30 ago. 2016



Hoy es un día muy especial para quienes hacemos La Retaguardia. Tenemos una noticia, pero como nos incluye, toca de lleno nuestros corazones, nos resulta extraño darla. Se identificaron los primeros dos restos de desaparecidos por la dictadura de Alfredo Stroessner en el Paraguay. Uno de ellos es el del papá de nuestro querido Jorge Miguel Soler, integrante de La Retaguardia a través de su programa radial Patria Soñada, que junto a su familia esperó por este momento 41 años. (Por La Retaguardia)

Foto: Miguel Ángel Soler, cuyos restos fueron recuperados hoy. Detrás su hijo Jorge Miguel Soler, que conduce el programa radial Patria Soñada. (Foto: Diario ABC)



Una vez más el enorme trabajo del Equipo Argentino de Antropologia Forense (EAAF) logró identificar restos de desaparecidos. En este caso, se trata a Miguel Ángel Soler Canale, militante paraguayo, y Rafaella Giuliana Filipazzi Rossini, una ítalo-argentina residente en Buenos Aires, que fue secuestrada por fuerzas paraguayas en Montevideo en 1977, como parte de la Operación Cóndor.
A través de la Embajada Argentina, se entregaron al EAAF 27 fragmentos óseos de algunos de los restos que pudieron recuperarse luego de la dictadura de Stroessner para que se pudiera hacer la identificación con muestras genéticas de los familiares. Fillipazzi había sido secuestrada en el hotel Hermitage de Montevideo por obra del Cóndor, fue mantenida en cautiverio en Asunción y fue hallada y exhumada en marzo de 2013 en una fosa común; finalmente fue reconocida gracias al aporte de la muestra sanguínea que realizó su hija al Banco Genético de Personas Detenidas y Desaparecidas entre 1954 y 1989, de reciente creación y que cuenta con las primeras 167 muestras. En ambos casos, se trata de la primera identificación de desaparecidos durante la dictadura en Paraguay.
Jorge Soler era abogado y permaneció desaparecido durante 40 años y nueve meses. Había sido perseguido por su militancia. Al momento del secuestro era, en la clandestinidad, el Secretario General en el Partido Comunista Paraguayo. La policía stronista lo arrancó salvajemente de su domicilio. Fue hallado en diciembre de 2009 en una fosa individual y exhumado en enero de 2010. Para la búsqueda que queda por delante de los alrededor de 500 desaparecidos de la dictadura paraguaya ya se confeccionó una base de datos géneticos. Según Rogelio Goiburú, que dirige el ENABI, (Equipo Nacional para la Investigación, Búsqueda e Identificación de Personas Detenidas y Desaparecidas entre 1954 y 1989), el número sería mayor, pues hay muchas desapariciones que aún no fueron denunciadas.

Los números de la dictadura (RTV)
Los restos llegaron a manos del EAAF el 5 de agosto de este año, a través de valija diplomática llegada a la Cancillería argentina con 27 restos óseos que pertenecen a 22 de los esqueletos hallados, que serían 34.
El caso de la mujer ítalo-argentina es diferente. Se trata de Rafaella Giuliana Filipazzi Rossini, que residía en Bahía Blanca, pero fue secuestrada en Montevideo por fuerzas paraguayas y luego trasladada a Asunción junto a su pareja José Agustín Potenza. Sin embargo la denuncia por sus desapariciones se radicó en Corrientes, donde reside un familiar, por lo que la causa aún se tramita allí. Ha sido una de las tantas víctimas de la coordinación de las dictaduras que asolaron el Cono Sur.
En el caso de Paraguay, donde la dictadura de Alfredo Stroessner se extendió desde 1954 hasta 1989, las huellas en esa sociedad aún pueden verse de manera explícita.
Con la identificación de los primeros 2 desaparecidos, comienza un camino para preservar la Memoria, hallar la Verdad y conseguir Justicia. Es casi un sendero de montaña, empinado y curvo, pero que tiene las marcas de otras experiencias como la Argentina.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada