25 dic. 2016


El CELS y el abogado Rodolfo Yanzón lo hicieron, entre otros. También lo impugnó Carlos López de Belva, director de la Comisión de Derechos Humanos de la Federación de Colegios de Abogados (FACA) y miembro de la APDH nacional, quien en diálogo con el programa Oral y Público explicó que el fiscal es acusado de plantar pruebas en una causa penal y de pedir favores sexuales a una estudiante a cambio de aprobación. (Por La Retaguardia)

Foto: Mendoza Post

“La impugnación la hice a título personal y vale la pena aclarar que el tema de la idoneidad, la imparcialidad y la independencia de los jueces es algo que debe interesar fundamentalmente al abogado porque los jueces tienen una garantía constitucional, que es que duran en su cargo mientras dura su buena conducta; y nosotros, como operadores de derecho, somos los que más vinculados estamos a este poder del Estado y tenemos una suerte de deber de vigilancia de la conducta de los jueces porque para que esa garantía sea eficaz y efectiva el juez debe mantener su buena conducta, si mantuviera su cargo y no su buena conducta esa inmunidad del que lo dota la Constitución Nacional pasaría a ser lisa y llanamente impunidad”, explicó Carlos López de Belva, director de la Comisión de Derechos Humanos de la Federación de Colegios de Abogados (FACA) y miembro de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos nacional.
Además, como miembro del Consejo de Presidencia de la APDH, el abogado presentó otra impugnación a la postulación de Fehlmann. En diálogo con Oral y Público, que conducen Fernando Tebele y Eugenia Otero por Radio La Retaguardia, López de Belva agregó: “de todos modos, las denuncias vinculadas con el fiscal Gustavo Fehlmann las hemos analizado profundamente en la APDH y lo seguiremos haciendo, y posiblemente elaboremos un documento institucional que se sume a las impugnaciones que ya hicieron tanto el presidente Ernesto Moreau, como la doctora Norma Ríos que es también presidenta de la APDH y además es la que dirige la APDH filial Rosario, o sea que por esas razones yo tomé conocimiento de que al doctor Fehlmann se la hacen acusaciones que son muy serias, obviamente no me consta la veracidad de las denuncias, eso deberá determinarse por las vías administrativa y judicial, ambas están abiertas, hay pedidos de juicio político, investigaciones administrativas dentro del Poder Judicial, pero creo que el tenor de las denuncias merecen que sean estudiadas antes de proceder a la designación de un juez, cuya remoción posterior después de acreditarse estas denuncias sería de muy difícil concreción”.
Respecto al contenido de las denuncias, López de Belva especificó: “lo que ha llamado mucho la atención es la realizada por una ex alumna del doctor Fehlmann a quien le habría pedido favores sexuales a cambio de favorecerla en un examen. Eso nos parece sumamente grave. La denuncia no parece ligera por cuanto esta señorita ha demandado tanto a la Universidad de Champagnat como al doctor Fehlmann por 400 mil pesos, además se han hecho denuncias en organismos de las Naciones Unidas, pareciera que mínimamente esto debe ser investigado en profundidad”.
“Yo presenté impugnación por ese hecho y voy a ampliarlo por otra acusación muy grave que hace ya más a lo funcional de la jurisdicción –continuó el letrado–, ya que el doctor Fehlmann está acusado de haber plantado pruebas en una causa penal, eso es un tiro de la línea de flotación de sus aspiraciones porque de verificarse que es un funcionario que es capaz de plantar una prueba, podría tranquilamente sancionarse penalmente a un inocente no debiera poder acceder a un cargo tan elevado como es el del Tribunal Oral Federal de la Provincia de Mendoza”, sostuvo el abogado.
Al ser consultado sobre si es habitual que al abrirse un concurso para ocupar el cargo de juez haya tantas impugnaciones, el abogado señaló: “suelen presentarse del mismo modo que se presentan adhesiones. Lo que acá llama la atención es la celeridad con que se han presentado y la coincidencia, además de organismos de derechos humanos que son sumamente serios, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) es un órgano muy serio, lo mismo la APDH, la CTA. Es un caso que está llamado a ser casi paradigmático en la historia judicial”.
En el caso del CELS, se acercó una nota al Ministerio de Seguridad para solicitar que antes de designarlo como juez se tenga en cuenta y se analice e investigue la cantidad de impugnaciones en contra de Fehlmann: “me parece que es una cuestión semántica decir que es una impugnación o es un pedido de que se analicen estos antecedentes. Para el caso es lo mismo. La forma para darle contenido concreto, procedimental si se quiere, es la de la impugnación, obviamente no es el caso en que uno hace una impugnación porque hay un hecho que esté ya acreditado, pero ante la importancia que tiene la designación de un juez, ante las garantías de inamovilidad en el cargo, es más que prudente y obligatorio que se analicen todos estos antecedentes antes de hacer ningún tipo de asignación. Llamémosle impugnación, llamémosle advertencia o pedido de investigación, creo que se le llame como se le llame tanto la APDH como el CELS, como los individuos particulares que se han presentado, apuntamos a lo mismo: que se investiguen los hechos que parecen ser de una gravedad muy fuerte y que vienen acompañados de elementos que si bien no son lo que diría un juez penal plena prueba son de una seriedad que mínimamente deben alertar y obliga a los responsables de las designaciones a poner la lupa en este caso”, manifestó López de Belva.

Próximos pasos

El ministerio no cuenta con un tiempo concreto para resolver estas presentación, sin embargo el miembro de FACA consideró que debe hacerlo a la brevedad: “son muchas las vacantes que hay en todo el país. El concurso se tiene que resolver, el plazo para tener en cuenta estas situaciones denunciadas tiene que ser acorde con el plazo que el organismo que debe hacer la designación tiene para hacerla”.
Cabe señalar que el cargo en cuestión es para integrar el Tribunal Oral Federal de Mendoza, es decir que participará en los juicios por crímenes de lesa humanidad que se desarrollen en esa provincia: “ese es un dato a tener especialísimamente en cuenta y otro dato a tener en cuenta es otro antecedente desfavorable en la circunstancia de que el doctor Fehlmann ha sido denunciado penalmente por el tema de implantar pruebas en una causa penal y además ha sido bochado recientemente en un concurso para acceder a la Cámara de Apelaciones de Mendoza, porque no alcanzó el puntaje. Hay que poner la lupa en este tema”, aseveró López de Belva.
Otra de las personas que se presentaron para ocupar un lugar en el TOF es Pablo Salinas, actualmente abogado querellante en las causas por crímenes de lesa humanidad en Mendoza.
Desde Oral y Público aprovechamos la conversación con Carlos López de Belva para consultarle sobre el posible traslado de imputados o condenados en distintas causas de lesa humanidad a Campo de Mayo, a lo que sería una cárcel vip: “no lo he tratado en mi área de la APDH, pero de todos modos me preocupa como preocupa a todos los abogados que integramos distintas instituciones vinculadas a los derechos humanos el estado actual de las causas de lesa humanidad y creemos que tanto el tema de un posible traslado a una unidad militar, que creemos que no es lo que corresponde ya que para eso están las cárceles de derecho común, y la aspiración nuestra de siempre es que quienes hayan cometidos delitos de lesa humanidad sean alojados en las cárceles comunes, del Servicio Penitenciario; me parece que cualquier tipo de beneficio como trasladarlos a una unidad en la que prácticamente ellos estarían en su casa y serían tratados como pares por sus supuestos carceleros me parece que es un privilegio más que se pretende acordar y que no corresponde de ninguna manera para el ordenamiento jurídico argentino y fundamentalmente para los delitos vinculados con el Estado terrorista, no son delitos comunes que permitan que con absoluta liviandad se les otorgue prisión domiciliaria o que se los alojen en lo que sería un hotel de 5 estrellas como sería la unidad de Campo de Mayo”.

En buenas manos

Hacia el final de la charla, López de Belva recordó que hace unos años condujo un programa en FM Palermo bajo el nombre “Oral y Público”. “Me parece un nombre muy simpático que no es mío sino de uno de los productores que me lo sugirió en su oportunidad, fue en uno de esos momentos de audacia que me propusieron un programa de radio y lo hice por un par de años, no era lo mío pero me permitió decir muchas cosas vinculadas a lo que más me preocupa que son los derechos humanos”, contó el abogado y cerró afirmando: “me parece que actualmente el nombre ‘Oral y Público’ está en muy buenas manos y me gratifica que así sea”.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada