9 sept. 2016


Se cumplió el 41º aniversario de ocho asesinatos perpetrados por la Concentración Nacional Universitaria (CNU), el brazo universitario de las patotas paramilitares de la Triple A. Los hechos ocurrieron el 5 de septiembre de 1975. Susana Zaldúa es hermana de Adriana, una de las víctimas de aquel episodio y, por Radio La Retaguardia, dialogó con Luis Angió y Rosaura Barletta en el programa Otras Voces, Otras Propuestas sobre la matanza, el acto conmemoratorio en La Plata y el juicio. (Por La Retaguardia)

Foto: Susana con Mirta Baravalle en la Ronda de las Madres LF (Karina Díaz)

“Colocamos las baldosas blancas por la memoria, homenajeando a los 8 compañeros del PST que fueron asesinados el 5 de septiembre de 1975 durante el Gobierno de Isabel Perón. Es un hecho importante, porque después de dar una batalla con el municipio de La Plata durante ocho meses, logramos que autorizaran colocar las baldosas para señalizar el lugar donde partieron los compañeros para entregar el fondo de huelga de Petroquímica Sudamericana, donde fueron en su camino raptados, secuestrados y asesinados. Hemos señalizado cerca de cincuenta metros con los nombres de los ocho compañeros poniendo en cada baldosa su nombre y a qué partido pertenecía”, contó Zaldúa.
Explicó que tenían un acuerdo con la gestión anterior y eso se modificó: “Contábamos con la autorización del Gobierno anterior. A partir de diciembre nos plantearon que la colocáramos en marzo, previo al aniversario al Golpe. Incluso, querían condicionar la presencia de algunos funcionarios, cosa que hemos planteado que las baldosas es una acción de la Comisión de la Memoria y Justicia de la Masacre de La Plata y que el municipio no se puede adjudicar un acto como este. No hubo funcionarios”, aclaró.
Sobre el evento, Zaldúa contó: “El acto fue muy importante, porque a pesar de la lluvia, hubo alrededor de 150 personas. Participó gente de la Universidad Nacional de La Plata, directivos, el centro de estudiantes; organizaciones sindicales, organismos de derechos humanos; las adhesiones de Nora Cortiñas y Mirta de Baravalle, de la Unión por los Derechos Humanos de La Plata; estuvo presente Claudia Bellingeri, de la Comisión Provincial por la Memoria y gente de distintos organismos”. Por el mal tiempo, cedió su local para realizar el evento la CTA Autónoma que se encuentra en la misma cuadra de la convocatoria.

Qué se recuerda

“El 5 de septiembre del '75 fueron secuestrados 5 compañeros: Adriana Zaldúa (su hermana), Roberto Loscertales, Hugo Frigerio, Lidia Agostini y Ana María Guzner. La fábrica Petroquímica Sudamericana, hoy Mafissa, estaba tomada, había un conflicto muy importante por salarios. Se había puesto en funcionamiento un fondo de huelga, nuestros compañeros lo habían logrado a través de una actividad en la universidad y en distintos lugares de la administración provincial. Recolectado ese dinero, se dirigían a la fábrica a llevarlo, fueron interceptados, secuestrados y asesinados en La Balandra”, contó Zaldúa. “Enterados de la situación, el partido inmediatamente organiza una actividad para la denuncia por la masacre y Carlos Povedano, Patricia Claveri y Oscar Lucatti se dirigen al Ministerio de Obras Públicas, porque Zaldúa y Frigerio eran trabajadores de Obras Públicas (Hugo era un gran dirigente, reconocido, antiburocrático). Cuando se dirigen a informar lo que había pasado con los 5 compañeros, son interceptados en la esquina del local y posteriormente aparecen sus cadáveres. Fueron 8 compañeros que entre la madrugada del 5 el mediodía fueron asesinados por las bandas fascistas de la Triple A. Fue durante el Gobierno peronista y en La Plata no había ninguna dirección del Gobierno provincial. La Plata estaba en manos de la Triple A, por eso ocurrieron estos hechos”, denunció la mujer sobre el poder ejecutivo.
Zaldúa informó el estado de la investigación judicial: “Como todas las causas de la CNU (Concentración Nacional Universitaria) en La Plata, está paralizada. Nosotros estamos haciendo un esfuerzo infinito para que la causa tenga un impulso distinto. Hay cientos de compañeros asesinados por la Triple A. No hemos logrado que en La Plata se lleven adelante los juicios contra la Triple A y la CNU. En Mar del Plata está un poco más avanzado. El peronismo no quería juzgar a sus pares, porque estamos hablando de tipos que pertenecían al Partido Justicialista. Junto con la complicidad del poder político que impidió que estos juicios avanzaran, también hay complicidad del poder judicial, que jamás impulsó una causa de investigación y castigo de los asesinos”, aseguró.

1 comentarios:

  1. La derecha del peronismo fue temible ,creo que se cierne hoy una vuelta de esos dinosaurios.Muy buena nota.Felicitaciones a todos

    ResponderEliminar