3 nov. 2016


Lo afirmó Florencia Guimaraes en el marco de una conversación sobre la convocatoria de la Semana Lohana Berkins. Se realizaron paneles tomando las reivindicaciones de las banderas que levantaba la activista trans que murió en febrero de este año. Ya se discutieron feminismo, identidad y abolicionismo en jornadas anteriores; hoy y mañana se tomarán los temas de Aborto y Comunismo. La cita de hoy es a las 19 en Callao 274 para discutir la interrupción voluntaria del embarazo. El panel de Comunismo será mañana a la misma hora en Entre Ríos 1039, después habrá fiesta y una presentación oficial del Colectivo Furia Trava, al que pertenece Guimaraes, que también integra la Federación Juvenil Comunista. En el programa radial La Retaguardia, la activista travesti dialogó con Fernando Tebele y María Eugenia Otero. (Por La Retaguardia)

"La semana fue pensada particularmente para debatir, para hablar, para recordar y para conmemorar las luchas y banderas de Lohana. Son cinco días con cinco paneles diferentes con los ejes de la lucha y la militancia de nuestra querida Lohana Berkins. En este momento estamos por culminar el tercer día con el panel de Feminismo, tuvimos el taller de Abolicionismo, también de Identidad, mañana tenemos Aborto y el viernes Comunismo", adelantó Guimaraes. "La conmemoramos como ella quería, con cumbia y copeteo. Esta vez no con lágrimas, sino con mucha alegría porque cada vez que la recordamos, a pesar de que se nos caigan unas lágrimas, son de profunda alegría porque ella nos ha inculcado eso. Luchar siempre con alegría", planteó.
"Lohana ha sido una bisagra en la comunidad travesti y trans. Ha abierto puertas para todas nosotras que vamos a estar eternamente agradecidas y por eso mismo llevamos con gran responsabilidad el legado que ella nos ha dejado y mantener bien firmes sus convicciones siempre", destacó Guimaraes.

Abolicionismo o reglamentarismo

"El de abolicionismo fue un panel muy intenso y fuerte. Yo hablé en primera persona desde mi experiencia de vida, de haber estado quince años en situación de prostitución. Fue fuerte, emotivo. Venimos viendo que avanza la derecha más fascista y avanza el reglamentarismo. Vienen de la mano. La lucha es muy intensa. Inclusive el lunes fuimos a la discusión sobre la reglamentación del cupo laboral trans Diana Sacayan y había compañeras de otros partidos que se dicen de izquierda y argumentaban si se quería incluir en el documento el tema trabajo sexual", señaló. Para Guimaraes, la introducción de ese debate es un gran retroceso: "Venimos luchando constantemente con estas cuestiones sobre todo en una ley como es la de cupo laboral que en su espíritu, Diana Sacayan, es una ley 100% abolicionista, que viene a reparar un poco y sacar a las compañeras de esta situación, de este infierno. Es un infierno que la sociedad ha naturalizado para las travestis y trans. Es un lugar donde no queremos estar", aseguró.

Reglamentarismo y neoliberalismo

"Son dos conceptos que asocio, porque el capitalismo considera eso: a nuestros cuerpos como mercancía, como sus productos para la oferta y la demanda. Está completamente ligado con la derecha, el neoliberalismo y el capitalismo", analizó Guimaeraes.
"En el caso de las travestis, la mayoría a las que se les pregunta no quiere esto como un trabajo. Nosotras tratamos de llevar nuestra palabra del abolicionismo, que no es prohibicionismo; tratamos de incentivarlas para que puedan estudiar, tener un futuro mejor y con otras opciones. Es muy difícil, en contextos donde realmente no hay políticas públicas que acompañen. Ni siquiera tenemos el cupo que fue aprobado hace un año y está en un limbo", denunció y agregó: "Cuesta mucho, hay compañeras que no quieren estar en ese lugar pero no avizoran un futuro. Nosotras trabajamos muchísimo con estas cuestiones acompañándolas con su salud, acercándolas a nuestra consejería de salud que se llama La Berkins en Casanova, pero es muy compleja la situación".

Las pérdidas

"Quedarnos sin Lohana y de Diana fue muy fuerte. Yo he tomado sus banderas del abolicionismo porque tenía con Lohana una amistad de 20 años durante la que me ha enseñado muchas cosas. Hay muchas compañeras que por suerte han comprendido las razones que daba Lohana, pero es un tema muy difícil también y muchas otras compañeras reglamentaristas nos ponen en el lugar de prohibicionistas. Es una misión nuestra también aclarar, explicar, contar. Por suerte Lohana ha sembrado estas convicciones en muchas", destacó Guimaraes en el cierre, luego de la tercera jornada de una semana intensa, que siempre será poco para levantar la figura de Lohana.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada