19 dic. 2016


El periodista Alejandro Bercovich investigó durante la elección a jefe de gobierno de la Ciudad a los vínculos económicos del candidato Martín Lousteau con la casta de la UCR que dirige -y gestiona- la Universidad de Buenos Aires. Emiliano Yacobitti, dirigente y funcionario de la UBA, denunció al comunicador intentando cercenar su derecho a mencionarlo públicamente. En el programa Otras Voces Otras Propuestas, Bercovich, quien fue delegado junto a Martina Noalles y Alejandro Wall en la lucha contra el cierre del diario Crítica que dirigió Jorge Lanata, dialogó con Luis Angió y relató la persecusión. (Por La Retaguardia)

"Me llegó una demanda por daños y perjuicios de un funcionario al que investigué, Emiliano Yacobitti, presidente de la UCR porteña, mandamás de la UBA, ex secretario de Hacienda, y principal sostén económico de la candidatura de Martín Lousteau. Demostré que tenía vínculos son los dueños de los laboratorios de los proveedores del Hospital de Clínicas, hospital que administra la UBA y que ahora van a demoler y convertir en un negocio inmobiliario, pero que le sirvió como un buen negocio durante estos años. A raíz de esas denuncias que publiqué en los medios y de su enriquecimiento vertiginoso, se abrió una causa penal, que recayó en el juez Luis Rodríguez. Rodríguez decidió sobreseerlo a él y a los cuarenta imputados, porque consideró que no había sobreprecios, pero sobre las demás acusaciones que hacían los fiscales no se expidieron", relató Bercovich. "En definitiva, esa causa se cayó, pero hay otra por desvíos de subsidios del Ministerio de Industria durante la gestión de Giorgi, donde él sigue investigado. En esta contradenuncia, Yacobitti trata de amordazarme a mí por las cosas que informé, pero con dos condimentos adicionales. Uno, no me demanda por las cosas que dije en los medios, sino por lo que dije en las redes sociales. Lo preocupante de esto es que abre la puerta para que cualquier funcionario enjuicie a cualquier persona por criticarlo en las redes sociales, porque él dice que no se mete conmigo por ser periodista, pero como particular sí", explicó.
Bercovich, definió la diferenciación: "Como si fuera Clark Kent y Superman. Lo más preocupante es que el encargado de llevar adelante esta demanda es Alejandro Pereyra, director del Enacom. El tipo que tiene que manejar la política de medios del Gobierno redacta y apoya una denuncia que pretende acallar la voz de un periodista que critica al Gobierno en distintos medios donde participa. Esto es preocupante, tanto para la libertad de prensa como para la libertad de expresión en redes sociales", señaló.
En relación a la incidencia del Enacom, explicó: "El abogado empezó la demanda antes de ser el director del Enacom. Creo que no se bajó de la demanda. Quiero agradecer al CELS, que me está defendiendo, porque considera que está en riesgo la libertad de expresión y por eso tomó el caso. Valoro muchísimo la solidaridad de los colegas, creo que es parte de lo que va a evitar que intentonas así prosperen".

0 comentarios:

Publicar un comentario