16 mar. 2017



Las defensorías de género encabezaron la medida luego de arrastrar durante años la extrema situación de Karina Abregu sin respuesta. En 2014, la mujer fue prendida fuego por su ex pareja y tiene el 55% del cuerpo quemado. Necesita costear sus medicamentos y exige, además, una pensión por las secuelas psicológicas del ataque que le impiden sostener la regularidad de un trabajo y por la dificultad para conseguirlo por las consecuencias físicas de la quemadura. En el programa La Retaguardia, Abregu dialogó con Catriel Fernández. (Por La Retaguardia)

Foto: marcha.org


"El viernes en la reunión con la señora Fabiana Tuñez firmamos una nota con todo lo que yo estaba necesitando. El lunes me presenté para efectuar las distintas gestiones me encuentro con un montón de irregularidades. Esto se desencadenó cuando mi hijo intentó ir a comprar mercadería con los famosos tickets y lo demoraron por tener esas tarjetas que no sirven para comprar. Son truchas. No se está cumpliendo el compromiso que firmó Fabiana Tuñez. No tuvimos otra opción que tomar el lugar", sentenció Abregu. 
La mujer explicó que "el jueves ya habíamos venido y ella no estaba. Todo esto estaba pautado, no es que venimos porque no tenemos nada que hacer. Necesitamos respuestas inmediatas, a tres años y tres de que fui víctima de ese ataque, no he logrado una pensión. No tengo la medicación, pueden dar fe de eso. Hace un rato me vino a controlar un médico y vio que tengo heridas abiertas por falta de medicación. Es un conjunto de cosas. Un abandono total del Estado. Fabiana Tuñez tiene que responder ante todo esto. Nunca en tres años recibí una respuesta", denunció haciendo referencia a la gestión anterior. "Todavía no saben si me van a dar la pensión que supuestamente se está tramitando. Fuimos reprimidas, hago cargo a la señora Fabiana Tuñez de la represión que sufrimos hoy alrededor de las 15 por parte de la Policía de la Ciudad. Ahora no están informando que hay veinte policías con dos camiones hidrantes en la vereda. No entendemos por qué, si nos manifestamos de manera muy cordial. Fui brutalmente golpeada. Estamos pidiendo algo que me corresponde, no es que pido un regalo", planteó.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada