18 jun. 2016



La Escuela República de Portugal, ubicada en Avda. Avellaneda y Gualeguaychú, Floresta, sigue sin calefacción. Inercia de Infraestructura por falta de solución ante los reiterados reclamos. "En CABA  las escuelas están abandonadas", expresó en Radio La Retaguardia Gisselle Ribaloff, para el programa Hora Libre que conducen Matías Bregante y Rodrigo Ferreiro. (Por La Retaguardia)


"Las pibas y pibes de la Escuela pasan frío, al igual que el cuerpo docente, quienes no alcanzan a entrar en calor y muchas veces cumplen turnos largos hasta la noche", explicó Ribaloff, periodista y madre de un alumno. Se realizó un abrazo que llegó a cortar la avenida Avellaneda. "Hay mucho enojo en la comunidad educativa porque el problema lleva años. Ayer tuve la posibilidad de hablar con la directora, Paula, y explicó que no obtienen respuesta", contó al referirse a las reiteradas llamadas para comunicarse con Horacio Duran, responsable de Infraestructura Escolar.
En este caso, la caldera terminó de romperse el año pasado, contó Ribaloff: "El último parche realizado para intentar arreglarla fue hacer un canal para darle paso al agua evitando que se inunde, pero el arreglo completo nunca se hizo. Cuando finalizó el 2015, ya era un hecho que la caldera no volvería a funcionar; por esta razón, la directora comenzó desde principios de año a llamar al secretario de Infraestructura. Nunca atendió, sólo lo hicieron sus secretarias".
A la Escuela República de Portugal concurren "niños de entre 2 y 12 años -con la ampliación de la edad escolar para Jardín, recordó la entrevistada- y están pasando bastante frío. Cuando hace frío, no te podés concentrar para aprender. Todo esto te da bronca". Además de la ausencia de calefacción, cuando llueve necesitan disponer palanganas en aulas y dirección debido a las filtraciones que a su vez ocasionan otro problema mayor: "Al tocar partes eléctricas, hace saltar la térmica".
Las escuelas de CABA se encuentran en emergencia edilicia y sin voluntad política para resolver el problema desde la anterior gestión: "La Escuela tiene sólo 30 años, se inauguró en el '81. Hay otras escuelas en la zona en peores condiciones que 'el Portu'. Hace frío, tenemos un problema que se arrastra desde el año pasado, y encima me voy enterando de la cantidad de escuelas de distintos distritos, como el 13, 12, o 19 que vienen reclamando rotura de caldera. Ayer se hizo otro abrazo en Almagro, con patio clausurado al volarse el techo. Chicos y chicas sin educación física, además del frío que entra por el techo roto. Pero esta escuela viene reclamando desde 2012, sin éxito, por el estado del techo. Ahora se les voló -lamentó Ribaloff al referirse a la escuela Ramos Mejía, DE 8- En la Ciudad, las escuelas están abandonadas".
La política a seguir es recorrer el lugar, sacar fotos y depositar la responsabilidad en la empresa constructora tercerizada: "De Infraestructura vinieron recientemente y se llevaron los planos de la caldera, lo que no representa un aliento, ya que no es la primera vez que vienen y sacan fotos. Por el problema de filtraciones se acercaron un montón de veces pero no las han arreglado -comentó. El que vino fue un tal Ruiz, enviado por el Gobierno. Pero teóricamente es la empresa quien debe hacerse cargo de la obra y no ha dado fecha tampoco".
Al igual que en otras escuelas de Buenos Aires, el fuerte apoyo y acompañamiento lo realiza la gente de la Cooperadora, "en cuanto a registro de todo el problema edilicio, y la presencia comprometida de la directora. No me enteré de la presencia de sindicatos, ni de medios masivos".
Lejos de implementar una solución integral a los graves problemas edilicios, la desidia y la ausencia de ejecución de presupuesto para estos trabajos parece ser la respuesta estatal. La directora de la Escuela República de Portugal llamó casi todos los días a las oficinas de Horacio Durán, y el titular  de Infraestructura Escolar nunca la atendió. Por ahora hace falta el seguimiento de los planos, y que el Sr. Ruiz vuelva con soluciones.


DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario