27 mar. 2017


Vicky Disatnik, integrante de la Casa de las Mujeres Norma Nassif, dialogó con La Retaguardia a partir de la decisión de la Corte Tucumana de absolver a Belén. La joven, que pasó dos años y ocho meses en prisión por haberse presentado en un hospital de esa provincia para ser atendida con un aborto espontáneo en curso, ya está libre de culpa y cargo. (Por La Retaguardia)


"Estábamos esperando que el tercer juez de la Corte, porque ya teníamos el fallo de dos, se expidiera, lo que debería haber hecho el 14. Es una maravillosa noticia, estamos muy contentas. Las tucumanas tenemos un poquito más de derechos. Vamos a seguir la lucha porque el aborto es ilegal, porque esto es una lección para las jóvenes pobres de Tucumán, que no pueden ir a un hospital público.
"Le han absuelto los cargos que tenía, así que queda libre de culpa y cargo. Es como si no hubiera pasado nada. Ella, por ejemplo, tenía que sacar el certificado de buena conducta para poder trabajar, ahora ya no, porque no existe más la causa. Es un fallo unánime, si no hubiera sido así se hubiera tenido que sortear un cuarto juez y se hubiera demorado más", explicó Disatnik.
"En lo local se generan buenas condiciones para el acceso a la salud de las mujeres, porque los médicos la van a pensar dos veces ahora. Tenemos ya una absolución, la de María Magdalena, otro caso que llevó la misma abogada. La joven fue judicializada aunque no presa. Después de cuatro años fue absuelta por la Corte Suprema de la Nación. Son elementos que ayudan a que hoy una mujer pueda ir a un hospital público sin tanto riesgo", aseguró sobre los efectos del fallo.
Sobre las repercusiones, consideró: "La sociedad tucumana es muy conservadora, seguramente va a haber revuelo en estos días. Son fallos ejemplares producto de la lucha que es lo único que garantiza que estas cosas den marcha atrás. Belén estuvo 2 años y 8 meses presa y salió en libertad por la lucha y fue absuelta también por la presión internacional. Si no, todavía estaría presa cumpliendo los 8 años", planteó.
Para Disatnik, esta noticia "es un golpe a la justicia misógina, a la justicia que no escucha. Fue gracias a la experiencia de la abogada (Soledad Deza) y porque las mujeres nos movilizamos. Belén estaba concentrada en las miles de mujeres que sufren estas condiciones por ser pobres. Acá en Tucumán fue enorme la marcha del 8 de marzo, una de las más grandes del país con unas 15 mil mujeres. Todo está caminando porque hay un nuevo movimiento de mujeres en las calles de todo el mundo y en la región y nos ha costado mucho el despertar de las mujeres".
Además, contó que "Belén marchó el 8 de marzo en la calle con nosotras. Estaba muy emocionada. Esperanzada. Estaba preocupada por conseguir trabajo".
Hoy la emoción debe ser mayor que aquel día.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario