2 sept. 2016


"Un día sacudiremos todo, sacudiremos los huesos de los muertos. Haremos hablar a las calaveras, desenterraremos sus hazañas. Exhibiremos sus vergüenzas. Nadie crea que con matar destruye, porque sacudiremos todo, implacablemente". Así comenzó la última emisión de Patria Soñada, el programa de Jorge Soler que, desde Asunción, Paraguay, contó con la colaboración de Fernando Tebele en Buenos Aires. Soler pudo identificar el 30 de agosto pasado los restos del cuerpo de su padre, Miguel Ángel Soler Canale, secuestrado y asesinado por la dictadura stronista en 1975. (Por La Retaguardia)


Al comienzo del programa, Rocío Soler, hija de Jorge, nieta de Miguen Ángel, contó que la cita reproducida era de un poema de Carmen Soler, la hermana del recientemente identificado Miguel Ángel.
Jorge, desde Asunción, introdujo: "Tengo a mi lado al compañero Rogelio Goiburu, quien dirige y coordina la Dirección de Memoria Histórica y Reparación y el (ENABI) Equipo Nacional de Búsqueda e Identificación de Cuerpos de Detenidos Desaparecidos o ejecutados extrajudicialmente. Rogelio puso vida, salud, su seguridad personal y de su familia tanto como su compañera para llegar a este resultado. Para mí es una gran paz y alegría pero de mayor compromiso con la búsqueda y la identificación de todas y todos los compañeros que faltan", celebró.

Cómo identificaron a Miguel Ángel Soler

"Estamos excavando y buscando compatriotas y compañeros desaparecidos desde 2006 de forma oficial. Desde luego que cada uno de los familiares buscamos desde el momento en que desaparecieron nuestros seres queridos, hace 30, 40 y más años también. Oficialmente, con los trabajos de la Comisión Verdad y Justicia en 2006, hemos rescatado 34 cuerpos. De esas excavaciones que realizamos en el interior del país, en diferentes departamentos y acá en Asunción, enfocamos nuestro trabajo en un lugar que se llama Agrupación Especializada de la Policía Nacional", contó Goiburu. "Antes fue un cuartel militar y campo de concentración donde los soldados que se desempeñaban usaban un uniforme diferente al de la Policía y el Ejército, los conocían al nombre de 'verde mate'", agregó. Goiburu explicó, además, que "el histórico comandante de ese lugar era Juan Ramón Escobar, un militar que había sido compañero de Stroessner en la guerra del Chaco y de absoluta confianza del dictador. Así es que la mayoría de los detenidos desaparecidos del régimen aquí en los predios del Ejército en Asunción fueron enterrados en fosas clandestinas en este lugar. Desde 2009 excavamos en ese sitio".
Goiburu aseguró que todo el trabajo fue "bajo la observación, la mirada atenta y el asesoramiento del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y con treinta y cuatro testimonios de ex policías y militares de la época llegamos a esos lugares donde encontramos a 15 compañeros y ocho tumbas que fueron vaciadas. Durante 20 años, en la época stronista, los cuerpos fueron enterrados hasta el año 1979". Luego, explicó, falleció el comandante Juan Ramón Escobar, y fue sucedido por su hijo, un general de nombre Galo Longino Escobar. "Él ya no realizó inhumaciones clandestinas allí, hizo al revés: cavó en esos lugares donde había fosas colectivas y arrojó los cuerpos a la parte posterior de la agrupación, de manera que se oculten aún más. Durante 2 años, la municipalidad depositó allí la basura y luego la aplastó con máquinas", explicó.
"En resumen, encontramos 15 cuerpos en la Agrupación Especializada y están en proceso de estudios genéticos del Equipo Argentino de Antropología Forense en Córdoba y estamos esperando resultados. El cuerpo que habíamos hallado en diciembre de 2009 y exhumado en enero de 2010 era el papá de Jorge, Miguel Ángel Soler", informó, y agregó: "Y el que habíamos encontrado y exhumado en marzo de 2013 resultó ser Rafaela Fillipatzzi, ciudadana nacida en Italia, naturalizada Argentina, secuestrada en Uruguay y asesinada en Paraguay. Típico operativo del Plan Cóndor".
Lo curioso de que haya sucedido así es que Soler es representativo de la militancia en Paraguay y el direccionamiento de la dictadura de Stroessner y Fillipazzi es representativa de lo que sucedía en los operativos donde se mancomunaban las dictaduras a través del Plan Cóndor. "Es increíble que la primera identificación sea de una mujer. Una paradoja, además, ahora que existe el Mercosur y estos mismos países que hoy están unidos por compromisos económicos y políticos, antes hayan formado parte de la organización criminal. Hoy tienen la obligación de profundizar la investigación y castigar a los culpables de crímenes aberrantes contra los ciudadanos", sostuvo el presidente del ENABI. Luego, Goiburu se detuvo en el caso Soler: "El segundo identificado fue una de las figuras emblemáticas de la oposición paraguaya, Secretario General de uno de los partidos prohibidos por el stronismo y habiendo sido el Partido Comunista una de las principales víctimas del Terrorismo de Estado".

Pocos recursos para mucha tarea

Alejandra Torrents es socióloga, hizo un concurso que ganó y forma parte del grupo de búsqueda del ministerio de Justicia, tomó la palabra luego para ampliar la crónica de la identificación: "Somos sólo dos asalariados en la búsqueda, eso demuestra que nunca hubo un interés como en Argentina. Desde el 2012 hubo un retroceso importante y especialmente en lo que respecta a derechos humanos. Es importante para nosotros decir que desde 2013 cuando se crea la dirección es importante ir conquistando espacios porque es necesario tener equipo para darle más impulso al trabajo", planteó. Para Torrents, "Son conquistas que se le van arrebatando al Estado que no tiene voluntad. Hay que tejer estrategias para forzarlo a hacer el trabajo que le compete y obligarlo a que asuma la responsabilidad. El equipo debería ampliarse cada vez más, dos asalariados es un pasito y una pequeña conquista".
Sobre la financiación, la socióloga explicó: "Estamos apoyados por otras agencias y vemos estrategias para sostener el trabajo desde hace un año y medio. Es una satisfacción grande y un honor poder hacer esto después de un proceso tan largo y tanto compromiso. Estamos en un momento histórico y podemos participar, aportar y vivir un momento tan importante que es la identificación, que cierra una parte importante para los familiares y la sociedad".
Torrents se mostró muy emocionada con este primer paso: "También se abre una parte muy importante en términos de justicia. Las palabras quedan muy cortas para decir lo que siento y cómo me siento por estar en este momento y compartir esto es una alegría demasiado grande y una verdad que nos debemos todos. Vivirlo desde adentro tiene otro sentido, poder estar acá sentada al lado de los compañeros. La alegría es para todos", aseguró. Destacó que el hallazgo coincidió con el día internacional del detenido desaparecido, "era tanta la alegría de cada persona con la que nos encontrábamos porque estamos en un momento de enorme retroceso que venimos viviendo de manera pronunciada desde 2012 donde hubo una fractura del proceso democrático del Estado de derecho y es un momento que venimos viviendo hace unos años pero en este momento particular hay un rebrote del discurso stronista", aseguró. "En esta coyuntura, la noticia que se dio el martes fue un haz de luz y esperanza para todos. En este momento pienso a futuro y todo lo que se puede hacer. Hay esperanzas para todos, para los familiares, para los que hasta ahora no han podido hablar porque sintieron que no había condiciones para contar su propia historia. Esto habilita a que otras personas denuncien, se acerquen, cuenten. Hablamos de más de 400 familias", sostuvo.

La vivencia de la familia Soler

"Yo ya estaba acá en Paraguay y venía pensando si ese día, el día de los desaparecidos, íbamos a tener alguna noticia. No tenía idea de nada, lo único que sabía era que habíamos triunfado en Córdoba, en La Perla, estaba muy contento, ese triunfo me levantaba el ánimo y me alegraba por los compañeros y las compañeras que también habían salido con pena y con alegría de haber podido condenar a esos miserables", relató Jorge. "Cuando bajé y lo vi a Rogelio emocionado, pensé: '¿será que encontramos a don Agustín Goiburu, su padre?'. Pero jamás pensé que era el mío, jamás. Cuando me lo dijo me quedé sorprendido y no atiné a reaccionar. Realmente recién ahora empecé a reaccionar. Tengo una paz adentro, una tranquilidad, siento que las palabras de mi viejo me llenan porque él en su vida hablaba del amor al prójimo, de no odiar al que te maltrata, sino que el máximo que podíamos tener era lástima", recordó. Con emoción, expresó: "Por fin mi madre va a tener compañía y va a dormir con su compañero de toda la vida, y por otro lado ese mismo encuentro me impele a seguir y a trabajar con más fuerza. Me une más a este equipo, si cabe, y me hace más responsable de seguir en todo sentido acompañándolos y poniéndome a disposición de lo que el compañero Pepe decida. También tengo una gratitud con Rogelio y realmente otros compañeros y compañeras que no se ven pero que son parte de este equipo que ha trabajado para que esto se dé", reconoció.
Rocío, nieta de Miguel Ángel e hija de Jorge, expresó: "Lo que pasó es muy fuerte y sobre todo no estar cerca. Yo me voy a tomar un jet pronto a Paraguay para abrazarlo a mi papá y estar con él un ratito -dijo entre risas emocionadas-. Acá se vivió y se vive como una noticia de profunda esperanza y alegría porque es así, nos da una inyección de que se puede, de que juntos podemos, que es imperativo estar cerca, seguir con esta lucha, no hay que aflojarle", planteó. Por otra parte, hilando su historia con el presente, reflexionó: "Es impresionante, hoy estábamos hablando con una amiga que tenemos la misma edad y nosotras no pensábamos que seríamos una generación que tuviera que pasar por gobierno fascistas, todos al mismo tiempo. Es un nuevo Plan Cóndor el que está sucediendo pero a un nivel más solapado, democráticamente, es un plan siniestro que se ve a las claras en la economía, en la cultura, en la represión. No podemos estar dormidos, no podemos mirar para otro lado. Que aparezca mi abuelo en este momento no puede ser casual, nos está dando fuerza", sostuvo conmocionada.

Coyuntura en Paraguay y repercusiones de la identificación

El pasado 27 hubo un atentado en el que murieron ocho militares en Asunción y que fue atribuido al grupo guerrillero EPP. "Esto nos invita a pensar mal porque podría ser un autoatentado para afianzar la necesidad de volver al stronismo, de pedir seguridad ilusoria, como se hace acá", opinó Rocío.
Jorge, en cambio, consideró: "Mi percepción es que es un ajuste de cuentas entre ellos para afianzar que la fuerza de tareas conjuntas se quede allá (en el campo), cuide los intereses de los grandes sojeros, narcos y los negocios periféricos de la mafia. Fundamentalmente, con su presencia atemorizan a las comunidades campesinas, intentan que no resistan el desalojo compulsivo que hacen a favor de narcos y terratenientes brasileños y argentinos. Fundamentalmente es mantener la represión. Así pretenden ir sacando las Fuerzas a la calle, revertir la situación del resto de Paraguay y frenar todas las luchas", analizó. "Es lo que pasa en Argentina, lo que pasa en Brasil, están desesperados porque no logran hacer pie. El plan del imperialismo yanqui es volver atrás con todos los avances que ya hemos tenido. Es un poco ilusorio de parte de ellos, pero nos va a costar mucha sangre volver a recuperar lo las políticas de la burguesía progre que quedó a media agua y que no llegaron a ningún puerto concreto, Mucho hablar, poco hacer y mucho entregar", criticó.
Jorge habló del clima a partir del atentado: "La noticia acá golpeó muchísimo, es una conmoción enorme no sólo en Paraguay sino en todas las colectividades paraguayas en el mundo y eso se nota en la desesperación de los sectores stronistas y fascistas de salir con los tapones de punta a decir las peores barbaridades porque están verdaderamente desesperados por lo que está pasando".
María, una periodista española agencia Efe, corresponsal en Paraguay, estaba acompañando a Jorge al momento de la realización del programa y se permitió una reflexión: "Hay que partir de lo que comentábamos, hubo reacciones y comentarios fascistas en redes sociales y también hicieron los propios senadores una reivindicación del stronismo, más abiertamente o de una manera más solapada. Pidieron milicos en la calle, más recursos, etc", contó. Luego se introdujo en el tema de los restos de desaparecidos: "Un día después del atentado, se daba la noticia de las identificaciones. Por eso no tuvo tanto espacio en los medios locales pero sí a nivel internacional a través de agencias. Sí tuvo impacto afuera y en España. También coincide con un momento en el que España entra en un debate de investidura así que lo que está ocurriendo en países latinoamericanos no tiene tanto espacio", informó.
"Es importante rescatar que todavía no tuvimos una devolución de Italia, que es el país donde se hicieron muchos de los juicios por el Plan Cóndor y el país donde nació una de las identificadas. En medios italianos no ha habido mucho alcance", consideró.

