1 dic. 2016



Se convirtió en ley la reivindicación que venían sosteniendo los ex combatientes de Malvinas que permite complementar la pensión que reciben y contemplar los casos de aquellos que no han quedado en condiciones de trabajar. La ley establece, entre otros puntos, que la suma que reciban no sea inferior a dos jubilaciones mínimas. Falta, sin embargo, la promulgación del poder ejecutivo, por lo que aún no se superó el filtro del posible veto. Gustavo Pirich, integrante de la Asociación de Combatientes de Malvinas por los Derechos Humanos, dialogó con Luis Angió y Rosaura Barletta en el programa Otras Voces, Otras Propuestas de Radio La Retaguardia sobre los pormenores de la ley y el recorrido previo a conseguirla. (Por La Retaguardia)

“ Después de muchos años, ocho años de pelea en la calle, en distintos estamentos estatales —no tanto si lo llevamos al plano legislativo—. Creo que es bastante bueno el tiempo. Si bien ha causado mucha angustia en los compañeros, comparándolo con otras leyes, incluso con leyes resarcitorias de sectores que se tuvieron que ir del país, estuvimos bastante bien en los tiempos, instalamos bien la necesidad de la ley”, destacó Pirich.
Sobre los pormenores de la ley, el activista explicó: “Es una jubilación proporcional a los años vivimos. Porque hay estudios muy serios que hablan de que quienes participan de una guerra viven entre diez y doce años menos. Son doce años antes de la edad jubilatoria (65 para los hombres en la Argentina). Es una ley que establece 53 años de edad y diez años de aporte”, informó acerca de los requisitos para acceder al beneficio.
“No sabemos si el ejemplo fue tomado de algún otro país, pero ya en Argentina, donde hay algunos regímenes especiales que contemplan menor edad y menos aportes; en general, menor edad. Y tenemos el plus de que logramos meter dos años por la colimba. Restarían ochos años, que también pueden ser conseguidos por moratoria. Pero con otro plus: que nadie cobre menos de dos jubilaciones mínimas”, aclaró.
Además, Pirich explicó que las legislaciones provinciales en algunos casos ya jubilaron a ex combatientes, “pero hay muchos que trabajan en estamentos nacionales y no fueron alcanzados. Este régimen viene unificar a esos cuatro mil compañeros. Es incompatible con cualquier otra jubilación. Podés optar por la mejor. Es bastante bueno. No es el inicial con el que empezamos a pelear, que era mucho más completo y abarcaba otras cuestiones en cuanto al cálculo. Se fue modificando en el camino. Esta se calcula como se calcula todo el sistema de jubilaciones argentinas”. Pirich también explicó que esta jubilación es compatible con la pensión honorífica que tienen los ex combatientes.
“Lo que más nos satisface de esta ley —que todavía tiene que ser promulgada, publicada en el Boletín Oficial, reglamentada— es que va a lograr jubilar a un montón de compañero que o no tuvieron trabajo nunca, por distintas circunstancias, o lo tuvieron; por ejemplo, en el campo se da mucho la elevación de aportes, trabajaron y no les aportaron. Quizá no beneficie tanto a los que más sueldo ganan, porque incluso hasta ahora deja afuera un plus que cobran algunos compañeros que trabajan en la administración pública nacional. Pero como es optativa, va a hacer que se jubilen los que están muy mal”, destacó.

La votación

“Tuvo el apoyo de todos los bloques. Si bien es un proyecto presentado por Guillermo Carmona Araceli Ferreyra, Pablo Kosiner, fue acompañado por todos. Con sus más y sus menos, algunos planteaban algún tipo de modificación. Por ejemplo, Patricia Bullrich, siendo diputada, planteaba la modificación que incluyera a los militares. Peligraba bastante, porque si era así, tenía que volver atrás. En el Senado también se habló de que la iban a modificar. Pero finalmente logramos que entendieran que esta ley tenía que salir así y que después la modifiquen para lo que quieran. Pero nosotros queríamos sacarla así para que los compañeros pudieran empezar a usar el beneficio”, planteó.

Los combatientes no identificados enterrados en Malvinas

 “Apoyamos fervientemente la identificación de los 123 compañeros que hasta hoy son "solo conocido por Dios". Trabajamos junto al Cecim, querellante en este tema. Se presentó un amparo hace varios años y el juez Ercolini dio el okey diciendo que los familiares debían identificar dónde estaba cada uno de los cuerpos y que la sociedad argentina también tenía derecho a conocer la verdad. Después empezó el proceso a través de la Cruz Roja”, contó Pirich. Para el activista: “Esta es una cuestión absolutamente humanitaria. Se ha hecho en todos los países donde hubo guerras o conflictos internos, incluso en esos lugares a participado el Equipo de Antropología Forense Argentino, que tiene un gran nivel y, lamentablemente, una gran práctica. Los kelpers están intentando tener participación en el tema. No tienen nada que ver, incluso, en este acuerdo que han firmado Foradori y la diplomática británica. Pero por supuesto que tanto la Cruz Roja como la Argentina están reafirmando su voluntad de que esto siga siendo por cuerda separada, un tema solamente humanitario y no se mezcle con los otros puntos. Los kelpers están siendo la fuerza de ocupación de Gran Bretaña, no los reconocemos”.
En este sentido, Pirich se refirió a las muestras sanguíneas para la identificación: “Más de 80 personas ya la entregaron. Hubo una gran discusión y algunos que participan de la asociación de familiares oficial se negaron, porque desde algunos sectores se los fogoneaba diciéndoles que los cuerpos iban a ser repatriados, que iba a ser muy desprolija. Se los fogoneó para que no aceptaran, pero ahora se está haciendo un nuevo intento para ver si quieren que se tomen las muestras. Una vez que se haga el trabajo, no se va a volver a repetir a los seis meses, entonces, es muy importante que comprendan que van a estar a tiempo solo hasta que empiecen las tareas”, explicó Pirich. “Se les está planteando que aunque ahora no quieran hacerlo, que se les tomen las muestras, porque es gente muy grande, mayor, muchos ya fallecieron. Cuando no esté el consentimiento del familiar, la compatibilidad no se hace, por eso sería muy importante que todos admitan hacerlo”, planteó.
“El otro día estuvimos en la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto, que preside Carrió, y se nos dio la palabra. Enterramos el acuerdo y fuimos muy duros con respectos a Foradori. Esto fue el 15, ya se rumoreaba que Foradori había sido desplazado, y pedimos que si eso era cierto, Foradori no se fuera solo, se llevara del brazo ese engendro llamado acuerdo y a Malcorra. Son patéticos”, aseguró para cerrar.


0 comentarios:

Publicar un comentario