó su actuación con un cuadro muy difícil, las victorias del SUS son elocuentes: la ampliación de la expectativa de vida, la reducción de mortalidad en la infancia. Hay algunos problemas, en gran parte porque no alcanzan los recursos para el funcionamiento adecuado. Por eso es que el pueblo y los más pobres que dependen del SUS no comprenden la importancia de su defensa ante los ataques de la salud privada, que en Brasil es muy frecuente, incluso la acción política de los grandes privados que actúan como complementarios del SUS y que tienen incluso recursos públicos. Ahora, con las declaraciones del Ministro y la reacción que empieza de los movimientos populares con una historia tan fuerte en Brasil esta respuesta irá a acontecer", anunció. "En la próxima semana tenemos la reunión del Consejo Municipal de Salud que deberá posicionarse sobre la cuestión, ya que han generado repudio las declaraciones del nuevo Ministro del golpista Temer. Creo que tenemos grandes posibilidades de resistencia en esta cuestión. En los derechos humanos, muchos militantes se han organizado para manifestaciones de denuncia contra el golpe y el ataque a los derechos humanos. Incluso el ex secretario de Derechos Humanos de Cardozo, no sólo de los gobiernos del PT, se han pronunciado en sitios de internet contra el golpe y han llamado a la resistencia. Creo que hay una perspectiva de crecimiento de la resistencia popular en todos los sectores: la salud, la cultura. Incluso en educación, ya hay ocupaciones de escuelas públicas y hay una perspectiva de crecimiento de la movilización de los estudiantes", aseguró Tavares Mariante sobre la resistencia popular ante el arrebato de las conquistas. Tavares Mariante aseguró: "Hay posibilidades reales de crecimiento de la resistencia al golpe en todos los sentidos. Muchos agrupamientos de la izquierda que eran oposición al gobierno de Lula y Dilma y han manifestado que el golpe no fue contra los gobiernos del PT sino contra el pueblo y la clase trabajadora. Basta con ver las propuestas que el gobierno de Michel Temer ha anunciado. Dicen por sí solas que esto es como fue en 1964, un golpe contra el pueblo. Hubo concentración de tierras y crecimiento de la miseria y de la pobreza del pueblo". Lo que ocurre nuevamente para el militante del PT, es una agresión a la clase trabajadora, las mujeres, los negros, los LGBT, los sin tierra.

Derechos humanos

Barret introdujo una nueva denuncia al análisis: "Es interesante que Michel Temer designó en su gabinete al General Sergio Etchegoyen, que viene de una familia con mucha imposición en el área militar. Su padre y abuelo vienen de tradición militar y fueron nombrados en la Comisión Nacional de la Verdad como responsables por violaciones a derechos humanos en el período de la dictadura. Hay mucha tensión en relación a la actuación de esta persona en esa posición", consideró.
Tavares Mariante explicó que el golpe alteró la dinámica de las fuerzas políticas en varios sentidos: "Hay señales de que la diplomacia y el gobierno brasileño golpista pretende el retroceso en todas las aristas que podamos ver. En la situación del Mercosur. Es importante más que todo la integración de nuestra América Latina ante los ataques de los intereses del imperialismo y los Estados Unidos. No hay duda que el gobierno actúa en favor de los intereses de los Estados Unidos. Incluso Michel Temer ha sido denunciado como informante de la embajada de Norteamérica en Brasil", recordó. Tavares Mariante sostuvo que "no hay duda de la actuación de los Estados Unidos en la gestación del golpe en nuestro país. Hay que comprender que la lucha contra el golpe en Brasil es una etapa en la lucha de los golpes de todo nuestro continente, en especial en los países que han sido un contrapunto a los intereses del imperialismo y los Estados Unidos en la región", concluyó.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada