22 jun. 2016


La creación de la Agencia de Bienes, nueva Sociedad del Estado para manejar espacios públicos en beneficio de los privados, fue aprobada en la legislatura porteña hace algunas semanas. Contó con los votos del bloque PRO, del FPV y de otros partidos opositores. Adrián Camps, diputado porteño por el Socialismo Auténtico, fue entrevistado en Radio La Retaguardia durante el programa que le dio nombre a la radio, conducido por Fernando Tebele y Eugenia Otero. (Por La Retaguardia)

Foto: adriancamps.com

La Agencia de Bienes pasa a ser la herramienta de consumación legal de los negocios inmobiliarios y la venta de terrenos a manos privadas, como el predio del Tiro Federal: "Una parte del FPV votó con el PRO, junto a otros bloques opositores como Confianza Pública y Suma +. Lo más grave es que le cedieron al Poder Ejecutivo facultades que son propias de la Legislatura, acción prohibida por el Art. 84 de la Constitución", contó Camps. "Somos nosotros quienes debemos disponer de los bienes de la Ciudad, para lo cual se requieren procedimientos determinados, leyes con doble lectura y audiencia publica". Contrario a ello, "se faculta al PE para que transfiera a la Agencia la totalidad de los bienes de dominio privado que tiene la Ciudad de Buenos Aires".
Cabe recordar que a fines del año pasado, la Legislatura aprobó la venta de inmuebles y terrenos públicos a la Curia porteña, con lo cual tampoco es garantía. Camps sostuvo que, aun así, "existió un proceso democrático de discusión, a través del cual los ciudadanos pueden saber qué es lo que votan", explicó, y aunque las audiencias públicas muchas veces sean ficciones democráticas, en algunos casos sirven para frenar o dar un giro, al darles difusión y ejercer presión.
"Lo que ocurrirá ahora es que si nosotros como diputados quisiéramos ejercer nuestra facultad cuando, por ejemplo, nos llega a la Legislatura una casa por una herencia vacante y quisiéramos destinarla a un centro de jubilados o a alguna actividad social, no lo podemos hacer. Sólo estaríamos facultados si desde el Ejecutivo nos llega algún proyecto presentado por la Agencia de Bienes. Esto es absolutamente inconstitucional porque nos están poniendo un Poder por encima de la Legislatura.
La Agencia ya recibió la transferencia del predio del Tiro Federal (Libertador y Udaondo, frente al estadio de River Plate): "Al mismo tiempo que se aprobó este nuevo ente de Sociedad del Estado, se le transfirieron las tierras del Tiro Federal. Se trata de un negocio del orden de los 600 millones de dólares. Un gigantesco negocio inmobiliario que nada tiene que ver con ninguna expropiacion: el Tiro Federal tenía un permiso de uso que le había otorgado la Ciudad de Buenos Aires hace muchísimos años, y si la Ciudad quería recuperarlo podía hacerlo asignándole otro lugar. Cosa que tampoco hace esta Ley", dijo Camps.
"El problema es que son tierras públicas -aclaró Camps-, y la propuesta del Gobierno es venderlas. Perderíamos 17 hectáreas destinadas a la especulación inmobiliaria con el pomposo nombre de "parque de innovación", pero no hay ningún parque; lo único que va a haber de parque son las calles. Los lotes se van a vender y la ciudad se quedará con media manzana, con posibilidad de construir hasta 37 metros. El resto, lo vende todo. Sobre Libertador, que ahora hay actividades deportivas, arbolado importante, pileta de natación y canchitas de fútbol, allí arrasarán con todo y van a construir torres de 100 metros de alto. Figura vendido como parque público y es mentira", expresó el diputado.
Dados los antecedentes, es previsible que el gobierno de Rodríguez Larreta no construya viviendas sociales donde se pueden vender viviendas de lujo a 7000 dólares el metro cuadrado: "El valor del suelo en la zona del Tiro Federal ofrece alto interés para dicha especulación. Los dos lotes de adelante tienen capacidad constructiva de 150 mil metros cuadrados. 1 metro cuadrado de capacidad para construir se cotiza a 1000 dólares, o sea, allí solo hay 150 millones de dólares, divididos en dos partes. Harán dos torres de 100 metros. O sea, son pocos los empresarios en la Argentina con 75 millones de dólares para poner arriba de la mesa".
Otro predio que dejará de ser público es el del CEMIC (Las Heras y Sánchez de Bustamante): "Cuando se presentó por primera vez este proyecto de ley, hecho directamente por el Ejecutivo, había un listado de doce bienes a ser entregados a la Agencia para su venta. El más importante es el que tiene el CEMIC, pero se calcula que hay como 2000 propiedades que posee la Ciudad en la actualidad, y serían administradas por esta Agencia".

Una ciudad partida en tres (corporaciones)

"La Ciudad de Buenos Aires -continuó Camps- quedó dividida en manos de tres corporaciones: Puerto Madero, donde las tierras públicas son administradas por una SA, por lo tanto desde la Legislatura no se puede hacer nada. La Corporacion Sur, desde avenida San Juan hasta el Riachuelo con control de todos los bienes de dominio privado. Y la Corporación Norte, llamada Agencia de Bienes. Les pedí que me explicaran por qué la Ciudad tiene que tener tres agencias, más una del propio gobierno, cada una de ellas con distinto sistema y distinta composición de directorios. Por ejemplo: la del Sur tiene 5 miembros y la Agencia de Bienes tiene 7, en este caso se debe a que dos lugares están destinados a los partidos de la oposición que les votaron el proyecto".
Con relación a la votación, una lectura política evidencia acuerdos interbloque: "El año pasado hubiera tenido más votos de los que tuvo, porque La Cámpora y Nuevo Encuentro votaron en contra. En general había acuerdos entre el gobierno de Cristina y el de Macri, en el que se intercambiaban apoyos recíprocos y en el paquete, la Ciudad de Buenos Aires era la que perdía. Fue una de las leyes que se logró consensuar -aunque en realidad fue un acuerdo político por fuera de Legislatura- con Nuevo Encuentro y La Cámpora votando en contra (si no hay acuerdo posible, para qué van a quemarse votando a favor)".
Fue así: "El FPV tuvo tres posiciones distintas, 3 diputados a favor, 2 se abstuvieron, 7 en contra. Pero el PRO reemplazó a los diputados del FPV que votaron en contra, por los de Suma +, Confianza Pública (partido de Graciela Ocaña), y Javier Gentilini (partido de Massa), con esto generó una mayoría de 42 votos para sacar esta ley.
Las noticias pueden ser tergiversadas según el modo como se presenten, cuando Clarín publicó "con votos peronistas se aprobó la expropiación del Tiro Federal", se pensó estar ante una gran noticia, cuando en realidad lo que hay de fondo es la aprobación de la Agencia de Bienes del Estado en la Legislatura porteña. Corporación estatal que dispondrá de este predio, y de muchos otros, para su explotación inmobiliaria.
Evidentemente, las únicas bolsas que podemos tirar por arriba del muro informativo son las cargadas de noticias alternativas. Esta es una de ellas. No porque no haya tenido lugar en los medios tradicionales, sino porque aquí se la muestra como es: una puerta gigante que se abre para negociar con tierras públicas. El tiempo dirá quien tenía razón.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada