13 abr. 2017


Su nombre es Gonzalo Zamudio y está encadenado en el Palacio Pizzurno luego de que lo desvinculara el Director de Informática, Baltazar Quinterno. Entre los tantos conflictos gremiales que se dan en el país, particularmente en el sector estatal, Zamudio comenzó el martes una medida de fuerza extrema. El despedido integra la lista Verde, Roja y Nega, fue candidato a delegado y fue dejado cesante durante la vigencia de los fueros gremiales. Fue entrevistado por Luis Angió y Rosaura Barletta durante el programa Otras Voces, Otras Propuestas. (Por La Retaguardia)

Foto: fmlatribu.com

"Mis compañeros de la lista y yo veníamos atravesando distintas situaciones raras o complicadas. Yo trabajé en un edificio hasta septiembre del año pasado, cuando me trasladaron producto de mi militancia sindical. Me dijeron: 'Te trasladamos o te echamos'. Luego me encontré en una situación similar en la que nos quisieron trasladar a todos. Yo me negué y blanqueé las complicaciones que eso iba a traer y otra vez me forzaron adjudicando el cambio a mi militancia sindical", denunció. Además, sobre sus condiciones de contratación, Zamudio explicó: "Me desempeño en el Ministerio desde enero de 2014, dos años y medio fui monotributista y en junio del año pasado pasé a planta transitoria".
"Nuestras reivindicaciones gremiales van en retroceso. Siempre peleamos por el pase a planta permanente de todos los trabajadores y lo que está pasando es que venimos de un año y medio de despidos en olas casi cada tres meses, así que es muy complicada la situación; las reivindicaciones son mucho más defensivas: que frenen los despidos", lamentó.

El sindicato

"Los contratos son anuales, el mío venció el 31 de diciembre, con lo cual debió haber durado todo el año, pero lo renovaron sólo hasta marzo haciéndome firmar un papel que decía que no lo volverían a hacer luego. Cuando se anunciaron los despidos de los 400 trabajadores y 2600 tutores virtuales, el sindicato tuvo una actitud un poco combativa pero hoy ya ATE y la lista Verde no tienen ninguna política para revertir los nuevos despidos. Por eso, con mi lista, que sería la oposición en el Ministerio, nos vimos bastante solos y tratamos de llevarla adelante igual", aseguró. "Luego de los despidos masivos que produjeron la toma, el accionar del gremio logró que sólo quedaran 100 despedidos desde febrero y en consecuencia ningún sindicato dio la pelea", denunció Zamudio.

La respuesta del Estado

"No recibí ninguna comunicación oficial luego de haber encarado la medida de fuerza. Un silencio muy fuerte. Al momento de mi despido, decidido por el Director de Informática para quien trabajaba desde octubre, se había dado una discusión por este intento de traslado. Ahí, Quinterno me trató de una manera bastante despectiva y me blanqueó finalmente que mi militancia sindical perjudicaba mi trabajo, lo cual es absolutamente mentira. Después me ofreció un sueldo 6000 pesos mayor si yo dejaba de joder en la oficina. Entonces me levanté y me fui y la represalia fue el despido", relató Zamudio.
Como puede verse en la foto, Zamudio recibió la visita que todos quieren tener en medio de una lucha. Ella llegó. se calzó la foto de Gustavo en el pecho, se colocó el pañuelo blanco y se convirtió, Nora Cortiñas, en SúperNorita.
Al cierre de esta nota, Zamudio levantó la medida, que continuará seguramente, de alguna manera, la semana entrante.


0 comentarios:

Publicar un comentario