30 dic. 2016


Felicitas Marafioti, una de las denunciantes de Cristian Aldana, el cantante de El Otro Yo que se encuentra actualmente con prisión preventiva a partir de una denuncia colectiva integrada por diez víctimas que lo acusan de abuso sexual y corrupción de menores, dialogó con Rosaura Barletta, Graciela Carballo, Carlos Morchio y Luis Angió en el programa radial Otras Voces, Otras Propuestas. Marafioti tiene hoy 29 años y la situación que denuncia ocurrió cuando tenía 14. (Por La Retaguardia)

Reconocerse víctima

"Lo que me impulsó fue el tiempo. No fue de un día para el otro. Hoy tengo 29 años y a los 23 estaba en terapia contando las situaciones que viví como algo al pasar y mi terapeuta se detuvo en varias cosas que yo le contaba y me preguntó: 'Felicitas, ¿vos te das cuenta de que fuiste abusada?'. Yo en ese momento no lo veía, pensaba que no podía ser si yo había ido a la casa ¿Un abuso no era otra cosa? Desde un lugar muy manipulada porque él nos decía en todo momento que eso estaba bien, que no se lo teníamos que contar a nadie porque afuera no lo iban a entender", relató Marafioti. La joven explicó que "hubo muchos años de manipulación y mi trabajo terapéutico llevó unos cuatro años y medio. Empezamos a trabajar bien fuerte y al tiempo comprendí que había habido abuso psicológico, físico. Leemos a personas que cuestionan que a los 14 años nosotras fuéramos a la casa, pero éramos chicas, no tengo por qué estar justificando eso, eso me da terror, tener que explicarlo en lugar de que nos preguntemos cómo un tipo de 30 años abusa de menores. Nos empezamos a dar cuenta cada una por su lado y la denuncia de Mailén (acusó a José Miguel del Pópolo, cantante de La ola que quería ser chau, por dos violaciones) nos hizo sentir identificadas en las cosas que contaba", señaló como puntapié. "Eso me dio fuerza a mí porque me pregunté qué pasaría si empezaba a hablar y a salir todo esto. Yo venía hacía varios años hablando del tema en mis espacios, pero no quería quedarme con los brazos cruzados sabiendo que yo me estaba recuperando y que había otras chicas que podían estar pasando por lo mismo, eso me asustaba. Todo eso me llevó a decidirme", aseguró.

Justicia

Marafioti llegó a la justicia cuando ya había una causa en curso contra el cantante por los mismos delitos, eso hizo más ameno su recorrido: "Cuando me acerqué a la justicia recibí un trato bárbaro. Yo estaba muy asustada, siempre en estos casos una misma se siente juzgada, imaginen con el mundo de afuera. Fuimos a la UFEM (Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres) y fuimos acompañadas por DOVIC (Dirección de Orientación, Acompañamiento y Protección a Víctimas) que son psicólogas que estuvieron a nuestra disposición", resaltó. "Recibimos un apoyo tremendo, no nos sentíamos solas, no sentíamos que estábamos hablando incoherencias. Estamos diciendo la verdad, eso es lo más importante. No nos sentíamos unas locas, lo que pensé muchos años de mi vida creyendo que ese infierno lo viví yo sola. Es liberarse, sacarse el infierno de encima", describió.

Qué significa verlo preso

"Es una gran oportunidad para que otras chicas se animen a denunciar, es sacarse una angustia. Hay que sacarse toda la mierda, es lo más importante. Además, esa persona no puede estar siendo un referente arriba de un escenario siendo que abusaba de menores cuando la mayoría de su público lo es. Cuando a mí me sucedió fue en 2002 y éramos un grupo de chicas menores e íbamos creciendo e iba cambiando el público. La mayoría tenían 14, 15 o 16 años", consideró. Marafioti aseguró que "si no hubiéramos hecho nada seguiría pasando lo mismo. Es muy importante que el juez se haya puesto a leer cada declaración para reafirmar la preventiva. En su devolución, él entiende punto por punto por qué queda detenido. Realmente pudo entender la situación. Por momento caigo, por momentos no, es una vorágine, pero muy gratificante por la lucha", destacó.

Encubridores

"Hay cosas de las que prefiero evitar hablar por una cuestión legal, pero me parece que estaría bueno que cada uno se haga cargo de lo que deba. Ese es el mensaje: cada uno sabe. Lo digo desde mi más honesto corazón, hay veces que leo cosas que me descolocan porque pienso que no puede ser pero es la misma excusa que me metían a mí a los 14 pero yo hoy no me como el verso. Hay un montón de gente que cree, y ahí no se puede hacer mucho más que dar este mensaje de que esto se tiene que terminar, basta de abusos y de aprovecharse de chicas que no tienen idea", planteó la denunciante y volvió sobre sus conocimientos al momento de ser violentada: "Yo no tenía ni idea, la primera vez que vi a esta persona nunca había tenido relaciones sexuales. Estar contando esto no me parece divertido, no me siento orgullosa, la verdad que no ¿Me voy a querer hacer famosa por una situación así? Es terrible lo que dicen. A veces uno se pone a pensar y es sólo un poco de empatía, porque no es grato para una contar sus experiencias sexuales y su intimidad, pero a esta situación la tengo que contar porque esto no puede pasar más. A veces pienso en esto: es un referente musical, tiene poder ante la gente, tiene voz -señaló-. Pienso que si fuese un vecino, todo el mundo lo juzgaría, pero a él no, parece que si es cantante de una banda está exento de cometer delitos. Esto no es contra el rock, pero lamentablemente nos topamos con esta persona, pero pasa en muchos lados".

Ojos de niña

"Siempre que haya un referente, un ídolo, más siendo chica, podemos verlo como un dios, como alguien superior. Lo que me decía mi mamá no tenía tanto peso como lo que me decía él, porque él era mi ídolo. Mi mamá podía decirme que no tome de ese vaso, pero si él me decía lo contrario, lo hacía. Es una época en la que una va un poco en contra de los viejos. Era una época complicada, yo no sabía que eso estaba mal. Me di cuenta cuando fui creciendo. Hoy, con 29 años, sé que quiero de mi vida, me respeto como mujer y respeto a las mujeres y a las nenas. A esa nena, a Felicitas chiquita, la abracé mucho para llegar a esto", relató. Además, Marafioti graficó parte del sufrimiento: "Tuve mucha bronca conmigo y no entendía por qué, pasé años recontra refeos conmigo misma y no sabía de dónde venía. Trabajando empezó a salir todo esto, pero no es fácil darse cuenta. Ojalá en ese momento hubiera reaccionado, pero no pasó. Ahora, con el fallo de juez, no lo podía creer ¿Saben por qué? Por tanta lucha. Nosotras hacíamos asambleas, nos juntábamos para hablar sobre el tema para estar bien nosotras, una necesita contención. Yo sigo haciendo terapia y trabajando el tema, desde otro lugar pero sigo haciéndolo. Es un tema muy complicado". Sobre su relación con otras víctimas, contó: "Lo que siempre hablamos es que nos sentíamos identificadas en la configuración que nos hizo en la psiquis, fue muy difícil salir y pensar que eso en realidad, bien adentro, no te gustaba, que era el gusto de la otra persona. Por eso está bueno concientizar, que sea visible. Antes, en los pasillos del rock, esto se decía. Se sabía que pasaba. Nadie hacía nada". Ya lo dijo Cordera.
Marafioti contó una anécdota: "Siempre comento esta situación para que se den una idea de lo que nosotras pensábamos: yo iba a un grupo de autoayuda con otras chicas. Éramos todas mujeres y casi todas habíamos pasado por un abuso, una violación, la mayoría. En ese momento, antes de trabajar esto en terapia, yo pensaba 'qué bajón ser abusada'. No me daba cuenta", insistió. "Agradezco a la vida que me topé con Valorarte, que es donde hice este tratamiento, Valorarte Asociación Civil, me ayudaron un montón, me dieron una gran mano y gran parte de lo que soy hoy es gracias a ellos. También estoy súper agradecida de la gente que me voy topando en la vida, gente buena. Hacía seis años que había una denunciante a la que no veía, la vi ahora. No teníamos contacto, yo a Ariell no la conocía, tampoco a las otras chicas. Es muy importante lo que está pasando, muy reparador. Y a la que sí conocía y se animó ahora. Hay personas que dejé de ver por esto porque ya era un vínculo insano y hoy me encuentro desde un vínculo sano. Moviliza hablar de esto, pero lo hacemos porque sabemos que es lo mejor", aseguró.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada