23 sept. 2016


Una vecina de Virrey del Pino que denuncia que la empresa Klaukol contamina el aire de todo su barrio con metales pesados, fue amenazada con un arma de fuego y obligada a tragarse dos baterías del tamaño de monedas de dos pesos. A través de todas las redes sociales empezó a tomar circulación inusitada un comunicado de prensa que anunciaba una conferencia de prensa. El mensaje mafioso venía a cuenta de que, desde que es denunciada, Parex-Klaukol asegura que la contaminación es provocada por baterías que enterró la empresa Mercedes Benz, también instalada en el lugar. La vecina se llama Susana Aranda y dialogó con Fernando Tebele y María Eugenia Otero en el programa radial La Retaguardia sobre lo sucedido. Además, se realizó una conferencia de prensa el jueves por la mañana en Perú y Monseñor Marcón, en San Justo. Unos minutos antes, Pablo Pimentel, de la APDH de La Matanza, se refirió al hecho en el programa de la RNMA, Enredando Las Mañanas. (Por La Retaguardia)

Foto: captura del video de la conferencia realizada ayer

El episodio

“El jueves a las nueve y media de la mañana más o menos, yo venía caminando hacia mi domicilio y me interceptaron dos personas, dos hombres robustos; me pusieron una pistola en el estómago y me dieron a elegir: "¿Querés un plomo en el estómago o tragás esto?". Empezaron a meterme cosas en la boca, me agarraron la cara y alcancé a tragar dos porque son bastante grandes y uno se me quedó trabado en la garganta y me faltó el aire así que fue bastante engorroso pero después pudo pasar y por eso la puedo contar”, denunció Aranda. Luego, la vecina explicó: “Lo que me hicieron tragar eran baterías, tenían en la mano muchas. Parecían medallas así brillosas, grandes como una moneda de dos pesos. Me pusieron en la boca y me obligaron a tragar. Tengo la garganta lastimada. Esto pasó en pleno día con total impunidad, con total tranquilidad, a una cuadra y media de mi domicilio”. La denunciada describió el territorio: “Nuestro barrio es chiquitito, tiene dos cuadras de ancho por cinco cuadras de largo, son diez manzanas en el kilómetro 44.500 de la Ruta 3. Me dijeron que me olvide del tema del material particulado, que ahora mi problema eran las baterías que había enterrado Mercedes Benz y que a ver si así entiendo que mi problema son las baterías. ’Así te obligamos a hablar de eso’, me dijeron. Me lo metieron en el cuerpo y lo pude expulsar recién el lunes así que estuve primero en el hospital de Cañuelas, después en la clínica Catán y de ahí al Posadas”, relató Aranda.

“Ahora tu problema son las baterías”

“Con lo de Mercedes Benz no sé a qué se referían porque eso dicen los directivos de Klaukol, que ellos tienen pruebas de que Mercedes Benz había enterrado baterías y eso puede ser lo que causa el agua contaminada; pero nosotros compramos agua, no tomamos, lo que yo quiero libre es el aire porque no podemos dejar de respirar. Lo que acá no tiene solución es el aire. Hay material particulado, hay metales pesados en el aire y respiramos y usamos 'paf' (medicamentos para enfermedades respiratorias como el asma) que termina matándonos porque es un broncodilatador muy potente”, explicó Aranda.
Además, la vecina se refirió a los efectos de las baterías en su organismo: “Todavía no sabemos si va a haber consecuencias. El señor Pablo Pimentel –presidente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza- me consiguió un turno para otro toxicólogo en el hospital Santojanni porque según tengo entendido las baterías tienen metales pesados, así que me tienen que hacer una prueba de sangre y ver cómo sigo”. Aranda no tuvo reparos en asumir que tiene miedo, “por eso hicimos la conferencia de prensa. No es la primera vez que sufro amenazas, pero nunca tuvieron esta característica. Espero que alguien que tenga poder solucione este problema y hace algo por estas 300 familias, hay muchos chicos”.
En este sentido, en el programa Enredando Las Mañanas de la Red Nacional de Medios Alternativos, Pablo Pimentel se refirió a las amenazas que sufrió Aranda: "El relato de Susana podría tranquilamente agregarse a la película tan galardonada porque es un nuevo Relato Salvaje y esto me llevó a la reflexión, y se lo dije ayer al secretario de Gobierno de La Matanza, el doctor Dutto, que es un tipo expeditivo y lo entendió: 'Decile a Magario (Verónica, intendenta) que se está instalando la mafia más perversa en nuestro distrito'. Esa mafia proviene seguramente de Fuerzas de Seguridad que revistieron en cargos de algún tipo de preponderancia y que hoy están siendo el brazo armado de multinacionales como Chevron, Monsanto o Barrick, que tenemos en La Matanza en la figura de la empresa Klaukol. Hace unos años, era de argentinos, pero después creció con capitales extranjeros y se instalaron en un barrio que era preexistente, es decir que no fue el barrio el que ocupó tierras al lado de Klaukol y Mercedes Benz".

El beso en la frente

El presidente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos también habló del hostigamiento previo que Aranda padeció de parte de una persona en particular: "Inclusive, quien la viene amenazando a Susana hace ya varios años lo hace de una manera muy sutil, incluso como un conquistador, porque es un hombre que tiene entre 35 y 40 años, muy bien hablado, muy preparado, se viste muy bien. Me da risa esto, porque Susana me ha dicho que tiene muy rico perfume. Usa anillo de oro y cadena. Este hombre, apenas empezó esta amenaza mafiosa, se acercó y la besó en la frente, y yo me pregunto, ¿quién besa en la frente? La mafia. Es la mafia, pero con un grado de impunidad que también vamos a interpelar a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, no lo digo irónicamente, esta mujer vino con ánimos de cambiar las cosas de verdad, y le vamos a decir que en el piso 14 del ministerio de Medio ambiente que se le llama OPDS de La Plata, Susana Aranda se cruzó a este señor en el ascensor", reveló. "Cuando hablé con Dutto ayer, él me dice 'evidentemente, Pimentel, acá hay corrupción. Voy a tener que hacer una limpieza local en La Matanza de inspectores de industria y del OPDS que hacen la vista gorda'. Una vista asesina, diría yo, están obviando la polución que genera la fabricación de los productos de Klaukol. En un barrido sanitario que hicieron se dieron cuenta que de los chiquitos el 80% tenía plomo en sangre. Un chiquito no nace con plomo en sangre. Creo que Dutto se dio cuenta de esta situación y yo le informé que después de la conferencia de prensa nos vamos a cruzar a la intendencia", en este punto, el militante de derechos humanos aclaró que el funcionario accedió a recibir a la comitiva y dialogar con todos.
Sobre el acompañamiento que APDH La Matanza realiza a los vecinos, Pimentel explicó: "Nuestro protocolo de actuación, sea donde sea, es atender a la víctima, escucharla, proponerle una acción y una estrategia y, una vez que lo acepta, actuamos. Escuchamos, denunciamos públicamente y después vamos a hablar con las autoridades democráticamente elegidas para advertirles de la situación gravísima que está viviendo tal o cual".

El conflicto con Klaukol

“Lo que decimos lo acreditó la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) con sus toxicólogos, lo que respiramos provoca problemas oftalmológicos, de la piel, renales, pulmonares, cardíacos y cáncer. La muerte por cáncer es muy alta aquí, son ocho de cada diez muertes”, sentenció Aranda.
Además, la vecina detalló qué hay en el aire: “Celice, hay cuarzo, hay marmolina, pesticidas, pigmentos. El problema es que se lavan las manos unos a otros y el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) no hace el informe que tienen que hacer. En mi barrio no hay personas mayores, morimos todos al llegar a los 60 y eso es un hecho. Se hizo el relevamiento sanitario, está el juez Juan Pablo Salas del Juzgado Federal Nº1 de Morón que en 6 años no hizo absolutamente nada y sigue encajonando”, denunció. Sobre su convicción personal a pesar del amedrentamiento, Aranda contó: “No tengo escapatoria. O peleo o me quedo a morir en mi casa, no me resigno a eso porque tengo hijos y nietos y la verdad que es preocupante vivir así. Es muy feo. Tenemos un enemigo invisible que es la contaminación y nadie hace nada. Los jueces protegen a la multinacional, la plata lava todo”.

ESCUCHAR O DESCARGAR EL AUDIO

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada