9 jul. 2016


Luego del hallazgo del nieto 120, quien conocía su identidad hacía varios años pero no obtuvo aún el reconocimiento judicial de su verdadero nombre, María Victoria Moyano Artigas, la nieta 53, escribió un artículo en La Izquierda Diario denominado Por las nietas y los nietos que aún falta recuperar en el que explica sus propuestas para agilizar la búsqueda de los niños apropiados. En diálogo con Radio La Retaguardia, durante Oral y Público, la militante del CeProDH (Centro de Profesionales por los Derechos Humanos) profundizó el análisis y detalló qué medidas implementaría. (Por La Retaguardia)

Foto: www.abuelas.org

"El del nieto 120 es un caso particular pensando en todos los que vimos estos años de los nietos que restituyeron su identidad y que habían hecho denuncias en Abuelas o en CONADI (Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad) pero 30.000 desaparecidos también dan cuenta de que muchas familias no se acercaron aún a los organismo ni unidades fiscales. Es decir que casos como el de José Luis debe haber montones que no se hicieron conocidos pero que pueden haber encontrado a sus familias por sus propios medios", introdujo Moyano Artigas.

¿Cómo buscamos a los nietos?

La militante y nieta recuperada señaló una serie de falencias en el esquima actual de búsqueda de niños apropiados: "En un principio, las investigaciones eran arbitradas de manera artesanal por las abuelas y ellas buscaban cada dato y así llegaron a restituir un montón de nietos, aún con ese método. Yo restituí mi identidad en diciembre de 1987 y soy la nieta número 53. Soy una de las artesanales (se ríe). Luego se integró a la búsqueda a un organismo del Estado como la CONADI y actualmente, luego de lo que fue el juicio por el plan sistemático de robo de bebés donde se demostró la apropiación de niños por parte del plan genocida, o sea que no éramos nietos sueltos que militares locos veían que hacían con nosotros sino que era parte de un plan; ahí, la Procuración dirigida por Gils Carbó creó una unidad especial para la investigación de la apropiación de niños", contó. Hay tres patas, entonces, para emprender la búsqueda. "Esta unidad fiscal hace algo interesante que no venía pasando durante todos estos años que es acumular toda la base de datos que las provincias le han entregado, a partir de ahí buscar patrones -por ejemplo, un obstetra que haya falsificado una partida de nacimiento- e investigar sin que haya una denuncia de ningún nieto, madre o abuela", destacó Moyano Artigas, pero realizó una primera salvedad: "Eso es muy importante pero hay un límite, porque uno tiene la realidad de otras abuelas, como Chicha Mariani, que realiza sus propias investigaciones con su fundación, o Mirta Baravalle, que también lo hace y, aunque es muy conocida como Madre de Plaza de Mayo, ella es Abuela de Plaza de Mayo fundadora. Ella realiza sus investigaciones de la misma forma que hace 40 años. Estas madres, abuelas, y tantas otras, no tienen acceso a la información con que cuenta la unidad fiscal y otras instituciones del Estado", denunció.
Mariani y Baravalle son mujeres de 91 y 92 años: "Cada semana que les demoran en la búsqueda de un formulario o el desarchivo de un expediente es mucho tiempo. Están llegando a esta altura de su vida sin haber encontrado a sus nietos y con todas estas dificultades. Cuando escribí la nota, lo que planteaba es, para decirlo de alguna manera, un plan de recuperación de nietos en esta nueva situación. Hay tres cosas que es imprescindible hacer: que todas las provincias entreguen legajos, actas de nacimiento, no sé por qué no lo han hechos hasta aquí, son sólo cuatro las que entregaron las actas de nacimiento que se buscan en el Registro Civil y la Corte Suprema tucumana entregó expedientes judiciales". Moyano Artigas esbozó una idea de por qué se niega información: "Uno de los problemas por los que opino que no se entregan los expedientes judiciales es por la cantidad de funcionarios y jueces que estarían involucrados en la apropiación de niños y el otro es porque hay que mantener la impunidad de estos 40 años porque hay sectores poderosos que se han quedado con hijos de desaparecidos como son los grandes empresarios y lo hemos denunciado en distintos juicios. Es muy importante que también, además de reunir estos datos, haya una comisión investigadora independiente compuesta por familiares y víctimas que tengan pleno acceso a esos datos, a la información, al control de las investigaciones y demás, porque si no pasa que las Abuelas que tienen 90 años se van muriendo porque están muy viejitas y sin encontrar a sus nietos. Los nietos, a su vez, quieren encontrar a sus abuelos".

Comisión de búsqueda

Para Moyano Artigas, una comisión investigadora independiente "debería ser, primero que nada, independiente del Estado para poder tener el control de la investigación. Tendrían que integrarla los hermanos que buscan a sus hermanos, Chicha Mariani, Mirta Baravalle y tantas otras abuelas. Aquellos familiares que tienen un interés en que se recupere la identidad de sus hijos, hermanos o nietos. Eso incluiría a Estela de Carlotto y Abuelas, por supuesto, lo que pasa es que ellas en este caso tienen acceso a la información. Tienen que ser las mismas víctimas. Cada vez que hemos logrado algo para avanzar y romper aspectos de impunidad para encontrar nietos es cuando los familiares y las víctimas nos pusimos al frente", aseguró. "Tenemos diferentes balances entre los organismos sobre si hemos logrado mucho o poco, pero no es por ningún gobierno sino por la lucha histórica de estas mujeres que no han parado un minuto y hace cuarenta años que están en la calle. Las nuevas generaciones tenemos que seguir este legado", consideró.
La militante señaló, como tercer paso a seguir, que "hay que seguir exigiendo la apertura de los archivos. No sólo partidas de nacimiento y legajos sino también las nóminas de los que revistieron en los hospitales y maternidades clandestinas. Todo esto que digo hay que hacerlo ley, porque no puede quedar algo tan importante en una resolución del Ministerio Público Fiscal".

Macri y la política de derechos humanos

"Desde que asumió, vino con una política de avanzar sobre las conquistas que hemos tenido estos años, incluso a discutir ideológicamente lo que había sido algo para nosotros saldado que es lo que fue el genicidio en la Argentina. Inció diciendo que los 30.000 no eran 30.000, luego operó con abogados cuestionando a los nietos como truchos y estafadores que no teníamos filiación con nuestras abuelas, después avanzó despidiendo a trabajadores de áreas muy sensibles que implican la investigación de los casos para la restitución de niños y otras tareas. Es decir, el gobierno viene con una avanzada que responde a un proyecto posneoliberal y que evidentemente quiere barrer todos estos temas", dijo Moyano Artigas sin dudas. Señaló, sin embargo, una crítica a los juicios: "Es que no son los juicios que desde el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos defendemos, siempre los denunciamos. Lo hicimos en el gobierno anterior por fragmentados, insuficientes y demás, pero también es verdad que el macrismo, si pudiera paralizarlos lo haría del todo, pero estamos nosotros para impedirlo y hasta aquí no lo ha podido hacer. No es una política del gobierno macrista avanzar desde ningún punto de vista en este sentido sino atacar todo esto que ya dije, desde la lucha de estos cuarenta años hasta poner en cuestión cosas tan básicas que ya hemos discutido y no tienen sentido".

Los juicios

Moyano Artigas amplió el análisis sobre la dinámica de los juicios: "Todas las víctimas y la sociedad buscamos juicio y castigo para los genocidas, desde ese punto de vista nosotros peleamos en cada juicio para que cada genocida tenga perpetua, vaya a la cárcel, a una cárcel común, se cumpla con la condena. Desde ese punto de vista es por lo que peleamos, ahora, también te tengo que decir que nosotros hemos sido muy críticos del gobierno kirchnerista porque en general no se imputa a los altos mandos, no se puede recabar información porque suele ser aportada por los ex detenidos y por alguien más que contribuye pero no nos han dado otro tipo de datos, son juicios fragmentados donde muchas veces nosotros tenemos que declarar en uno, dos, tres o cuatro juicios exactamente lo mismo, no se hacen por centro clandestino, los civiles hemos llegado a esta parte y solamente alguna empresa que fue condenada como parte responsable pero nada más. Somos muy críticos de cómo fue la política del gobierno anterior con respecto a estos juicios. Ahora, seguimos queriendo juicio y castigo", destacó.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada