24 feb. 2017


Ya está en los cines argentinos la ópera prima de Pappu Curotto, que durante 2016 recorrió festivales en todo el mundo. Esteros relata una historia en dos tiempos: la preadolescencia y luego la adultez de Jerónimo y Matías, dos chicos gays que transitaron su elección u orientación de formas muy diferentes y que desarrollan un vínculo muy intenso en los Esteros del Iberá, en Corrientes. Podés verla en cartel en el BAMA, en el Cinemark de Palermo, en los Village de Caballito, Pilar, Avellaneda, Rosario, Mendoza y en los Hoyts de Quilmes y de Unicenter. (Por La Retaguardia)


El escenario

"Yo nací y me crié en Paso de los Libres, muy cerquita de los Esteros del Iberá, y para mí era muy importante hacer mi primera película ahí, en mi ciudad. En cuanto a los Esteros, es un paisaje que lo frecuenté de chico. Es un marco que no podría ser otro, es ese lugar para los personajes, tanto para Matías como para Jerónimo. El lugar donde transcurrieron su infancia y de una u otra manera se enamoraron sin darse cuenta. Por eso creo que es tan importante para ellos. Más allá de que el paisaje sea bello, tiene un rol en la historia", expresó Curotto sobre la importancia del paisaje y el clima de los Esteros del Iberá en la iniciativa.

Las edades

El director dialogó con Rosaura Barletta y Luis Angió en el programa radial Otras Voces, Otras Propuestas: "Hay partes de nuestra vida que todos compartimos y el despertar de la sexualidad es parte muy importante y muchas veces es bastante callada, es una parte muy íntima de cada uno. Todos nosotros comenzamos a descubrinos a nosotros mismos, muchas veces solos, muchas veces acompañados con algún aliado de la misma edad y me pareció importante hacer una historia sobre eso. También porque en muchos casos ese aliado termina siendo una persona muy importante para uno. Esteros cuenta un poco la historia de amor entre Matías y Jerónimo, que se desarrolló descubriéndose ellos a una edad muy temprana", consideró el director.

El detrás de escena con niños

Sobre las dificultades de trabajar con chicos Curotto recordó: "La experiencia previa a esto fue el corto Matías y Jerónimo, que lo hice un poco a modo de ensayo, y me resultó muy placentero trabajar con chicos, aunque es muy distinto de hacerlo con adultos. Poder hablar de sexualidad con chicos, de los temas que aborda la película. Hay que irles de frente. No podés permitirte el lujo de perder su confianza, no podés mentirles porque se dan cuenta", aseguró. "Si necesitás filmar una escena complicada y te sincerás: necesito filmar esto, decime vos cómo lo hacemos, planeemos cómo hacerlo juntos, ¿estás cómodo?, ¿lo querés hacer así o no? No podés decirle que vaya a hacer algo y después pedirles otra cosa, mentirles a esa edad. Un chico se da cuenta y lo que necesitamos es que confíe en nosotros", insistió.
Sobre la elección, contó: "Hicimos un casting abierto, hay muy pocas escuelas de teatro en Libres y en ellas hay muy pocos chicos varones, así que no era un destino simple. Hicimos un casting muy masivo por todas las escuelas primarias y secundarias de la región y una vez que encontramos los parecidos físicos, que para la historia era importante, recién ahí contamos a los padres de qué trataba la película", señaló. "A los chicos tampoco les contábamos de qué trataba antes de hacer el casting. De los que quedaron preseleccionados, un padre no quiso que su hijo participe, otro dijo que a él no le atraía la idea pero aceptó que su hijo lo quisiera hacer y para los otros dos padres no había problema", recordó Curotto.

La construcción de una película

"Comenzamos en 2012 a escribir el guión, lo presentamos en el concurso Raymundo Gleyzer del INCAA, somos hijos de Raymundo Gleyzer. Me hace muy feliz, me llena de orgullo, es un concurso que le abrió la puerta a muchísima gente y me alegra que siga existiendo. En 2013 nos postulamos para una beca para corregir el guión en Madrid, al Curso de Proyectos de Desarrollo Cinematográfico Iberoamericano, y ganamos la beca y estuvimos seis semanas en Madrid corrigiendo el guión. En 2014 hicimos la búsqueda de financiamiento, en 2015, ganamos un fondo muy importante que nos permitió filmar la película, el Incentivo a la Coproducción ANCINE - INCAA, que es un fondo de incentivo a la coproducción Argentina - Brasil. Fines de 2015 fue para filmar, la terminamos de editar en abril de 2016 y ahí comenzó a recorrer festivales internacionales y fue genial", destacó.
Sobre el financiamiento, expresó: "No fue un problemón nuestro, sino que es un problemón de todo el cine nacional. Hacer una película lleva mucho tiempo, mucha plata, mucha dedicación. Para ser nuestra primera película hemos salido muy indemnes de la experiencia. Poder trabajar de lo que te gusta y que funcione económicamente es una bendición. Me pone muy contento lo que está sucediendo".

Qué despierta Esteros

"La película gustó mucho. Tuvo muy buena recibida en Toronto, en Los Ángeles, en Nueva York, en Brasil, por lo general es una película que gusta al público. Es una peli de amor, más allá de ser un amor gay, gusta mucho al público heterosexual, no es una película de nicho destinada sólo a un público gay. Lo que me sorprendió es que gustó mucho al público adulto, a gente de más de 50 años. Tiene algo de la nostalgia de la infancia que ese público agradeció mucho", contó Curotto acerca de las repercusiones.

Leonzinho

Curotto ya está trabajando en una nueva película que será, esta vez, una historia de chicas: "Es un drama de consolidación de familia. La historia de Julia, una brasilera que vive en Argentina, que vino enamorada y juntas criaron a su hijo León, que es el hijo biológico de Barbi. Barbi muere de un ACV en los primeros minutos de la película y es la historia de Julia intentando reconstruir esa familia que para ella, a primera vista, está destruida. Siente que ya nada la ata a ese país. Estamos apostando a filmarla el año que viene".

1 comentarios:

  1. Wow, acabo de mirar esta gran película y está genial, me encanta como desarrolla la historia, les aplaudo por todo el esfuerzo y gracias a eso el público poder deleitarse de gran cine, mucha bendición y sigan filmado...

    ResponderEliminar