10 mar. 2017


La Retaguardia intentará con una serie de notas que sean visibles las movilizaciones realizadas no solo en Buenos Aires. Este 8 de Marzo en El Bolsón la convocatoria empezó a las 12 del mediodía en una Centro Integrador Comunitario (CIC) del Barrio Primavera, donde diferentes grupos de mujeres iniciaron las actividades compartiendo el espacio y un almuerzo a la canasta, luego pintaron carteles, remeras, pañuelos. Charlaron en círculos y se prepararon para marchar a las 16 horas. Esta vez se arriesgaron a un recorrido diferente que atravesó los barrios para visibilizar la lucha e invitar a más mujeres a sumarse. Silvia Rojas, integrante de la Asamblea en Defensa del Agua y la Tierra de Mallín Ahogado: militante docente, feminista y ambientalista se animó a contextualizar y caracterizar las luchas de las mujeres de la Comarca Andina que ponen el cuerpo en defensa propia y en defensa de su territorio. (Por Victoria Aybar para La Retaguardia)


-La Retaguardia: ¿Cuál es el protagonismo de las mujeres en la defensa del territorio y las movilizaciones que se iniciaron en El Bolsón?

-Silvia Rojas: A partir de diciembre inició una etapa en la lucha que venimos llevando hace 11 años con un magnate inglés que vive en la zona que viene intentando avanzar de diferentes maneras. Para este caso en el mes de diciembre iniciaron ordenanzas que aprobaron un loteo por lo cual nos movilizamos y el 16 de diciembre comenzó un acampe pacífico y popular en la Plaza San Martín de El Bolsón, que está pronto a levantarse pero que cumplió ampliamente su función en cuanto a ser un espacio de todo los que son los espacios culturales, de información y comunicación, en ese espacio hay muchas mujeres. Como siempre las mujeres peleamos entre comillas en todos los lugares, sabemos que somos necesarias, muchas veces nos entienden como necesarias y como parte de la lucha aunque a veces tenemos que empujar un poco con los codos para que se nos escuche, ¿No? Las asambleas y los grupos de militancia no son la excepción, porque justamente el machismo atraviesa toda la sociedad y también atraviesa estos espacios así que bueno, nosotras desde la Asamblea del Agua y la Tierra, yo particularmente hace 6 años, con actividades de información, comunicación, de tipo cultural, a muchas acciones en lo legal que es donde te arrincona la realidad al estar la resistencia de los gobiernos y básicamente mucha corrupción en gobiernos anteriores, en este también, hace que haya resoluciones, ordenanzas y leyes que no están en el marco de lo que deberían ser porque son inconstitucionales, que se salen de la norma; y eso hace que tengamos que batallar también en lo legal. Actualmente tenemos en pie 5 juicios, por ejemplo, diferentes, contra la provincia, o sea el estado e iniciando otro a la municipalidad otro por todo esto que está pasando.
El espacio es importante en situaciones de mayor conflictividad que tuvimos que batallar, como en el año 2011 eremos mujeres en el frente y a los costados cuidando a las marchas, todas vestidas de blanco que era la forma que teníamos que protegernos de la violencia que sabíamos nos podíamos enfrentar. Y bueno, los roles son absolutamente compartidos como te decía “a los codazos” pero tenemos espacio en todos los lugares, en la toma de decisiones, en la construcción de los espacios colectivos.

-LA: ¿Cómo caracterizaría los espacios de lucha de las mujeres y los espacios de defensa del territorio en el contexto de El Bolsón?

-SR: Básicamente se caracteriza por una importante degran parte de la población, de un logro consciente de las luchas y muy comprometidas con la militancia, ya sea militancia del feminismo, de los derechos, del medios ambiente, de nosotros como personas, del derecho de los niños. Yo no diría que somos el ejemplo, sino que somos el eco de otros movimientos en otros lugares que si venimos batallándola en contra de las violencias, acá hemos tenido femicidios, sentimos que estamos frente a un gobierno municipal necio, y provincial también, digamos necio por no decir sordo, porque hay una necedad de no querer comprender la necesidad de una ley por emergencia social por violencia de género, de la no elección de reinas, de la atención integral que es lo que necesitamos, ellos como por detrás de lo que es el Consejo local de Mujeres hacen una casa refugio, no hay articulación en este sentido. Nosotras en el año 2012, hace 5 años atrás, venimos en los grupos de mujeres en la red institucional contra las violencias, de la red de prevención de la violencia venimos trabajando proyectos, y grandes debates en torna  a si es una casa  refugio o  un centro de atención, y la mejor propuesta que hemos logrado es la del centro de cuidado integral como para aportar los recursos necesarios para las mujeres en situación de violencia, ya sea desde la atención inmediata, la contención para los niños, el acompañamiento y capacitación para la inserción laboral, el empoderamiento de la mujer, todo esto con personal capacitado, digamos.
En este momento el personal de salud y de otras instituciones son los que están colaborando en estas acciones aunque no es… como que dejan parte de su función en los barrios para hacerse cargo de este tema, consideramos  como en todo el país y particularmente aquí es un alto nivel de violencia el que se vive sobre todo en el sector rural de Mallín Ahogado y bueno, en esta pelea como en paralelo: las mismas caras que nos vemos en la militancia feminista somos las que nos vemos en las marchas en defensa del territorio. Eso es emocionante porque eso nos convierte en una red re interesante de mujeres, en particular, las mujeres solas con el tema delos derechos, aunque los hombres siempre nos acompañan, esta es la primera marcha en que no les permitimos asistir, pero siempre desde diferentes lugares, y está buenísimo, aceptaron que era nuestro espacio. Bueno, estas mismas caras que vos vez acá por el paro y el Día de la Mujer, vas a ver que son las mismas que aparecen en las otras marchas, eso habla de un compromiso y una consciencia por parte de las personas. Yo vengo acuñando una frase, que seguramente está en otros espacios, que es “Decir No en defensa propia”, es decir, a veces tenemos que decir no para defender nuestro cuerpo como territorio, a veces tenemos que decir no para defender los territorios del agua y la  tierra, lo que conocemos como territorio y eso es actuar en defensa propia, no es negarse a algo sino que es defenderse que no es lo mismo que entender el no es oponerse a todo sino que es reafirmarse uno mismo, como los niños que afirman su yo cuando comienzan a decir no.

-LA: ¿Cómo caracterizaría esta convocatoria del 8 de Marzo, teniendo de precedentes las movidas anteriores del Ni Una Menos y las marchas masivas en defensa del territorio? ¿Cuáles son las expectativas?

-SR: La verdad es que sería para nosotras una sorpresa saber cuántas vamos a ser, sabes que la marcha muy importante del Ni Una Menos fue el 3 de junio del año pasado, nosotras venimos organizando hace 4 o 5 años atrás lo que es la semana de los Derechos lo que es desde el 19 de noviembre al 25 de noviembre, digamos, por los niños y las mujeres, esa semana solemos hacer actividades múltiples entre el sábado y domingo que inicia y, los sábados y domingo siguientes. Y este 3 de junio a pesar que llovió un montón éramos un montón en la calle, el 19 de Octubre y el 25 de noviembre fueron marchas impresionantes muchísima gente, y bueno, siempre las marchas en defensa del territorio ya que no tienen que ver solo con mujeres,  oscilan entre 3 mil y 7 mil personas, este verano nos sorprendimos con marchas de 10 mil y 15 mil personas en enero y en febrero. Hoy vamos a ser solo mujeres, no vamos a ser 10 mil pero vamos a ser muchas, y la intención es ir con el recorrido que es completamente distinto al de las marchas anteriores: todas las marchas salen del mural de Otoño, en Plaza Pagano y salen a la calle céntrica que es San Martín. Esta vez, decidimos centrarnos aquí en el CIC del Barrio Primavera, anclado en los alrededores de El Bolsón y pasar por la costanera y las casa de otras mujeres a fin de mostrarnos y de mostrar que la militancia de género, en defensa propia, en defensa de nosotras mismas son importante y que somos las mismas caras que nos vemos en el supermercado, que nos vemos en la calle, que nos vemos en la feria. La intención es pasar por dentro de los barrios, en un momento vamos a hacer 200 metros sobre la Ruta Nacional 40, que es la calle Sarmiento, y otros por la avenida San Martin que es la principal, normalmente la recorremos 600 metros para un lado y 600 metros para el otro, y esta vez va a ser distinto, entonces es probable que la marcha sea pequeña en principio porque cuesta instalar, es la primera vez que vamos a hacer este recorrido como tal nosotras como mujeres, parte de este recorrido lo hizo ya el movimiento de la Diversidad que se hizo el mes de enero cuando coincidía con la otra marcha, ellos después se sumarona la marcha en defensa del territorio, así que va a estar bueno como experiencia, vamos a ver cómo resulta al final de la tarde.

-LA: ¿Cómo siguen las luchas, las de las mujeres y las de la defensa del territorio en paralelo?

-SR: Nosotras por ejemplo, en defensa del territorio vamos a seguir como veníamos laburando ahora con más organizaciones, porque los movimientos sociales tenemos esta característica que en momentos de mayor crisis nos juntamos todos y nos apretamos, y después viene una época de meseta en la cual cuando la amenaza no es inminente, uno como que se relaja más. La idea es que en este periodo de meseta es que como organizaciones podamos encontrarnos y darnos el trabajo sistemático mensual, bimestral, porque pronto vamos a tener una reunión que estamos organizando. La idea es mapear en ese sentido los logros y las agendas de las organizaciones en pos de defensa del territorio. Y con respecto a los derechos de la mujer, yo formo parte del Consejo Local de Mujeres y está compuesto por 33 organizaciones, organizaciones e instituciones y desde ese lugar seguimos peleándolo porque no contamos con el apoyo municipal. Es un organismo que está conformado dentro de una ordenanza municipal, vamos a seguir peleando por lo que pensamos y lo que creemos que es justo; no niegan un presupuesto pero nos arreglamos igual, volanteamos, hacemos calcos, hacemos cosas, actividades como la que ves acá que están hechas con la buena voluntad de los compañeras y compañeros, de gente que nos apoyan, los negocios donaron tela para hacer los pañuelos. Es mucha la solidaridad de los que no son militantes activos también, eso es re interesante porque hay espacios, hay como núcleos de militancia y hay como otras aureolas más periféricas que acompañan esos movimiento, que sin ellos los movimientos no existirían, por ejemplo en el Acampe estaba desde el que llevaba comida o papel higiénico para el acampe, hasta el que venía a cocinar, hay un montón de cosas que se hacían desde afuera entre comillas, porque no había un afuera y un adentro sino que éramos todos parte de un mismo movimiento, pero que todos teníamos funciones diferentes, por ahí no se quedaba a dormir en el acampe pero atendía la mesa de informes o iba a hacer las compras o traía leña, todas las cosas cotidianas que tiene un acampe igual a una casa.
Luego de iniciada la marcha, como lo predijo Silvia, la  columna atravesó los barrios pese a la lluvia de nubes cargadas que de a ratos dejaban ver el sol y un arco iris que fue muy aplaudido, como si fuera un buen augurio. Ya en el centro, en la Escuela 144 una docente salió a recibir a la marcha con sus estudiantes con carteles y globos negros que dejaron libres simbolizando a las mujeres que ya no están físicamente. Con cantos y risas, la columna avanzó finalmente a la Plaza Pagano, donde se leyó el comunicado nacional de Ni Una Menos y se recordaron a las víctimas de femicidio, un acto sencillo pero cálido pese a la constante lluvia. Lluvia que no dispersó la convocatoria hasta terminada formalmente la actividad.
En un pueblo, donde el pueblo -justamente- se levanta con fuerza ante las injusticias, en defensa del territorio, y en paralelo la lucha de las mujeres acompaña siempre, “porque somos necesarias”, los desafíos y las luchas se mantienen firmes.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada