21 nov. 2016


Es la primera primaria gratuita en 35 años. El proyecto surgió a partir del faltante de vacantes para la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires. Matías Bregante, Rodrigo Ferreiro y Natacha Bianchi dialogaron con el cura Damián Reynoso sobre las características y alcances de esta iniciativa. Fue durante el programa Hora Libre. (Por La Retaguardia)


“Desde hace años venimos con un gran problema de parte de nuestros vecinos que es la falta de vacantes en toda la zona sur de la capital, más específicamente en la Comuna 8 que es en la que estamos, a raíz de que no se han hecho escuelas al menos en esta Comuna. La última primaria gratuita que se hizo fue hace 35 años. A raíz de que mucha gente venía a la parroquia solicitando ayuda descubrimos que había una gran necesidad de vacantes y nos dijimos por qué no embarcarnos en una patriada, porque era luchar contra muchas cosas. Ya el año pasado fuimos a pedir un terreno que era una canchita de futbol y gracias a Dios salió y empezamos a juntar fondos con los vecinos. Con la primera campaña, que se llamaba ‘un ladrillo para mi escuela’, pudimos juntar los primeros ladrillos; ahora estamos con otra campaña que incluye un video, que también nos ayudó gente amiga para hacerlo. Y nuestro sueño, futuro y objetivo es llegar a marzo con las dos primeras aulas y arrancar primer grado. Así que estamos bien, contentos”, relató el cura Damián Reynoso en diálogo con Hora Libre.
La escuela será gratuita, tendrá espacio para 500 niños y niñas y apuntará a la integración social y cultural tomando las particularidades del barrio: “va a albergar a chicos de distintas nacionalidades como Paraguay, Bolivia, o hijos de paraguayos, bolivianos, peruanos, argentinos, hay una mezcla cultural grande que ya traen los mismos chicos, entonces tomando un poco sus raíces y un poco lo que se vive desde el barrio creemos que también hay cosas para aportar con la educación misma también. Creemos que los chicos no son un número, un legajo, una cuota, un juicio, sino una persona que hay que formar, educar y acompañar y en eso estamos, es una tarea ardua, difícil, no echamos culpas, no decimos ‘no hicieron nada’, al contrario más bien somos de encarar la cosa y hacerla nosotros con ayuda de todos y si se suman los gobiernos mejor, pero no nos quedamos en lamentarnos quién hizo y quién no, la verdad que no es la idea porque te bajoneas, la idea es que siempre en el centro esté el chico, la familia, y saber que este es un proyecto a largo plazo, con mucho esfuerzo, que quisiéramos tener muchas cosas ya y no las tenemos, vamos relegando otras, pero la prioridad va a ser que el chico tenga una educación de máxima calidad, porque también apostamos a un equipo docente muy bueno, en la integración de la familia, con el club social y deportivo integrado a la escuela”, manifestó el cura, quien adelantó que la escuela tendrá orientación en arte: “tratamos de apuntar un poco a lo que se vive desde el barrio, y creemos que hay un potencial enorme en los chicos y en las familias que están todas muy contentas y que creo que nos van a acompañar”.
Damián Reynoso explicó además que el aporte docente será en un 100% del Estado: “no así lo que es maestranza, cocineras, todavía no hemos logrado ese beneficio, no creemos que sea un beneficio que lo dan por excepción, al ser una escuela parroquial pero es una escuela de cuota cero en una zona así. Todavía no pudimos llegar a que se entienda eso, pero el plantel docente está, con directora, secretaria, los dos maestros de grado que son muy buenos, con ideas claras, una educación bien popular, apuntando alto que no porque el chico viva en la villa hay que apuntar a menos, todo lo contrario, creemos que a los pobres hay que darles lo mejor, por eso estamos haciendo también una construcción de calidad aunque tarde más, con maestros de calidad, con los mejores profesionales del barrio trabajando con nosotros, los albañiles. Creemos que acá hay un gran potencial y creemos que todos saben que en la zona sur hay un gran potencial”.
Hasta el momento, los vecinos vienen realizando distintas campañas para recaudar fondos y continuar la construcción de la escuela: “la pensamos para distintos bolsillos, la primera campaña fue por ejemplo repartir sobres en todo el barrio para los vecinos que no manejan tanto internet o transferencias, y después largamos el facebook, uno puede hacerse amigo ahí o darle me gusta. Ahí hay varias opciones para colaborar, una es a través de mercado pago que sirve más bien para donar con tarjeta de crédito o débito, y también están los datos de la cuenta bancaria para la transferencia y también está mi celular por si alguno me quiere llamar y hacer una donación en efectivo o llamar y encontrarnos para ver primero la escuela, también para contactarnos. La campaña más bien es a través de las redes, hay un video muy lindo que se pudo hacer para transmitir y compartir. También tenemos algunos amigos particulares que nos van ayudando, que nos conocen, son amigos”.
Quienes estén interesados en realizar su aporte para este sueño, cada vez más real, pueden ingresar al facebook (https://www.facebook.com/EscuelaCiudadOculta/)  o directamente pasar por Santander y Avenida Argentina: “La obra es a la vista, cualquiera que quiera puede venir y ver, conversar, la verdad que estoy bastante tiempo ahí todos los días, estamos todos los días construyendo un poquito más. Así que están invitados a pasar y ver, que siempre es más lindo”, propuso el cura Damián en el cierre de la charla con Hora Libre.

0 comentarios:

Publicar un comentario