Comparación de historias

También participó en el programa desde Asunción María Sanz, la corresponsal de la agencia española EFE. Reflexionó acerca del tratamiento que cada país pudo hacer luego de las dictaduras y violaciones a los derechos humanos: "En España tenemos un proceso complicado. Tenemos el honor de ser el segundo país del mundo que más ciudadanos y ciudadanas tiene bajo tierra en fosas comunes. Son más de cien mil y el único que supera a España es Camboya por las consecuencias del régimen de los Jemeres Rojos", informó.
"Todavía tenemos un valle de los caídos que es una obra faraónica que se hizo en honor a Franco en la que trabajaron presos políticos, sigue siendo un tema tabú y no hay recursos para destinar a la búsqueda de los desaparecidos. Recortaron las partidas de indemnizaciones en el 2008", denunció la periodista.
Pensando en la actualidad, María reflexionó: "En el marco de este debate en el que se juega el futuro del país en manos de dos partidos neoliberales y de derecha no tenemos mucha esperanza de que la situación cambie y no vemos que los partidos de izquierda estén priorizando el tema de la recuperación de la memoria. Queda como un tema menor porque los problemas son más urgentes", señaló.
"La caída de la dictadura es anterior a lo que ocurrió aquí en Paraguay y el proceso está un poco más avanzado pero hablamos de una cifra de desaparecidos mucho mayor y de leyes de amnistía y punto final que desde Naciones Unidas se recomendó al Estado español que se derogaran y que curiosamente son inexistentes en Paraguay. No se dictaron aquí leyes de punto final como sucedió en otros países. Tampoco hizo falta dictarlas en el sentido de que el número de causas abiertas por torturas, detenciones y desapariciones forzosas es mínimo y una de las causas que tuvo éxito porque sirvió para condenar a represores fue la de Miguel Ángel Soler", destacó.

El Equipo Argentino de Antropología Forense

Rogelio Goiburú contó que vive en Paraguay sólo hace diez años. "Antes vivía en Buenos Aires y los conocí a ellos (al EAAF) cuando iniciaron los trabajos de búsqueda e identificación en Argentina, cuando tenían su oficina en la calle Combate de los Pozos en la zona de Congreso. Apenas Stroessner se fue al exilio en el 89, nosotros empezamos a excavar en el 93 en Asunción en ese mismo lugar donde ahora encontramos los cuerpos", contó. "En aquella época no teníamos los testigos que pude conseguir recién hace unos cuantos años, entonces me había ido a la oficina del EAAF para contarles y que en el caso de que encontrásemos algo nos ayudaran con la identificación",recordó.
El integrante del equipo de búsqueda destacó que la opinión que tenía el EAAF "siempre fue positiva, siempre estuvieron de acuerdo y atentos a lo que íbamos a hacer. Estuvimos tres años cavando, pero nuestro objetivo había sido falso, encabezaban la excavación diputados entre los que estaba el papá del actual ministro del Interior. Los datos que había conseguido eran falsos". Luego, "hasta 2006 no se hizo nada y cuando yo asumí mi cargo empecé a investigar, a conseguir los testimonios y en el 2009 volvimos a empezar y encontramos los primeros cuerpos. Pedimos auxilio al EAAF y ellos 'al toque' estuvieron con nosotros. Desde 2009 hasta el año pasado que conseguimos los recursos para identificarlos ellos vinieron unas diez o doce veces sin que el Estado paraguayo haya pagado un centavo ni para pagarles sus pasajes", explicó. "Fue a través del fondo de cooperación horizontal que tenía la Argentina, ellos vinieron, nos enseñaron a hacer el trabajo que encaramos, nos acompañaron permanentemente. Es un grupo de especialistas extraordinarios por su conocimiento y experiencia y por su corazón y solidaridad. Jamás hemos podido pagar su trabajo, recién ahora conseguimos financiamiento y estamos honrando lo que hacen", destacó. "Nos hicimos muy amigos de todos los integrantes del Equipo. Son cuarenta atropólogos que andan por el mundo. Somos como hermanos".

De ahora en más

Goiburú analizó el contexto para pensar hacia adelante: "Además de darle identidad a los compatriotas, hemos dado un gran paso. Según nuestro orden jurídico, la fiscalía es la encargada de la investigación y forma parte del equipo de búsqueda. También logramos crear la Unidad Especializada en Derechos Humanos. Hemos logrado que algunos fiscales contados con los dedos de las manos sean responsables y nos acompañen en esta tarea inmensa que sea darle luz a nuestras investigaciones". Para el investigador, la justicia no considera lo mismo "tener 34 cuerpos recuperados que dos identificaciones. Con una sola bastaba para que la fiscalía se ponga las pilas y que nosotros los acompañemos, les demos cobertura política y hasta psicológica para que busquen la verdad", aseguró. "Encima, como dijimos todos acá, una de las desaparecidas es víctima del Plan Cóndor, y eso nos da esperanza de que la justicia de Argentina, Uruguay y Paraguay trabajen en conjunto para determinar por qué fue secuestrada esta mujer de Uruguay, cómo se la trajo acá y quiénes fueron los autores materiales e intelectuales", aseguró.

Rafaela Filipazzi, la italiana identificada

"La hija de Rafela buscó respuestas por todos lados y no le quisieron responder. Ahora es más cercana la posibilidad de conseguir justicia. Hay que generar conciencia en las sociedades, sobre todo en la paraguaya donde está tan tácito el genocidio", señaló Rocío Soler.
Jorge, por su parte, opinó: "Aparte de los tres países tiene que intervenir también Italia. No se pueden hacer los sotas con la desaparición de una italiana. Tiene que dar su presente la justicia europea, de lo contrario están pasando la pelota de un lado a otro. Aunque Uruguay tenga un gobierno progre pero que ya sabemos que en cuestión de derechos humanos no son demasiado avanzados y la situación en la Argentina es bastante delicada. Aún cuando acá avancemos, los italianos son una parte importante. Cada vez que ellos se han metido las investigaciones han tomado velocidad", destacó.

Sobre el cierre, Rocío referenció la cita del comienzo: "La voz escuchada al principio del programa es de mi prima Paula Rosenfeld, nieta de Carmen Soler, hermana de Miguel Ángel. Carmen fue una poeta luchadora por los derechos de la mujer, sufrió la cárcel y el exilio, murió sin poder volver a Paraguay ya que tenía prohibida la entrada y dos años después cayó Stroessner. Ella luchó por la aparición de Miguel Ángel desde su poesía rebelde, artículos de revistas y diarios por todos lados. Sabemos que sentiría mucha alegría por la noticia y pediría castigo a los responsables", aseguró.
Sobre el cierre, Rocío leyó unas palabras que escribió la noche en la que supo que habían identificado los restos de su abuelo paterno:

Huesos que hablan, retumban trémulos en la tierra. Esperan pacientes. Tienen la paz de la verdad del tiempo que siempre prevalece. Esperando ser encontrados, que alguien oiga su voz, su susurro en la brisa fresca, llovizna etérea de verano, canto constante recordando a los hombres el camino hacia la tierra sin mal. Tan impunes se creyeron que no les daba el tiempo para borrar todo indicio de crueldad y así los dejaron, ahí tirados, ocultos bajo la tierra de sus miserias, la misma tierra por la que él luchó toda su vida. De la tierra que lo cobijó en la clandestinidad donde se tejían los hilos de la resistencia. Una vez más quisieron borrarte, una y mil veces más renacés en cada grito, en nuestras memorias, en cada barricada, en la dignidad rebelde, en la pulsión misma de intentar vivir libres, en sabernos poderosos juntos. Por fin, la verdad ve la luz del sol abriéndose paso entre el fango putrefacto. Curiosa es la desgracia del infame que ni pena me da por aquellos que de tanto negarte te mantuvieron gigante y eterno.


Patria Soñada completo
DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario