8 jun. 2016


Así definió la integrante de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora la decisión del gobierno nacional de devolverle a las Fuerzas Armadas las atribuciones que habían sido pasadas a control político a través de una resolución de Raúl Alfonsín en 1984. En el programa Oral y Público, que realizan Fernando Tebele, Eugenia Otero, Paulo Giacobbe y Víctor Basterra por Radio La Retaguardia, repasamos las opiniones de Cortiñas, el abogado mendocino Pablo Salinas y la del propio Basterra, sobreviviente de la ESMA. (Por La Retaguardia)

“Lo leí y es un retroceso, me parece que limitar el poder político de nombrar al jefe del comando de las Fuerzas Armadas es un error, porque ahora quedan con una autonomía ilimitada que es la que tenían incluso antes de la democracia”, afirmó Pablo Salinas, abogado querellante por el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH) en la Megacausa que se desarrolla en Mendoza.
El decreto 721, publicado en el boletín oficial el 30 de mayo pasado, deroga la resolución 436/1984 sancionada por el ex presidente Raúl Alfonsín y despoja a las FF.AA. del control civil. De esta manera, será ahora el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas quien designe a los oficiales y suboficiales del Estado Mayor, a los militares retirados para funciones docentes y a los agentes civiles, a quienes autorizará sus cambios de destino, entre otras modificaciones. “El decreto le devuelve la autonomía en cuanto a todo, en cuanto a la enseñanza, a los ascensos, a las promociones, a cualquier tipo de responsabilidad o control político que antes existía. Es una autonomía absoluta en una cuestión muy delicada que es nada más ni nada menos que la jerarquía y los cargos militares. Es lamentable porque el propio poder político se limita y es un error”, agregó Salinas.
En este sentido, para el abogado del MEDH lo más preocupante es la educación: “las Fuerzas Armadas deberían educarse en cualquier universidad pública como cualquier estudiante de una universidad, y como es en otros países, que cursen las materias como cualquier civil, salvo las estrictamente militares, porque si no se da lo que vivimos hasta la actualidad que las Fuerzas Armadas están separadas como en un termo, en un círculo cerrado que no tiene contacto con el resto de la sociedad, y eso no puede ser. Queremos construir una sociedad democrática en la que los integrantes de las Fuerzas estén integrados a la sociedad. Eso es lo que deberíamos intentar pero esto va en el otro sentido, en el de volver a la vieja estructura ya caduca, ya vetusta de Fuerzas Armadas prusianas, que no son las que tienen las fuerzas de los países que  incluso que tienen a las más profesionalizadas”.
Por su parte, Víctor Basterra, sobreviviente de la ESMA, señaló: “me hace acordar a aquel famoso decreto firmado en 1975 por (Carlos) Ruckauf, Isabelita (Martínez de Perón), (Ítalo) Luder, toda la runfla y la ortodoxia más rancia y cruel del peronismo, siendo que yo provengo del peronismo, soy peronista, pero la derecha peronista es de lo más horrenda. En el año ‘75 se decretó esa libertad a las Fuerzas Armadas para establecer el estado de sitio en todo el país, la persecución abierta a todos los opositores. En estos momentos, este protocolo (antipiquete) que se está aplicando y esta desregulación de la mirada civil sobre las Fuerzas Armadas me hizo acordar al ‘75. La experiencia me lo dice, la historia no se repite, pero las intenciones sí, y las intenciones de estos tipos son similares a aquellas, defender a los que más poderosos, darles las armas para que efectivicen sus controles y sus miserias morales sobre el conjunto del pueblo”, afirmó en una entrevista realizada por Enredando las mañanas, el programa de radio de la Red Nacional de Medios Alternativos.
En este marco, Basterra retomó una experiencia personal respecto al accionar de los militares cuando no se encuentran bajo poder político: “me acuerdo cuando presenté las pruebas en su momento (contra los represores de la ESMA), estaba presente esa potestad que tenían los militares de intervenir y no permitir que los civiles juzguen, por eso muchas veces los mismos militares niegan la autoridad de los juzgados civiles porque dicen que su juez natural es un militar. Y esto pone de nuevo esto sobre el tapete. Recuerdo haber presentado muchísimas pruebas que pasaron por las manos militares y se perdieron por ahí. Soy una especie de afectado directo de ese accionar”.
En Oral y Público repasamos también la opinión de Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, a partir del testimonio aportado por Paulo Giacobbe durante el desarrollo de una nueva ronda alrededor de la Pirámide de Mayo. “Realmente el anuncio de (Mauricio) Macri abriéndole el camino a las Fuerzas Armadas a tener toda la libertad de decisiones, primero nos muestra la decadencia política que tiene el presidente, la (ministro de Seguridad, Patricia) Bullrich, y el plantel de gobierno –aseveró Cortiñas–. Esto es una decadencia política que además es querer humillar al pueblo, porque costó años y años, 32 años que tenemos de democracia, de gobiernos constitucionales al menos, y realmente Alfonsín en cuanto asumió lo primero que hizo fue poner en caja a las FF.AA., fue una defensa de la democracia y lo hizo realmente en el momento preciso. Tuvimos todos estos años de lucha para conseguir la justicia, costó mucho pero llegamos con los juicios. Y ahora, ¿qué va a hacer paso seguido Macri? Además las Fuerzas Armadas están preparadas para reprimir al pueblo ante las protestas populares que va a haber por la situación económica degradante, ¿qué van a hacer, para qué quieren las Fuerzas? Esta es una pregunta que nos tenemos que hacer los argentinos”.
“Hace pocos días, cuando estábamos llegando a los 6 meses del primer tramo del gobierno, decíamos que realmente habíamos retrocedido 40 años en nuestra lucha, y hoy volvemos a retomar eso, cada anuncio es un retroceso, es como la ley de la jubilación que vislumbra que dentro de 2 o 3 años volvemos otra vez a la jubilación privada. Es un engaño al pueblo que le está haciendo este hombre, a quien votó la mitad del pueblo, ganó sin fraude, porque una parte del pueblo quería un cambio, pero no este cambio, el pueblo quería que las cosas que estaban en todo caso mal fueran las que se modificaran para mejorar. Además de que nos desbarataron todos los espacios que trabajaban por la memoria, la verdad y la justicia, todos desarmados, esta es la decadencia política de Macri y su plantel de funcionarios, empezando por (el ministro de Cultura porteño, Darío) Lopérfido, siguiendo ahora por (el ministro de Hacienda de la Nación, Alfonso) Prat Gay pidiendo disculpas al gobierno español cuando nos devastaron toda la línea de avión, Repsol, la telefónica, destrozaron y robaron todo y encima este infeliz va a pedir disculpas. ¿Qué tienen, pajaritos en la cabeza? Realmente no puede ser que se castigue al pueblo argentino día por día con el deterioro de nuestro país que luchó 40 años primero enfrentando la cruel y siniestra dictadura cívico militar eclesiástica, y después todo este camino que fuimos nosotros enfrentando todas las contradicciones que tuvieron también gobiernos constitucionales. Yo creo que en algún momento tienen que sentarse a planificar volver atrás en muchas cosas que destrozaron, volver a meditar que este pueblo no merece esto que estamos viviendo, y tener conciencia de que fuimos al menos un espejo al mundo con muchas cosas, y lo que veían mal tendrían que haberlo modificado pero antes haber hecho consulta popular, lo menos que nos merecemos es una consulta popular”, agregó la integrante de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora.

Próximos pasos

El decreto 721 se conoció pocas horas después del Día del Ejército, fecha en la que Mauricio Macri brindó un discurso ante las Fuerzas Armadas en el que les anunció un nuevo incremento en sus haberes además de asegurarles que había comenzado “una nueva etapa en la vida de nuestro país, la cual impulsa a dejar atrás enfrentamientos y divisiones”.
En este sentido, se le consultó a Pablo Salinas si efectivamente los recientes años habían sido duros para las FFAA: “entiendo que no y entiendo además que ha habido un importante avance en lo que es la integración de las Fuerzas a la sociedad, y con este decreto no se va en ese sentido. Después son años duros en cuanto a que no contaban y nunca han contado con el presupuesto que ellos pretendían, pero eso pasa en todos los aspectos y en todas las áreas del Estado, pero creo que esta devolución de atribuciones es como un paliativo al no incremento de presupuesto que existe en relación a las Fuerzas Armadas. Es decir, no le aumento el presupuesto, no profesionalizo, no invierto en educación, no pongo dinero en las Fuerzas pero le devuelvo los ascensos, la educación, la autonomía y entonces están tranquilos”.
De todos modos, Salinas se mostró confiado en que el decreto 721 no sobrevivirá a próximos gobiernos: “es una resolución muy preocupante pero me parece también que no va a resistir otro gobierno, va a durar el tiempo que dure esta gestión, pero sea de la índole que sea el que venga, radical, del partido que sea, esto no se puede sostener mucho”.
Basterra, en tanto, unió el decreto con la instalación del protocolo antipiquetes: “creo que está todo concatenado, no me cabe casi ninguna duda, el aparato represivo se va a poner en marcha, para algo lo hacen, lo preventivo para ellos es casi simultáneo con lo táctico, entonces esta historia se va a comenzar a ver casi diariamente, porque el descontento de alguna forma se manifiesta, posiblemente haya un intento como en otra época se decía ‘algún infiltrado hubo’, por ejemplo el caso de Modart. En 1988 hubo una movilización que se había hecho, estaba en ese momento todo el tema de la hiperinflación, y mediante un grupo de canas de civil resolvieron romper las vidrieras de la sastrería Modart que había en Perú y Avenida de Mayo, ahí le dieron el argumento para que se reprima, hubo heridos. Pero igual no hay que bajar los brazos porque esta historia lamentablemente se nutre, y algunos los buscan, de mártires pero hay que evitar por todos los medios que nos lastimen demasiado, pero hacerles ver que estamos presentes”.
Ante la pregunta de cómo puede resistir el pueblo estas medidas, Basterra se refirió a la concentración que las dos CTA llevaron adelante en Plaza de Mayo el jueves 2 de junio, a la que él mismo se estaba dirigiendo al momento de la entrevista con Enredando las mañanas: “creo que son formas bastante efectivas de hacerse ver, visibilizarse y visibilizar el problema, porque a esto lo tratan de tapar de todas formas con ocultamiento, con mentiras, con todas las armas mediáticas que tienen, pero de cualquier forma la historia y la realidad está, no la pueden modificar”.
Nora Cortiñas también llamó a la movilización y a la unión del pueblo argentino: “(el decreto) es como un nuevo plan de exterminio, de querer humillar al pueblo, esto nos retrotrae a otras épocas y por las que luchamos para cambiarlas, o sea nosotros no paramos en 40 años, ni antes que vivimos tratando de defender haciendo patria, defendiendo la democracia, queriendo decir basta de que vengan y nos roben todas las riquezas naturales y encima todavía vamos a ir a agradecer el deterioro que nos hacen los extranjeros. Creo que es un momento especial donde tenemos que estar juntos, no revueltos, los que vengan, los militantes que quieran sumarse todos los días a la protesta son bienvenidos, pero haciendo también una reflexión sincera de por qué se llegó a esto, qué pasó que hubo un deterioro y no tuvimos más remedio a lo mejor que decir que esta es la consecuencia”.
Las opiniones y reflexiones de Nora Cortiñas, Víctor Basterra y Pablo Salinas sobre la preocupante decisión del gobierno de Cambiemos de dar marcha atrás y devolverle a las Fuerzas Armadas atribuciones que habían sido otorgadas al poder político en los inicios de la democracia argentina.


1 comentarios: