21 jul. 2016


La Red de Docentes, Familias y Organizaciones del Bajo Flores emitió un comunicado a las 21 del jueves 21 de julio: "APARECIÓ ERIKA. Esto es una muestra más del compromiso que tenemos por delante con nuestrxs pibxs", expresaron, la nena está ya con su familia.
Con el correr de los días se podrá conseguir más información sobre el hecho, pero hoy reivindicamos el rol de la organización que ante la inacción y lentitud de la Justicia, avanzaron en estrategias de difusión, visibilización y denuncia. (Por Gabriela Barro Gil para La Retaguardia)

Dentro de las acciones llevadas adelante por la Red, la más reciente fue el martes cuando se presentaron en la Fiscalía Nº44, donde recayó la denuncia hecha por la madre de Érika. La mamá se presentó como querellante con el acompañamiento de María del Carmen Verdú, referente de la CORREPI; allí, el fiscal Pablo Recchini comprometió dar intervención a la PROTEX.
Érika apareció, "cuando nos enteramos que faltaba, al igual que en otras ocasiones, nos juntamos, nos organizamos, luchamos. Porque no nos da lo mismo que una piba se vaya de su casa sin aviso, que una piba falte a la escuela. Porque sabemos que las pibas son víctimas de malos tratos, de acoso, de persecución, de abusos y manipulación", dice el comunicado.
Son muchas las pibas que han desaparecido en corto tiempo y dentro de una misma zona. Cuando algunas de ellas aparecen, se cierra toda posibilidad de investigar porque así lo determina la justicia: se fueron con sus noviecitos, o se enojaron con sus familias, o sus familias no las contienen, dice el discurso oficial. La PROTEX sólo puede intervenir si está comprobada la actuación de alguna red de trata. En este contexto, sería relevante que se haga efectivo el compromiso del fiscal Recchini para que este organismo intervenga en todas las desapariciones de pibas que podrían ser situaciones intermedias hacia alguna red de prostitución o abuso de menores.
No es labor de las instituciones construir un discurso sostenido por naturalizar que las chicas pobres se van de sus casas. Hasta que el accionar de la justicia actúe con celeridad en estos casos y la impunidad de las redes de prostitución y de narcotráfico siga a la orden del día, las familias seguirán acompañadas por la organización popular; ellas tienen adónde acudir: la Red de Docentes y Familias del Bajo Flores.
A la vez, es nuestro rol como medios alternativos dar a conocer el accionar de los distintos actores políticos que deberían dar respuestas desde lo institucional, mientras protegemos la privacidad de las familias y las nenas. Adherimos al grito de la Red: "No nos van a callar, con las pibas no se jode".

0 comentarios:

Publicar un comentario