28 abr. 2017


Lo dijo Victoria Disatnik, que es psicóloga e integrante de la Casa de las Mujeres Norma Nassif. En los últimos diez días hubo tres femicidios en la provincia de Tucumán y por eso el movimiento de mujeres está en estado de alerta. Además, exigen que se apliquen medidas de Estado a tono con la sanción de la ley de Emergencia promulgada en febrero. (Por La Retaguardia)

"Hubo cinco femicidios en cuatro meses en Tucumán. Tres fueron en los últimos diez días. Eso ha generado una alarma en la comunidad y especialmente en el movimiento de mujeres. Es una situación de suma gravedad y no vemos que se tome ninguna medida política frente a una situación que se ha transformado en un problema político porque la muerte de mujeres es un problema de Estado y no es considerado como tal en nuestra provincia", denunció Disatnik, antes de la conmoción que provocó el hallazgo de los restos de otra víctima, ayer en San Martín. "Por eso estamos preocupadas y convocando a una conferencia de prensa y a una marcha que hemos denominado -acá hay una peatonal en el centro de la ciudad- 'Peatonalazo'. Vamos a ir a la plaza y caminar con los familiares de estas víctimas, que están absolutamente desprotegidos", planteó.

Los casos

Disatnik relató los últimos tres crímenes: "Hace diez días fue asesinada de la manera más cruel Ornella Dottori que era una niña de 15 años. Fue violada, estaba embarazada de dos meses, fue asesinada y tirada en un baldío al estilo de los femicidios de jóvenes. Realmente muy triste y la comunidad del pueblito Alberdi, de donde ella era, se ha conmocionado en relación al cuidado de sus hijas y mujeres. Hemos acompañado toda la movilización de ese pueblo en relación al femicidio de Ornella". Sobre la historia siguiente, relató: "Hace una semana fue asesinada Elizabeth Ituarte de 28 años; a las pocas horas de su muerte, la autopsia cuya fidelidad desconocemos consigna una muerte natural. Esta joven tenía una pareja, estaba absolutamente golpeada su cabeza. Había sido operada hace un mes o más y tenía golpes muy recientes que no fueron considerados causa de la muerte". También estuvieron en la conferencia de prensa que se realizó ayer por la mañana: "sus familiares,4 para denunciar que quieren conocer la carátula que es secreto de sumario y no les informan nada. Nosotros lo estamos denunciando como femicidio porque así lo dicen sus familiares". El último caso es el de Silvia Morales: "El domingo a la mañana fue asesinada, era una mujer de 54 años, casada hace dos años con un vecino que vive exactamente enfrente y del cual se separó al poco tiempo. Este hombre la siguió persiguiendo a ella y a sus hijos de manera muy cruel. Silvia volvía de una fiesta el domingo a las cinco de la mañana y fue acuchillada en la puerta de su casa. Recién estuvimos en un programa de televisión con sus hijos. Ellos aseguran que algunos vecinos escucharon gritos. El hombre se entregó pero podría haber otros implicados, esto está por confirmarse", explicó.

Diagnóstico

Sobre la situación, Disatnik analizó: "Ha hecho que nosotras, que consideramos que solamente con la lucha de las mujeres vamos a poder desentrañar medidas concretas que se tomen desde el gobierno para parar a los femicidios y asistir a las mujeres que son víctimas de violencia, nos pongamos en camino. En diciembre se aprobó en Tucumán la ley de Emergencia. Nosotras veníamos peleando por eso exactamente hacía diez años. Desde 2007, siguiendo la consigna de las jujeñas en relación a la violencia sexual. La tomamos nacionalmente como exigencia de la ley de Emergencia en dos aspectos de la violencia, una es la doméstica y otra la sexual", informó. "Hemos peleado de miles de formas de expresión en la calle. Recién se promulgó en febrero, después de casi cuarenta días. Estamos a fines de abril y todavía no se ha tomado ninguna medida de emergencia. Tucumán no tiene un solo refugio para víctimas de violencia, la situación es muy grave. Hay una decisión política de no hacer nada, es una ley aprobada sin presupuesto. Sólo cuenta con el dinero de los ministerios a los cuales alude la ley. En los refugios se refiere al ministerio de Desarrollo Social, la dirección de Familia, de Mujeres, etc. En lo que tiene que ver con la vivienda para las mujeres víctimas de violencia, refiere a la dirección de la Vivienda. No hay ningún presupuesto específico de emergencia, nosotros la pedimos porque entendemos que el Estado argentino tiene en su presupuesto nacional y provinciales un parte guardada para emergencias", aseguró. Por eso, el movimiento de mujeres plantea que "de ese presupuesto debe ser asignado una parte para asistir a las mujeres y abrir ese refugio. Se ha aprobado una ley que crea tres fiscalías específicas y defensorías dedicadas a la violencia contra las mujeres".

¿Por qué aumentaron los femicidios?

"Estudiamos y reflexionamos bastante sobre este tema. Una de las cosas que hemos visto es que la crisis social que rige en el mundo, ligada a un sistema que no da respuestas a las necesidades de sus pueblos, ha hecho que la violencia y la emergencia sean innumerablemente mayores que antes. La crueldad en el delito común es como la conocemos hoy, y también la crueldad en el delito de los femicidios. Hablamos de femicidios sumamente crueles, con mujeres quemadas, acuchilladas, torturadas. Esa es una de las cosas que nos explicaría este incremento. Por otro lado, nosotros sí sabemos que existían antes y que no es problema de un gobierno en particular", consideró. "Los medios en general, y sobre todo los medios alternativos que reflejan el tema de la opresión de las mujeres, han ayudado muchísimo. Hemos sacado la 'emoción violenta', los 'crímenes pasionales' y el amarillismo que todavía existe en algunos medios hegemónicos. Eso ha ayudado muchísimo a que hoy las mujeres conozcan, por eso aumentaron las denuncias. Escribí un artículo hace quince años de una mujer llamada Nancy que fue asesinada un 8 de marzo. Ella fue a una radio unos días antes de que la mataran. Mi artículo se llamaba 'La tragedia anunciada' porque en aquellos años se denunciaba muy poco, pero Nancy sí había denunciado y sin embargo no había pasado nada", aseguró Disatnik. Para la activista por los derechos de las mujeres, "hoy las mujeres sí denuncian, después del primer Ni Una Menos aumentaron el 300% las denuncias a los teléfonos, en pocos días. La movilización popular y los medios ayudan a que las mujeres vayan conociendo este terrible camino de la violencia. Sigue habiendo una parte muy grande que aún no denuncia y sufre calladamente y en soledad la violencia en su casa, pero hay una parte que sí. El caso que nosotros tomamos como testigo de esto es de una mujer que se llamaba Claudia Lizarraga, tucumana, que hizo su primera denuncia en 1997. Una jueza recibió miles de denuncias, idas a la policía y a la jefatura, y dictaminó que ese hombre que la torturó física y psicológicamente durante veinte años viviera en esa casa dividida por un muro", relató y agregó: "De un lado el hombre y del otro la mujer. Sin embargo, ella consiguió pocos días antes de su muerte, una restricción del hogar. El tipo no respetaba el muro, tenía armas, había salido en el diario unos meses antes en la detención de un hijo de él que lo agredió defendiendo a su madre. Entonces, ¿qué hizo este hombre? Fue a la casa donde ella trabajaba cuidando enfermos y la asesinó en una plaza pública a las tres de la tarde. O sea que la denuncia en sí misma no resuelve la problemática. Lo que no vemos es que haya medidas urgentes de asistencia y además un plan de prevención eficaz que ayude a que esos casos no lleguen a femicidios. El femicidio nunca es el primer paso, siempre es el último. Ha habido en el medio miles de formas en que el Estado podría haber estado presente y los servicios públicos tendrían que haber operado para que estas mujeres pudieran salvar su vida y no lo han hecho".

Educación sexual integral, cero

Según Disatnik, cero es poco: "Menos cero. Han llegado los manuales que el gobierno anterior hizo. Fueron archivados, en algunos lugares los han quemado. Tucumán es una provincia con educación religiosa obligatoria. En las escuelas públicas, como se enseña música y plástica, se enseña religión. Es una materia más de la currícula escolar de los primarios de Tucumán. Por lo tanto, la educación sexual no ha tenido una buena aceptación. Tampoco tenemos docentes preparados para eso. Hay cursitos, pero siempre por afuera de las obligaciones de los docentes, todos pagos y con un cuerpo docente que no está instrumentado para eso. Hay muchos docentes que quieren pero son muy resistidos. Sé que renunció o echaron a la referente del programa acá en el ministerio de Educación, era una médica con muy buenas intenciones. En los hechos no se enseña educación sexual ni temas ligados a la violencia", planteó. "Sí hay una onda con respecto al bullyng sin entenderse muy bien qué quiere decir. Pero la perspectiva de género te la debo. Por otro lado tenemos una justicia que condenó a Belén que por suerte ha sido absuelta porque la Corte ha visto la fantochada que era ese juicio y las irregularidades y mentiras y las prácticas judiciales espantosas que se cometieron. Gracias al movimiento de mujeres, a una abogada que tuvo la valentía de tomar el caso y llevarlo científicamente bien logramos la absolución de Belén", recordó Disatnik. En este sentido, la militante destacó: "No se conoce o yo no conozco un caso como el de Belén en que hayamos logrado la absolución de una presa condenada a ocho años por aborto. Por un lado eso es una gran noticia pero hubo toda una andanada terrible, conservadora, posterior al 8 de marzo en la provincia con marchas provida y declaraciones contra una performance no muy feliz que hizo un grupo de feministas. Nosotros no acordamos con lo que hicieron, no nos parece que sea la forma de ir al debate con las mujeres católicas pero no acordamos para nada con la forma en que fueron demonizadas", aseguró.
Si bien la charla con Disatnik se dio horas antes de la aparición de los restos de Araceli Fulles, esto no implicó que, aún sin nombrarla, hayamos hablado de ella y de las razones por las que hay que seguir gritando #NiUnaMenos.

DESCARGAR

0 comentarios:

Publicar un comentario