5 ago. 2016


Todos los jueves, La Retaguardia participa de la ronda que hacen las Madres de Plaza de Mayo (Línea Fundadora) desde hace 37 años a las 15:30, y da cobertura desde el programa radial Oral Y Público. Sin embargo, esta oportunidad fue especial porque, a esa hora y en ese lugar, el juez Martínez de Giorgi libró contra Hebe de Bonafini una orden de detención por no haberse presentado por segunda vez a prestar declaración indagatoria en la causa Sueños Compartidos. En este programa que se emite por Radio La Retaguardia y en una transimisión especial realizada en el momento de los hechos, sentaron su posicionamiento Víctor Basterra, María del Carmen Verdú, Nora Cortiñas, Pablo Llonto y Mariano Recalde. La última noticia es que el juez retiró la orden y Bonafini accedió, mediante un escrito, a presentarse a la indagatoria.  (Por La Retaguardia)

Víctor Basterra

“Es un día muy intenso y se desnudan cada vez más las intenciones de la ultraderecha de hacerse cargo de nosotros. Dentro de un marco de Estado de derecho, sus intenciones son de ultraderecha. Para ellos, los derechos obtenidos a lo largo del tiempo son una molestia impresionante. Van a hacer todo lo posible por sacar de cuajo todas las conquistas de estos últimos tiempos y anteriormente. Hay una infinidad de operadores que trabajan para eso”, aseguró Basterra. Luego realizó una salvedad: “Aunque haya habido o no corrupción de Hebe, cuando lo instalan lo hacen masivamente. Se meten en las casas. Tienen todos los elementos... eso cala hondo, se introduce en el pensamiento social y nos pervierte. Es terrible. No estoy tratando de justificar a nadie que desarrolle una acción corrupta. Siempre está el corrupto y el corruptor”, diferenció. Para el militante, “generalmente persiguen al corrupto, pero los que iniciaron todo son los tipos que han armado la patria contratista, por ejemplo. El padre del zanguango este -es una antigua expresión zanguango, aclaró entre risas, en referencia al presidente Mauricio Macri- fue uno de los creadores de la patria contratista de los años '50”.
Luego, avanzando en la definición de la gestión, Basterra aseveró: “Este es el gobierno de los poderosos. Podemos esperar cualquier cosa. Yo he tenido diferencias con Hebe por hechos muy puntuales. Lo de las torres gemelas, lo de Julio López. No le doy tanta importancia a la foto con Milani, porque eso es opinable. Era un momento en que había que probar lo de Milani y él lo usó para su molino”, diferenció. Volvió sobre el punto de las diferencias con Bonafini: “Me refiero a sus opiniones tan fuertes y desafortunadas. Pero no dejó de ser siempre una especie de símbolo para muchos de los compañeros y un referente. Eso se toca y se maltrata. Es una persona de 86 años, no tiene 60 o 50 y pico”.

María del Carmen Verdú

La abogada relató cómo comenzó, para ella, la campaña: “Empecé a escuchar a cronistas y movileros que estaban agitando en Comodoro Py, mirando hacia la puerta y diciendo que no venía, que la iban a mandar a detener con la fuerza pública y me acordaba de cuando, en los primeros meses de 2002, después de que logramos que la Cámara Federal ordenara a la jueza Servini de Cubría, que no tenía ningún interés de citar a De la Rúa, que lo hiciera, no faltó una vez, faltó cinco”, denunció. Una de ellas, contó la dirigente de CORREPI, fue porque tenía que ir al dentista, “otra vez ni siquiera se molestó en avisar que no iba a ir. Llegamos a hacer el chiste con los fiscales de la causa de que probablemente no encontraba los cordones de los zapatos y no tenía mocasines. Incluso, a la tercera o cuarta incomparecencia hicimos un pedido a la jueza al que se sumó la fiscalía de que se ordenara la comparecencia por la fuerza pública”, contó. Verdú volvió sobre la falta reiterada: “Ya no era una vez que no venía, sino dos, tres, cuatro, y la jueza lo consideró prematuro, inconducente, y no lo ordenó. Hasta que De la Rúa no quiso ir, no fue. Todos los días hay gente que no se presenta a citaciones de tribunales y siempre los jueces tienen la facultad o de fijar una nueva fecha o de mandar a la policía a buscarla. Los que tenemos experiencia en juicios orales y a veces estamos semanas esperando que aparezca un testigo que no responde a la citación, sabemos que no es lo primero que se hace mandar a la fuerza pública”, explicó.
“Están dando un mensaje muy claro. Hay dos hechos que están estrictamente vinculados y los dos apuntan en una misma dirección que es el fortalecimiento de la avanzada represiva que se descarga sobre el pueblo trabajador. Por un lado, dentro de apenas una hora (decía Verdú el jueves por la tarde) van a estar empezando los ruidazos en todo el país y en particular en la Ciudad de Buenos Aires en el Obelisco y el centro contra el ajuste y los tarifazos. Todo este escándalo ha hecho distraer muy deliberadamente a los medios de lo que va a ser esta movida y evidentemente la silencian y de paso llenan el centro de policías, ya que están”, aseguró. Además, para Verdú, tiene que ver con la política de derechos humanos: “Es una señal muy clara con esto de la orden de allanamiento en un lugar histórico en la lucha por los derechos humanos en la Argentina como es el local de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, más allá de las diferencias que podamos tener por su orientación política en la última década, que es una señal clarísima de que acá, cualquiera y en cualquier momento que se pretenda seguir jorobando con juicios a los represores, con denunciar los hechos represivo puntuales, lograr el juicio y castigo para los del pasado, puede tener este tipo de solución final”. La abogada repitió que se trató de un hecho absolutamente repudiable.
Sobre los resultados de la maniobra del gobierno, Verdú consideró: “La intención de desactivar el ruidazo de esta noche puede tener el efecto contrario. A veces los gobiernos se equivocan. Acordémonos a Duhalde y compañía pensando que reprimiendo los cortes del 26 de junio y aplastando a las organizaciones que íbamos al Puente Pueyrredón se terminaba el problema de los piqueteros. Sin embargo, eso generó en 24 horas la marcha más multitudinaria que recordemos sin ninguna prestación previa como fue la del 27 y luego la del 3 de julio. De hecho, eso ocasionó la caída de Duhalde”, recordó. Por otra parte, Verdú detalló la intencionalidad del ruidazo: “Los que lo convocamos desde la campaña No te dejes ajustar no sólo buscamos resistir el ajuste sino también la represión que viene con él, porque si no te dejas ajustar te van a venir a reprimir”.
Sobre el juez, la abogada contó: “Martínez Di Giorgi es conocido nuestro, es el mismo juez que tiene la causa de Antena Negra. Obviamente no pudimos ver la resolución pero, técnicamente, lo que estaba facultado para hacer ante la incomparecencia de una persona citada, indistintamente de si es a indagatoria o testimonial, ante cualquier incomparecencia el juez tiene la facultad, no la obligación, de pedirle a la fuerza pública que vaya a buscar a esa persona y se la traiga”, explicó. “Suele suceder que se ordena la aprehensión, ni siquiera la detención, en un horario no hábil de tribunales, y se lleva a la persona a dormir a la comisaría o a la alcaidía. Acá se generó un operativo policial y mediático completamente desproporcionado y además con una orden de allanamiento para el inmueble que se frenó porque hubo un montón de gente que se plantó frente a la puerta y el subcomisario quizá con mejor criterio que el juez dijo 'de acá, mejor me voy'”, bromeó.

Pablo Llonto

“Estamos (en la manifestación) para oponernos a uno de los actos más vergonzosos, no de la justicia sino de un juez en particular, a quien ni siquiera quiero nombrar porque ni merece ser llamado juez, que quiere intentar detener al mayor símbolo de la lucha por los derechos humanos en la Argentina. Arma esto que están haciendo muchos en Comodoro Py, esta combinación de causas con show mediático, esto es una apreciación política de un acto político”, aseguró. Para Llonto no es casualidad la precisión del juez: “Elige el día jueves, el horario en que las Madres desde 1977 marchan a las 15:30 en la Plaza, para intentar hacer lo que seguramente va a volver a intentar en las próximas horas o días. Es normal que saquen las órdenes de detención, pero también es normal cuando hay aberraciones jurídicas y actos jurídicos ilegales que haya derecho a la resistencia”, aseguró. “Si bien en estos tiempos no se conocen, en algún momento fueron muy conocidos los actos de resistencia frente a órdenes judiciales, por ejemplo de aquellas familias que resistían desalojos cuando se las acusaba de no haber pagado dos o tres alquileres. Después venían los medios que tomaban parte a favor de la familia y los jueces terminaban desistiendo después de haber mandado, también, a la policía”, recordó.
Además, Llonto incluyó en el mismo análisis a “aquellos días y noches de diciembre de 2001 cuando el pueblo aplicó el derecho a la resistencia frente a un gobierno que tenía carácter constitucional como el de De la Rúa, pero que había que hacer algo en la calle para oponerse y no seguir los pasos que el procedimiento constitucional establece para que se vaya un presidente”. Llonto planteó que, “cuando hay situaciones injustas, asfixiantes, con una decisión política aberrante e ilegal, Hebe tiene el derecho a la resistencia y lo está ejerciendo y nos parece bien”.
Luego, el abogado se metió en la situación de los juicios: “A los hechos de prisión domiciliaria los estamos denunciando desde el primer día, empezaron a ocurrir en diciembre del año pasado. Va a haber una movilización de los organismos de derechos humanos en septiembre para protestar frente a la Corte por todo lo que está ocurriendo y una de esas cosas es el tema de la exageración de otorgamiento de esos beneficios. Es la forma que el macrismo ha elegido para liberar a los genocidas”, planteó. Para Llonto, la situación se puede explicar pensándola como si fuera una pulseada, y es sumamente importante la presión social “más allá de los expedientes, para enfrentar este avance político de la derecha. Para entender una cosa y la otra basta con leer una de las páginas de todos estos grupos a favor de los golpistas y genocidas, te metés ahí y piden libertad a todos estos asesinos militares y policías que secuestraron y torturaron y en el mismo texto piden la cárcel a Hebe de Bonafini. Este es un juez que representa ese pensamiento y, además de pedir el juicio político de él, vamos a dar una lucha muy fuerte”, advirtió.

Mariano Recalde

“Tengo una opinión negativa de esto que es un nuevo circo mediático montado por una supuesta causa judicial. Me parece que buscan, además de perseguir y acallar a los que piensan distinto, distraernos de los problemas sociales y económicos que está padeciendo el pueblo argentino a partir de que asumió este gobierno”, denunció el dirigente del Frente para la Victoria. “Nos distrae de la preocupación que tenemos que centrar en la gente que se queda sin trabajo, en la gente que no llega a fin de mes, en la gente que empezó a tener hambre otra vez después de 12 años de un gobierno que respetaba a todos, que incluía cada vez a más gente, que avanzaba en una Argentina para todos y de pie frente al mundo. Es muy triste esta tarde viendo todo”, lamentó.
Recalde explicó por qué relativiza el procedimiento jurídico: “Digo que esta es una supuesta causa judicial porque no conozcio los pormenores, pero si me baso sobre otras causas que se han mediatizado y teniendo en cuenta los antecedentes de la justicia federal de la Argentina, me genera dudas, por eso lo digo en esos términos”.
Consultado acerca de si desde el poder se piensa, antes de tomar una decisión, se piensa en la oportunidad, dijo: “Lo que nosotros pensábamos cuando teníamos que gestionar era cómo incluir, como hacer crecer a la Argentina. No sé qué estará pasando por la cabeza de los que tienen la responsabilidad de gobernar el país”, se preguntó.
Cuando le preguntamos cómo creía que seguiría la cuestión, Recalde dijo: “No quiero hacer futurología ni adelantar nada, estamos acá atentos solidarizándonos y expectantes. Ojalá que se encauce todo y que no haya ningún episodio que no se corresponda con un país democrático”, advirtió.

La ronda de las Madres Línea Fundadora y lla voz de Nora Cortiñas

Como todos los jueves, La Retaguardia acompañó a las Madres que integran ese sector. Nora Cortiñas fue clara: “No voy a intervenir en el conflicto que tiene Hebe, respetando y sabiendo que ella va a saber afrontarlo. Para eso luchamos 40 años, para saber afrontar estas situaciones. Con todo respeto”, advirtió Cortiñas y luego emitió una reflexión sobre la situación política con respecto a los derechos humanos: “Tenemos tanto estos días que vamos viendo que el diario La Nación sigue poniendo artículos sobre la teoría de los dos demonios. Ahora sacó una carta de unos abogados que dicen que maltratamos a las Fuerzas Armadas, que hay presos que tienen que estar libres porque hay que juzgar del otro lado. Desde luego, del otro lado tenemos 30.000 detenidos desaparecidos, niños apropiados que les cambiaron la identidad”, explicó. Cortiñas mencionó, además, otras violaciones a los derechos humanos: “Miles y miles de compañeros y compañeras estuvieron presos, torturados todos, los que fueron arrojados al río, al mar. Tenemos de todo para mostrar que no fueron juzgados, no hubiéramos permitido que los juzgaran milicos y fascistas, pero no fueron juzgados ni siquiera por los jueces como hasta ahora los genocidas por jueces de la constitución”. Para Cortiñas, se trata de intentos por reflotar la teoría de los dos demonios “y no lo vamos a permitir. Hay que seguir denunciando porque este es el modo de envenenar la cabeza que tienen estos abogados que no pusieron sus nombres”.
La prisión domiciliaria a los genocidas, explicó Cortiñas, se trata de una libertad encubierta. “Ya salió un comunicado de organismos y organizaciones repudiando esto porque otra vez vamos a tener que caminar entremedio de los genocidas. Nosotros creemos que hay que seguir. Tenemos que empezar de cero si hace falta, con más fuerza, todos los días, y salir a la calle prestando atención porque cada día la calidad de vida de este pueblo va bajando más”, denunció. Por otra parte, Cortiñas introdujo la discusión sobre la deuda externa: “Se oculta que seguimos pagando, nunca dejamos de pagar. Seguimos debiendo, cada dólar que se paga es un niño más con hambre. En estas marchas tenemos que insistir en el no al pago de la deuda externa que empobrece al pueblo. Que hagan auditorías donde se pueda ver quiénes robaron y que lo devuelvan”.
Además, la militante se permitió un recordatorio: “Mañana se cumplen 40 años del secuestro y la desaparición de Mari Gullo. Mari Gullo, como las madres de los presos políticos, hizo historia. Ellas iban a las cárceles y llevaban para todos los presos y todas las presas. A ella la secuestraron porque las dictaduras quisieron después que se ocuparan cada una sólo de su hijo. Que una madre saliera a pelear por todos y todas la convertía en una subversiva y molestaba. Por eso está desaparecida Mari Gullo”, aseguró. Cortiñas contó que para hoy se había programado la realización de un acto. “Mi consuegra era también madre de presos políticos y como ella luchó y otras madres más que conocí. Nosotras no nos imaginábamos que nuestros hijos iban a terminar desaparecidos, pero esas madres nos dieron un camino de dignidad y lucha. Mañana la recordaremos, los que puedan irán. Estaremos apoyando a su familia a las 19 en Farmacia”, citó.
Para Cortiñas, hay que empezar de cero: “Ya destrozaron muchos espacios en que se trabajaba y luchaba por la memoria, la verdad y la justicia. A este gobierno no le interesan los derechos humanos y está queriendo desterrar esta posibilidad que tenemos de seguir luchando contra la impunidad, pero seguiremos luchando por más que cierren espacios”, advirtió. “Seguiremos caminando por más que quieran terminar con los juicios, no terminarán, hasta que no esté preso el último genocida torturador, apropiador de bebés, seguiremos luchando. Nada de tener miedo porque ellos tienen miedo, este gobierno tiene miedo, por eso cierra todo, por eso persigue, y por eso está haciendo este descalabro con la economía”, consideró Cortiñas. “Miren cómo, luchando, algunas cosas vuelven a funcionar. Cuidemos que no lleguen a un límite y quieran avanzar. Sigamos en la calle todo lo que sea necesario. El domingo está la gran marcha pan, paz y trabajo que sale desde la Basílica de Liniers donde se hará una misa primero y después van a venir caminando hasta la Plaza de Mayo”, mencionó e invitó: “Los que quieran vienen acá, donde harán un almuerzo popular y vamos a estar todos juntos. Juntos, pero no revueltos. Hay que estar, y cada uno traiga el cartel con lo que quiera decir. 'Libertad a Belén', por ejemplo, se me ocurre: 'Apertura de los archivos YA', que lo hagan los jueces para saber a quién entregaron los bebés de esas madres embarazadas en estos campos del horror. Cada uno”, aseguró. Con su cierre tradicional, Cortiñas expresó: “Aparición de Julio López y de los desaparecidos de la democracia. Seguimos denunciando también por toda la gente que sigue siendo despedida, porque eso fue un abuso, una catástrofe. Tenemos que seguir porque 30.000, ¡Presentes!”
Sobre este pronunciamiento, Basterra consideró: "No está mal si Norita no quiere hablar del tema, es uno de los símbolos de los derechos humanos. Ella siempre tuvo una actitud como ahora, pero cada vez es mayor. No sé qué pasa con Nora, pero rejuvenece, es increíble. Yo la conozco hace 15 o 20 años. Nora empezó a crecer dentro del conjunto, creo que es de las voces más lúcidas que hay. Lo mira desde una óptica muy amplia y precisa, no se embandera con ninguna partidocracia. Tiene una mirada siempre atenta a las realidades nacionales e internacionales", destacó.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario