14 jul. 2016


Gustavo Pirich integra la agrupación Combatientes de Malvinas por los Derechos Humanos, que emitió, luego del desfile militar realizado el 9 de Julio, un comunicado con los motivos por los que decidió no participar en esa celebración del bicentenario de la independencia. Pirich habló por Radio La Retaguardia. Repudió la presencia de Aldo Rico en el evento y analizó la situación de todos los combatientes con la nueva gestión. Fue durante el programa Otras Voces, Otras Propuestas, que conducen Luis Angió y Rosaura Barletta. (Por La Retaguardia)

Foto: www.acomadeh.org

"Respecto de la respuesta del Gobierno sobre que ellos no habían invitado a Aldo Rico y a esta serie de personalidades que se hicieron presentes en el desfile, el ministro de Defensa está mintiendo. Además, es un caradura. Si bien es cierto que no invitaron particularmente a nadie, invitaron en general. Lo que no pusieron es un filtro para evitar que Aldo Rico esté ahí. Cuando ellos quieren poner un filtro, el 20 de junio en Rosario, evitaron que con el vallado no pasara nadie. El ministro de Defensa no puede decir que no sabe quién va a un desfile. Podían haber evitado que Rico estuviera. No hubo una invitación particular a cada organización. Hicieron el llamado, dijeron que se hacía el desfile, mandaron una cartilla. Hasta cambiaron sobre la marcha", denunció Pirich. Explicó que el llamado a desfilar fue a todos los veteranos y "en la cartilla decía que no se podía ir con pancartas de agrupaciones ni consignas ni banderas políticas. Pretendían que fuéramos con la unidad con la que la combatimos en Malvinas. Esto se hizo en muy pocos casos, los demás se presentaron con su agrupación actual como ex combatientes. Es mentira que ellos no sabían quién iba a ir. Decían que para una mejor organización, las organizaciones participantes tenían que dar sus datos", reveló.
El combatiente denunció sobre el grupo que asistió con Rico: "Fueron del banquillo de los acusados al desfile, porque muchos de ellos están en la megacausa que se está sustanciando en estos días, precisamente, en Tucumán. No tiene explicación. Nosotros no desfilamos porque sabíamos que iba a pasar esto. ¿Nosotros sabíamos lo que iba a pasar, y el Ministerio de Defensa, que tiene un montón de elementos para enterarse de qué viene ese desfile, no lo sabía? Que el ministro de Defensa no tire la pelota afuera, que dé las explicaciones del caso. Igual que Ricardo Alfonsín. En el sitio oficial de él pone que repudia la presencia de Rico, y dice: '¿A quién se le puede haber ocurrido juntar a la gente del Operativo Independencia, a los carapintadas, con ex combatientes de Malvinas en una circunstancia como esta?'. Yo le respondí —no me dijo nada todavía— que busque los responsables hacia adentro, no hacia afuera. No le echen la culpa a las organizaciones de ex combatientes", planteó Pirich.
El veterano aseguró que supieron que podía asistir alguien como Aldo Rico porque no hubo filtros sobre las invitaciones. "En la cartilla no decía: 'Procesados, presos, imputados, carapintadas abstenerse'. El llamado era muy general. Sin entrar en discusión con los compañeros que fueron, el tema era muy sentido; esto es algo que los ex soldados conscriptos estábamos esperando hace mucho tiempo. A nosotros nos trajeron de noche y en silencio, la Dictadura evitó que tuviéramos contacto con el pueblo. Esto de un desfile, de una marcha era algo muy esperado, y muy demorado. Nosotros no le imputamos ninguna responsabilidad a nuestros compañeros, pero sí vemos que el Gobierno lo utilizó, porque no seleccionaron a quiénes iban a ir. Le sirve para este operativo en marcha, al otro día Macri salió a decir que se viene la reconciliación. Reconciliación que, incluso, está planteando, cuando, por las causas de violaciones a los derechos humanos en Malvinas, va a haber una serie de imputados que tienen que ir a declarar", consideró.

Torturas investigadas

Sobre las causas que investigan las torturas perpetradas contra los combatientes en Malvinas, Pirich contó que están en movimiento "porque se aportó mucho material nuevo. El año pasado hubo desclasificaciones de documentos desde del Ministerio de Defensa que están demostrando las torturas en Malvinas. Por ejemplo, las cartillas que firmamos cuando volvimos ante los servicios de inteligencia, que nos entrevistaron en la Escuela de Infantería de Campo de Mayo. Se encontraron setecientas cartillas donde están descriptas todas esas torturas. Esto termina con ese verso de las Fuerzas Armadas de que esto es una campaña antimilitar y que por qué se dicen ahora. No se dicen ahora, esto lo venimos diciendo desde cuando llegamos; es más, lo pusimos por escrito. También se encontraron otros elementos que dicen que los servicios de inteligencia les ordenaron o indicaron —no recuerdo el término exacto— a las cúpulas militares de la Dictadura que enviaran a Malvinas a todos aquellos oficiales y suboficiales que estuvieran involucrados en  causas de lesa humanidad", desarrolló. Pirich explicó que, hasta ahora, las versiones que circulaban sobre esas denuncias eran "Es lo que dicen los ex soldados", "Es parte de una campaña", "Son el CECIM (Centro de Ex Combatientes de las Islas Malvinas), la Conadep, que están en contra de los militares", "Esto no es sistemático, por lo cual no fueron delitos de lesa humanidad". Pero, rebatió, "hay un elemento que es central. De cada una de las jerarquías y en cada una de las fuerzas, hay por lo menos un imputado en torturas y maltrato. En esto nos basamos para hablar de la sistematicidad. No es como dicen ellos, que fueron errores, excesos, algunos casos aislados. Todo esto está aportado con pruebas. Por eso les duele tanto y empiezan a hablar de la reconciliación, del gran encuentro entre todos. Aportados estos elementos, lo que sigue es que van a empezar a desfilar por los tribunales donde están radicadas las causas más de uno de ellos", señaló.
Pirich se permitió reflexionar sobre el sentido de los festejos de la gente que asistió: "No estuve presente, pero me voy a enterar en los próximos días, me voy a contactar con gente que estuvo. Creo que la gente aplaudió más que nada a los conscriptos. Un sector, por supuesto, aplaudió a Rico. Hay un sector de la sociedad argentina que hoy, a la luz de los cambios, se anima mucha más a expresarse. Tiene una cobertura que lo anima a expresarse a favor de estos tipos. Estaba agazapado y hoy se expresa mucho más abiertamente y se anima a vitorear a Rico. Basta ver, por ejemplo, en nuestro Facebook: la gran mayoría nos apoyó en la decisión. Pero algunos salen a vivar a Rico".

Macri y el sector militar

Aclarando que observaba a título personal, Pirich se posicionó sobre la gestión actual: "Mayoritariamente estamos rechazando muchas de las medidas del Gobierno. Por ejemplo, pedimos la derogación del decreto 721/16, que elude los controles civiles desde del Ministerio de Defensa para con las medidas de las Fuerzas Armadas. Se les permite ascensos, reincorporaciones de personal militar dado de baja por alguna causa. Hay que trabajar para que esto se haga rápidamente, porque ya lo empezarona utilizar, ya han reincorporado gente —incluso, eludiendo el propio boletín Oficial—, gente que había sido dada de baja por su participación y por estar involucrados o imputados en causas por derechos humanos. No sé si esto es público, pero es así. Estamos hablando de cosas concretas, no de cosas en general, que sucedieron, que están sucediendo y que no nos gusta, no con una caracterización del Gobierno en general", señaló. Pirich explicó, además, que las reivindicaciones específicas de combatientes aún no fueron planteadas, "si bien estamos avanzando con la identificación de los 123 compañeros que están enterrados en el cementerio Darwin como NN, como 'soldados solo conocidos por Dios'. Se ha producido algún avance en ese tema. Hubo algunas gestiones de Cancillería, viajaron enviados de la Cruz Roja e integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense para ir viendo las cuestiones técnicas y cómo se van a producir las identificaciones. En ese punto logramos avanzar. El año pasado, el Gobierno anterior había instado a la Cruz Roja, a los kelpers y todos los que están comprometidos en este tema, y parece ser que por una cuestión política, como para no darle entidad al Gobierno anterior sobre que se avanzara en esto, lo retrasaron y lo frenaron. Ahora avanzó. Por eso hablamos de cuestiones puntuales.Sí hay algunas cuestiones en el ámbito de Defensa, como el decreto 721 y el desfile, que podemos decir que son un atraso para la democracia", consideró.

0 comentarios:

Publicar un comentario