11 oct. 2016


El militante por los derechos humanos y presidente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de La Matanza viajó a Jujuy para reunirse con integrantes de la Tupac Amaru, funcionarios de Gerardo Morales y visitar en prisión a Milagro Sala. En el programa Enredando Las Mañanas de la Red Nacional de Medios Alternativos, Pimentel habló de Sala y llenó de elogios su trabajo social, a la vez que fue duro con otros referentes sociales de la provincia. (Por RNMA)

“En Jujuy escuchamos unos 30 casos hace quince días, dentro de los cuales Milagro Sala es uno más. Lo digo porque, en realidad, si no sería incoherente con mi definición acerca de la igualdad de la especie humana, aparte de Milagro y sus 11 compañeros presos. Antes de ayer metieron a la última, Graciela López, que denunció ese mismo día un montón de atrocidades y yo se lo dije a quien nos atendió como autoridad política del gobierno de Jujuy que fue el ministro de Gobierno y Justicia, Oscar Perassi”, explicó Pimentel. “Cuando la detuvieron lo llamé y le dije que esperaba que no fuera por la charla que tuve con él, en la cual le pedí que por favor le transmitiera a Gerardo Morales que está cometiendo con el voto popular la aplicación de métodos que hace cuarenta años nuestro pueblo rechazó y se están juzgado, que son los métodos del Terrorismo de Estado que dejó 30.000 compañeros detenidos desaparecidos, una deuda increíble, aplicar un modelo de dependencia. Eso está haciendo Morales”, denunció el militante.
Además, Pimentel fue contundente ante Perassi: “Le advertí que ellos serán pasibles en el término de tres años de un juicio político en el que tendrán que dar respuestas por la violación de la constitución provincial, nacional y todos los pactos en materia de derechos humanos. 'Con todo respeto se lo digo, Perassi, esto es así. La Argentina después de tanto dolor y tanta sangre se ha empoderado de derechos y no se va a dejar joder. Más temprano que tarde a ustedes se les va a acabar el poder, se va a revertir y se les iniciará un juicio político'. Ahí el me dijo que es peronista, entonces le pregunté, con más razón, qué hacía ahí. 'Y, mire, le voy a decir la verdad, no todo el gabinete de Gerardo Morales está de acuerdo con la detención de Milagro Sala'”, contó y enfatizó: “¿Escucharon? No todo el gabinete de Jujuy está de acuerdo con la detención de Milagro Sala, ni de los 12 compañeros ni con el método de caza de brujas, de venganza que se está aplicando desde el 10 de diciembre de 2015. Entonces le pregunté por qué no lo dicen y Perassi me respondió que se tendrían que ir. Ahí está el peronista popular al que Evita le dio todo ese contenido para incluir a los sectores más pobres, hoy los están barriendo de la peor manera, armándoles causas”. Milagro Sala, para Pimentel, “está mal presa, la metieron presa porque les armó 300 carpas para que continúen todos los derechos adquiridos, después de eso empezaron con un mecanismo perverso a quebrar a gente de acuerdo a las necesidades económicas que son muchas y no con poquita plata”, dijo en referencia a los laderos de Sala que hoy están en el gobierno de Morales.
Graciela López, añadió, “es la única amiga incondicional que le quedó a Milagro. Todos los demás, diputados provinciales, concejales, hombres y mujeres que han crecido al lado de la Tupac y de Milagro, todos se vendieron por plata a Gerardo Morales. Cuando volvemos a Buenos Aires, me llama Graciela López y me informa que le allanaron la casa y que la van a meter presa. 'No, Graciela, dejate de joder, ¿cómo?'. La metieron presa. Esta es la realidad de Jujuy”, planteó.
“Yo les decía a los funcionarios que nosotros somos de La Matanza y que todavía allí, en el Conurbano, tenemos ventanas para poder gritar y hablar, en cambio en el interior son feudos donde la gente depende de la buena voluntad de los medios nacionales para transmitir. Muchas veces por intereses económicos totalmente nefastos la información no sale, se oculta. Además, hay un temón enorme, Con Betty Capdevila (otra integrante de la APDH de La Matanza) pudimos percibir que está dividida la sociedad en Jujuy”, explicó Pimentel. El militante relató que en la reunión que tuvieron con el ministro de Gobierno y Justicia estaba también la directora de Mediación comunitaria: “Fue muy interesante porque están estableciendo contactos con toda la gente que armó, concientizó, formó la Tupac, la organización de Graciela López que es la Organización Civil Libertad y una treintena de otros agrupamientos. Esta señora de Mediación comunitaria llamada Gilda me decía: 'Estamos tranquilos, Pimentel, desde que metimos presa a Milagro Sala podemos caminar, no hay piquetes, no hay extorsión, la gente está tranquila'”, aseguró Pimentel y consideró: “Está tranquila porque está con miedo, está tranquila porque Gerardo Morales está aplicando una política de venganza atroz. Esto lo vi hace cuarenta años durante la dictadura militar, a ustedes les falta secuestrar y torturar y lo están haciendo porque en cada allanamiento torturan y roban. Esto me lo dijo Graciela López, que es una mujer obesa de unos 60 años. La tiraron al piso, la apretaron con los borceguíes, le pusieron armas largas en la cabeza y le decían 'gorda de mierda, vas a seguir los pasos de Milagro, ¿dónde está la guita?'. Ella respondió: 'Ahí está, es mi jubilación', y le llevaron los 11 mil pesos que había cobrado el último mes, lo que por supuesto quedó registrado”, denunció Pimentel.
Cuando Pimentel dialogó con Perassi sobre la situación de Graciela López, “él me dijo que Gerardo Morales hizo una reforma en la instrucción penal preparatoria para cuando se hacen los allanamientos debido a que iba a haber muchos y sabiendo qué preparación básica tiene la sociedad de Jujuy, instruyó que en cada allanamiento debe haber un oficial de justicia. Si está el fiscal, el fiscal; si está el juez, el juez. Si no, alguien que sea los ojos del fiscal o del juez. Entonces le pregunté si en el allanamiento de la señora López hubo alguien, ¿era no vidente? Si fue un oficial de justicia, avaló todo lo que sufrió esta mujer”, aseguró.

Las causas profundas de la cárcel

“A nosotros nos caracterizan como utópicos e idealistas, pero tienen razón. Las ideas y las utopías dejan de serlo cuando uno se las carga en la mochila y las empieza a militar. Cuando yo fui allí viajé con muchos prejuicios. Prejuicios que tenemos y tiene un montón de gente que piensa y habla al pedo sin conocer. Yo también siendo militante, siendo de APDH, acompañando casos paradigmáticos, pero como tanto se hablaba de Milagro, de cómo era, cuando empecé a hablar le dije: 'Mirá, Milagro, vine con prejuicios, pero viendo todo lo que vi antes de visitarte, vos estás mal presa, te metieron porque les metiste 300 carpas y por haber hecho todo lo que hiciste durante estos últimos diez años. Estos tipos nunca tuvieron la capacidad. Después, te metieron porque sos mujer, negra e india. Ninguna sociedad patriarcal ni ninguna sociedad feudal puede aceptar que esos negros tengan un barrio digno'”, consideró Pimentel, y destacó el comportamiento de Sala: “Llegamos a la visita después de tres horas de cola, ella tuvo el gesto que habla de la humildad de los grandes, sin conocernos, nos invitó a almorzar con su familia. Me decía Graciela que Milagro no suele hacer eso porque si hay algo que ha preservado durante toda su militancia y crecimiento como luchadora social es a su familia. Nos sentamos todos en la mesa, comimos unos ñoquis exquisitos y estuvimos al lado de ella para conocernos, para charlar”, contó.
“Después de visitar a Milagro fuimos al Alto Comedero, al barrio, y no salía del asombro. Estoy acostumbrado a ir a barrios y ustedes saben que tenemos la experiencia en Villa Palito que para mí es un honor mostrar, pero esto es impresionante, con qué calidad hicieron una plaza con un parque temático, hicieron la réplica de las puertas del sol que se encuentran en Bolivia en un parque elevado, hicieron un balneario digno de cualquier ciudadano que necesite refrescarse, centros culturales participativos, un colegio primario y secundario, un jardín de infantes. Yo pensaba: '¿Cómo no la van a quebrar?'”, sostuvo Pimentel.
“Le dije a Milagro: 'Después de esto que me contás de que quebraron compañeros y te traicionaron porque les pagaron más y se fueron con Morales, el día de mañana en que realmente te encuentren culpable de haberte choreado guita, en realidad tenés que estar afuera, te tienen que hacer una investigación y todo esto lleva un montón de años y en Argentina hay cerca de 5 mil funcionarios que han robado de verdad y están todos en proceso. En realidad estos procesos son variables de acuerdo a la negociación política que se dé en la coyuntura’”, aseguró. El militante continuó citando lo que le dijo a Sala: “’Si vos choreaste plata, tenés que estar presa por eso'. Ella me miró y me dijo: 'Claro, compa, por supuesto. Y me la banco. Porque a mí no me duele estar presa, me duele que me hayan traicionado, que compañeros y compañeras que se han formado junto a mí estén ahora con el vengador e inmoral de Gerardo Morales'. Milagro me contó que no es la primera vez que está presa, que con Graciela López se conoció en la cárcel cuando tenían nueve años y fueron pibas de la calle”. Pimentel parafraseó a Sala: “'Cuando desarrollamos, empezamos a probar las drogas, cuando vimos que éramos señoritas y podíamos trabajar con nuestros cuerpos, nos prostituimos, después salimos a chorear y terminamos presas ¿Te pensás que me va a hacer algo estar acá? Me la banco, me duele porque no puedo estar con mis compañeros, no puedo seguir construyendo, no puedo seguir limpiando, no puedo seguir creciendo, pero lo que más me duele es la traición de gente que se ha formado con nosotros y que les ganó la plata'. En eso hay un responsable, por supuesto que lo son quienes cedieron a esto, pero más lo es la perversidad del ofrecimiento. La historia y el pueblo algún demandarán a Gerardo Morales con un juicio político”, sentenció.

El reclamo de libertad por la vía institucional

“Hemos propuesto y tuvimos la iluminación de Eduardo Barcesat, a quien le planteé un habeas corpus colectivo directamente a la Corte con todos los organismos de derechos humanos donde firmen personalidades que les cueste un huevo y medio a Lorenzetti y compañía rechazarlo, me respondió que ese camino lo probamos y que puede ser que lo traten pero que, en definitiva, lo van a rechazar. Barcesat nos propuso presentar un proyecto a la Cámara de Diputados de la Nación con un pedido de intervención federal al poder judicial de Jujuy”, explicó Pimentel y agregó: “Cuando se lo conté hace un ratito a Milagro me dijo que eso sería extraordinario y que ahí les cerraríamos el grifo. Hay que tener los huevos y ovarios, dialéctica y unión para ir con personalidades que le cueste al bloque del pro y del massismo decir que no. Ese caminito es el que vamos a empezar a caminar”.

Las diferencias de la militancia jujeña con los métodos de Sala

“Esto tiene que ver con las mezquindades y las construcciones de poder de los espacios de lucha. Lo conozco y nos hemos formado juntos con Luis D'elía, justamente en la Marcha Federal me lo encuentro, estaba con una gorra, lo saludo, le doy la mano, y él me responde: '¿Quién sos?'. Me saco la gorra y me dice 'la puta que te parió... estás hecho mierda'. '¿Y vos te pensás que no?', le dije haciendo alusión a nuestras edades. De Luis D'elía me distancié porque nunca avalé la forma de construcción montándose en la pobreza para construir poder que en definitiva pasa a ser personal por más que cuando lo conocí lo admiré por la capacidad de dialéctica y organización”, definió. “Tenía 29 años y yo también, tenía un hijo y yo también y yo pensaba que no podía ser esa capacidad. Con el transcurso de los años le iba diciendo que difería con él y él me decía que yo era un ingenuo. Lo menciono porque tiene puntos en común con Milagro Sala, pero hay una diferencia: el 90% de los integrantes de la Tupac Amaru pertenecen al pueblo coya y aymara”, explicó Pimentel. “Milagro Sala es coya y hay una cultura que no conocemos que tiene que ver con un código de administración de justicia y de conducta que proviene directamente de las comunidades y esto lo he aprendido con Félix Díaz, con los qom, con los pilagá, con los nivaclé de Formosa. Con los mapuches de Neuquén. Ellos reniegan de la justicia occidental y cristiana y entonces tienen sus propios códigos de administrar justicia y también evaluar conductas de los integrantes de las comunidades”, consideró. Para el militante, “la diferencia que tiene con el Perro Santillán -referente de la Katari- es que el Perro Santillán era el líder de la Corriente Clasista y Combativa que es la organización que la forma a Milagro Sala, que la forma a Graciela López y a una cantidad de compañeros que se encolumnaron después en la Tupac Amaru. Se dividieron porque evidentemente esta mujer le demuestra más capacidad organizativa pero además hay que reconocer, y esto se lo dije a Milagro, que esa capacidad organizativa venía también con un sesgo autoritario de disciplina”, aclaró.
Luego, Pimentel ejemplificó ese autoritarismo: “Quien nos prestó casa en Jujuy cuando paramos fue la sobrina de Amalia -mamá de Luz y suegra de Diego, los dos jóvenes encarcelados en Buenos Aires durante dos años en una causa armada, finalmente absueltos-. Cenando en esa casa, un muchacho me cuenta que la experiencia que tuvo con Milagro Sala fue bastante traumática. Él trabajaba en la farmacia de la Tupac y una vez faltó plata y Milagro nos sentó a todos los pibes que éramos empleados, nos alineó y nos pegó un cachetazo a cada uno. Después se fue y dijo: 'Si mañana no aparece la plata, quedan todos despedidos'. Ese pibe, por una cuestión de dignidad, no volvió”, contó Pimentel. “Me dijo que era la primera vez que alguien le pegaba un cachetazo. Cuando se lo dije a Milagro, ella me respondió: 'Lo que pasa es que yo me crié así y provengo de una cultura'. Estamos hablando de una cultura ancestral con la que yo no estoy de acuerdo, se construye poder popular respetando a todos por igual. Esto es una forma que seguiremos discutiendo con los compañeros si queremos realmente un país que incluya a todos por igual. Esto es lo que ha diferenciado, y esta es la imagen que ha dado Milagro y por eso la tienen entre ceja y ceja”, cerró Pimentel.

ESCUCHAR O DESCARGAR AUDIO

0 comentarios:

Publicar un comentario