8 nov. 2016



Lo dijo uno de los abogados de la familia de Solano, Leandro Aparicio, en Enredando Las Mañanas, el programa de la Red Nacional de Medios Alternativos. Con motivo de los cinco años de la desaparición no esclarecida de Daniel Solano, el trabajador golondrina secuestrado en Choele Choel, Río Negro, luego de sindicalizarse ante las condiciones de trabajo inhumanas a las que lo sometía la empresa Agro Cosecha, en el programa Desde Afuera, de Radio La Retaguardia, Matías Bregante y Rodrigo Ferreiro dialogaron además con Marcela Torres, vecina del barrio y activista de la causa. (Por La Retaguardia)

“Hace cinco años estamos acompañando a la familia de Daniel Solano, que fue desaparecido y asesinado por la policía de Río Negro en el 2011. Había salido a bailar para divertirse y distenderse un poco después de tanto trabajado. Tomaron la decisión de que Daniel sabía organizarse para que no les pagaran menos. Se ve que vieron en él algo que no les gustó y por eso tomaron la decisión de asesinarlo y desaparecerlo. Suena fuerte y duro, pero es así”, aseguró Torres. “Estamos llegando a los cinco años de la búsqueda de Dani. Su papá Gualberto, Romina, Maira y Pablo, que son los que estaban acá en Choele Choel, hoy nos encuentran. Tuvieron que viajar hace más o menos un mes a Salta porque la mamá de Gualberto, la abuela de la casa, estaba muy enferma. Lamentablemente, falleció hace quince días, entonces, no han podido tener el regreso. Imaginate que dejar tu vida postergada por tantos años y después tener que volver a la realidad, porque uno está como en una realidad ajena”, definió la activista. En este sentido, Torres contó: “Ellos se encontraron con lo que les sucede como familia y están tratando de acomodarse. Nosotros estamos sosteniendo el acampe desde el momento en que se fueron, tomamos la decisión como gente que apoya esta causa de no desarmar el acampe y quedarnos. Este año nos toca sentir lo que ellos han sentido tanto tiempo, que es que nos ignoren, nos ninguneen, nos miren, nos vigilen, nos persigan. Todo lo que le venía pasando a la familia Solano no ha pasado a todos nosotros en este corto tiempo”, denunció sobre el amedrentamiento constante.
“Estoy reunida en la mesa de mi casa con mi compañero Pablo, él es uno de los que más está en el acampe, se ha quedado prácticamente todo el tiempo a cuidar; está viviendo prácticamente ahí. Para nosotros es difícil, porque nos llega muy adentro y muy fuerte este momento. También nos sentimos como solitos, siempre ellos han estado cuando hemos empezado a organizar actividades y el temor de equivocarnos y de errarle en alguna cosa de la que vamos a hacer, pero este año la consigna para acudir al acampe es "Acampamos todos". Nos ha pasado que en este tiempo, el acampe tiene esa cosa que uno no puede explicar. Hay que vivirlo aunque sea por una noche para saber lo que se siente”, reflexionó.
Además, Torres informó sobre las actividades que realizaron: hubo un espacio dedicado a niños y recibieron a Mónica Alegre, mamá de Luciano Arruga, “a nuestra compañera Claudia Painevil, hermana de Carlos Painevil, desaparecido en Río Negro hace cuatro años y cinco meses; la presencia de Mercedes Ávalos, hermana de Sergio, desaparecido hace trece años en Neuquén. También la presencia de familiares y amigos de Pablo Vera, un chico asesinado por la policía en Río Negro”, contó. “Me alegró mucho cuando supe que Moni iba a poder estar, porque estábamos haciendo todo lo que posible para que pudiera llegar. Si hay alguien de quien hemos aprendido, además de Gualberto, el que nos marcó el camino, es Moni; tan inmensa, tan hermosa mujer, luchadora”, destacó Torres. Sobre el desarrollo de las actividades, contó que se presentaron varias bandas, “amigas de esta causa, compañeros de todo este tiempo. Coche Viejo, banda de nuestro compañero Juan, que viene acompañando desde el principio a Gualberto. Pan Casero, banda de Choele Choel, que ha apoyado y ha estado siempre en las actividades por Dani. Última Alternativa, de Cipolletti, primera vez nos acompaña. Chumba, de Luis Beltrán, que también ha estado apoyando. Los Otros Cosos, banda de Pablo. Positiva, banda de Luis Beltrán. Estamos contentos porque la familia Solano ha podido convertir ese dolor en lucha y han comprendido que nosotros podemos acompañar su lucha desde cultural, desde lo que sabemos hacer y sentimos”, planteó. Además, las actividades concluyeron una asamblea general en la que se definieron los pasos a seguir y participó Aparicio. Por otra parte, Torres expresó: “Esperamos que en poco tiempo nos den la entrada al jagüel. Este año nos toca solitos, pero esperamos estar a la altura de las circunstancias”.

La investigación en El Jagüel

“Lo hemos buscado por numerosos lugares y finalmente encontramos donde está su cuerpo, sabemos en definitiva quien de esos 7 lo mató, lo mató o lo remató con un rifle Mahely. Un médico policía constató que con la golpiza que le habían dado no podía sobrevivir, y lo tiraron a un jagüel. Para los que no saben qué es un jagüel, es un pozo con agua, que se hace en La Pampa y en la Patagonia, donde hay que cavar mucho para llegar a la napa. En este caso la napa de este jagüel tenía 80 metros y ese jagüel estaba abandonado. A ese pozo tiraron a Daniel, y después tiraron una vaca, una yegua, tiraron basura y hasta tiraron una heladera”, informó Aparicio a Enredando Las Mañanas.
“Para nosotros es un dolor inmenso tener un punto en donde decir que podemos buscar a Daniel, y no tener el derecho al ingreso. Hace dos años que se sabe dónde podría estar el cuerpo, en el jagüel del campo La Manuela, a 25 km de Choele Choel. Es un campo en donde los asesinos de Daniel practicaban tiro, iban a comer asado. No es descabellado (pensar) que puede estar ahí. Además, el testigo es fuerte, lo que dice es sólido, no está fabulando. Cuando fuimos a acompañar a Sergio y a Gualberto a ver el jagüel, fue un momento muy duro. Es desgastante, te llena de esperanzas y, a la vez, ya que hemos visto pasar dos años sin que intervengan en el jagüel, te llena de dolor, de bronca, de impotencia saber que puede llegar a estar ahí, y no se busca”, denunció Torres. “Además, es un pozo que no está custodiado por nadie, o sea que lo que pueda o no haber pasado o pueda querer pasar en este tiempo puede pasar. Es un desgaste fuerte, lo fue en su momento para Gualberto, porque la entrada tuvo que ver con que Gualberto se haya encadenado y haya vuelto a hacer otra huelga de hambre, con todo lo que nos pesa que él tenga que exponer su salud para que algo pase en esta causa. Es triste, nos desgasta, pero sabemos contra quién vamos. Son poderes muy fuertes, muy impunes, pero no nos vamos a rendir”, aseguró la militante.
“Nosotros no nos quedamos con esto –aclaró Aparicio-, nosotros llevamos un especialista de la zona de Tartagal, el señor Walter Ovejero, experto en perforaciones. Se lo volvimos a presentar en el 2015 al juez, obviamente nos dijo que no, se lo dijimos a la Cámara que en su momento dijo que no, luego fuimos al lugar con dos peritos de Río Negro, finalmente la Cámara nos da la razón y el juez ahora está obligado a bajar al jagüel”, informó.
En este sentido, Aparicio consideró: “Si bajamos y encontramos los restos de Daniel la causa por más que crea que es incompetente, corrupta, lenta y cómplice tiene que permanecer en la justicia de Río Negro como homicidio calificado, ahí también nos llevaría a resolver un montón de cosas”.

La impunidad

“La primera pata de la impunidad se llama Marisa Bosco, una jueza que hizo todo para no encontrar a Daniel, para mentirle a la familia diciéndole que Dani se había ido para Neuquén buscando una mejor vida. Habló por momentos de que Sergio Heredia ejercía violencia contra ella por ser mujer. Los fiscales que han estado a esta nefasta jueza;Zornitta, que es uno de los que mejor se maneja en esto de la impunidad acá; Flores; Bodrato, que hoy es juez del Juzgado 30. Los policías: Barrera, Berthe, Bender, Martínez... En este pueblo tan chico hay demasiada gente que se maneja con muchaimpunidad. También el dueño del boliche Macuba, Tonelada García. Fíjense que fuerte es ese apodo, porque nosotros hemos manejado también toneladas de impunidad por mucho tiempo”, reflexionó Torres y denunció: “Este luchar está lleno de impunidad, de mentiras, de encubrimientos, de cosas que pasan con la gente de la noche, cosas oscuras. El Gobierno local nunca ha tocado el local. Es el rey de la noche en Choele Choel y en los alrededores, porque comprado todos los boliches de alrededor. Se siguen manejando con la misma impunidad, nos siguen mirando con el mismo desaire.  Lo mismo que sienten por los Solano, lo sienten por nosotros. De hecho, así como con la causa Solano hemos aprendido a militar en las cuestiones de derechos humanos y de los trabajadores, hemos conformado otras agrupaciones; con las compañeras hemos conformado un grupo de mujeres autoconvocadas contra la violencia machista, y el señor Daniel Zornitta está encargado de saber cómo me llamo, dónde vivo, mandarle la solicitud en Facebook”, aseguró Torres. La activista contó una anécdota: “En una de las intervenciones que hemos tenido por el caso de una niña que han intentado violar acá, él sale de su oficina y me dice: ‘Pasá, Marcela’. No me conocía, no nos habíamos visto nunca cara a cara, pero sabía que yo era Marcela. Luego, en otra intervención que tenemos sobre el mismo caso, me toca el hombre y me dice: ‘Marce, pasá con Yanina’, la mamá de la nena. Él se quiere manejar así conmigo. No me genera miedo ni nada, pero sé lo que significa eso, su envío de solicitud a mi Facebook y sé lo que significa que nos estén viendo, vigilando y que nos quieran intimidar”, aseguró.
“Dentro del grupo de mujeres hemos empezado a conocer otras de sus movidas. Se ve que tiene muchas diferencias contra las mujeres. No las hace ver cuando manipula casos de nuestras compañeras en los que él no tiene competencia. A él no le tocaba trabajar en uno de los casos, y, sin embargo, la citaba a nuestra compañera y le informaba sobre la causa. Entendemos la manera impune en la que se maneja. Por eso nosotros también vamos contra él, porque sabemos quién es él”, aseguró Torres y añadió: “A nuestros compañeros no asustan estas cosas. A Pablo le ha pasado de estar en estar en la cancha y que la policía lo increpe porque había tirado un botellazo, y no había sido él. Molesta, joda; lo lamento, seguiremos molestando y jodiendo porque nos está faltando Daniel. Queremos saber dónde está Daniel, que lo busquen. No vamos a claudicar, no vamos a dejar a de buscarlo, no vamos a dejar de pronunciar su nombre en las calles ni de escribirlo en las paredes”, declaró. “Mientras Gualberto tenga fuerzas, nosotros la vamos a tener; si algún día pierde la fuerza, vanos a seguir estando, porque somos jóvenes y somos conscientes de esta situación, somos conscientes de que nos puede tocar a nosotros, a nuestros hijos. Se viva una situación terrible en Choele Choel, pero estamos dispuestos a afrontarla. Nuestro compañero Cristina, cura de Choele Choel, hace una misa a las 19 en el acampe. Como todos los años, la familia Solano la pide y hoy, aunque ellos no estén, Cristian —que también ha recibido muchas amenazas, increpaciones de mucha gente que se maneja con impunidad— la va a hacer”, sentenció Torres.
“Han pasado 70 meses, el sábado, de la desaparición de Daniel. Podemos decir que estamos mucho mejor ahora que el primer mes. El primer mes para la jueza, la Dra. Bosco, Daniel se había ido a Neuquén, el primer mes todavía no habíamos llegado a ninguno de los abogados y a Gualberto (padre de Daniel) lo tenían dando vueltas. El primer mes Gualberto tenía como abogada a la Dra. Lucila Constanzo que fue cesanteada hace menos de dos semanas de su cargo de abogada en la Secretaria de Trabajo de Río Negro”, enumeró Aparicio en Enredando Las Mañanas. Sobre la primera letrada a cargo, detalló: “Y el primer mes la Dra. Constanzo, que era abogada de la Secretaría de Trabajo de Rio Negro, secretaria del Juzgado de Faltas, que hacía inspeccionados esos galpones donde habían co-provincianos, salteños,  santiagueños, era también amante del dueño de la empresa de la Agro Cosecha -el asesino que manda a matar a Daniel Solano- y era también abogada de Daniel Solano. Una funcionaria todo terreno, se mandaba cartas por los trabajadores a la empresa a la mañana y a la tarde en su escritorio se las contestaba”, ironizó el abogado.
Sobre el direccionamiento del reclamo, Aparicio explicó: “El Estado hoy, al igual que en la década del 70, por acción es responsable del narcotráfico y de trata para explotación sexual y laboral, a través de la policía  que es parte del Estado, a través de jueces y fiscales que son parte del Estado.  Este reclamo va a estar encaminado contra esa estructura”, aseveró.


0 comentarios:

Publicar un comentario